Acusación

Preventiva por la muerte de su pareja: lo acusan de femicidio, él asegura que fue suicidio

Ocurrió en marzo pasado en la localidad de Casas. La mujer falleció en el Hospital Provincial de Rosario a raíz de las quemaduras.

Lunes 29 de Junio de 2020

Se llevó a cabo ayer la audiencia imputativa a Lisandro Cabral, el sospechoso de haber asesinado a su esposa, Verónica Soulé, a la que prendió fuego con alcohol en Casas (departamento San Martín) en marzo pasado. El juez Pablo Ruiz Staiger dictó la prisión preventiva del hombre de 35 años que fue detenido el viernes último, en su domicilio de Cañada Rosquín.

En la audiencia, que duró más de tres horas y se realizó en los tribunales de San Jorge, la fiscal Alejandra del Río expuso las razones que avalaron el pedido de prisión preventiva. Posteriormente el juez anunció que Cabral continuará detenido mientras duren las instancias del juicio por homicidio calificado agravado por el vínculo.

Soulé, de 31 años, resultó con quemaduras en su cuerpo en un hecho ocurrido el martes 17 de marzo en una vivienda de Casas. A raíz de las heridas que sufrió, la mujer murió el lunes 23 de marzo en el Hospital Provincial de Rosario.

Los médicos reportaron que al momento de su ingreso su cuerpo estaba quemado en un 88 por ciento. Según allegados y familiares, entre ellos sus hijos de 12 y 9 años, Soulé era víctima de violencia por parte de su pareja, por lo que intentan probar ante las autoridades que su muerte se trató de un femicidio y no un suicidio, como sostiene Cabral.

Fue la madre de la víctima quien la trasladó hacia el hospital. Ella relató que su hija se encontraba en shock y casi no se movía y aseguró que alcanzó a decirle: "Me quiere sacar a los chicos". La hermana de la víctima, Andrea Soulé, y algunos vecinos narraron que ese día, cerca de la medianoche, escucharon una pelea entre la víctima y su pareja. Luego, una vecina escucho una explosión a la que le siguieron gritos.

La madre de Verónica aseguró que la despertó su yerno, quien le mostró sus manos quemadas para reforzar su versión. Dijo que trató de ayudar a Verónica, que intentaba suicidarse prendiéndose fuego con alcohol.

"Llegó a la casa de mi mamá diciendo que ella se había prendido fuego y que él la había salvado. Le preocupaba más que le creyéramos que la vida de mi hermana", recordó Andrea, y agregó: "Mi mamá y mi otra hermana salieron corriendo a buscarla". Tras recorrer los 50 metros que separan una casa de la otra, se encontraron con una imagen desgarradora. La mujer yacía en el piso del baño, "sobre un charco de agua mezclada con cenizas".

Luego dijo que, mientras la trasladaban, Verónica pidió que la llevaran a un hospital "distinto", no al de Cañada Rosquín, donde la familia de su pareja "tenía influencias". La madre de la víctima manejó entonces hasta el hospital de Carlos Pellegrini, luego fue enviada al Samco de El Trébol, donde recibió atenciones, y luego la derivaron al hospital de Rosario, donde falleció siete días después.

En principio el delito fue investigado como suicidio. Tras la movilización de organizaciones de defensa de los derechos de la mujer la causa fue tramitada por la Fiscalía de Violencia de Género.

Ahora cobra fuerza la versión que sostiene la Fiscalía, que en la audiencia imputativa exhibió un video en el que especialistas del cuerpo de Bomberos Zapadores de Santa Fe reconstruyeron la mecánica de cómo se originó el fuego en el cuerpo de Verónica. Desestimaron que se encontraba de pie, como narró su esposo, lo que hubiese originado quemaduras en su rostro y el cabello, datos que no coinciden con los datos de la autopsia.

La fiscal también aportó elementos hallados en el lugar del hecho como encendedores, ropa incinerada en un balde plástico y una cinta de embalaje con pelos. También testimonios que daban cuenta sobre la violencia de género a la que fue sometida la victima a lo largo de los diez años de convivencia de la pareja.

Además, atacó la declaración de los hijos "por contaminación discursiva" del propio padre, quienes sostuvieron que su mamá fue quien se arrojó alcohol en el dormitorio tras la discusión mantenida con el padre y que su progenitor fue detrás de ella para salvarla. Las fallas de ese relato aportarían certezas en la búsqueda de la verdad, ya que las evidencias indican que los niños no vieron el momento que se inició el fuego. Eso sucedió a los pocos segundos en el antebaño.

Durante la audiencia, Martín Durando solicitó dejar a su defendido bajo tutela y ofreció caución y garantías contra fuga y entorpecimiento del proceso. El abogado subrayó que su cliente no posee antecedentes penales y alegó que la Fiscalía solo había ofrecido conjeturas de lo sucedido en una interpretación "sugestiva y tendenciosa, ya que los propios hijos, en el lugar del hecho, habían repetido ante los psicólogos el mismo relato que su papá".

Por su parte, el defensor Gonzalo Fornero recordó que en el expediente se asentaron tres episodios acreditados con testigos de intentos de suicidio de Soulé. También dio cuenta sobre el testimonio de las enfermeras que la atendieron en Carlos Pellegrini y El Trébol, que afirmaron que la propia víctima reconoció haberse autoflagelado prendiéndose fuego.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario