POLICIALES

Por segunda vez rechazan condenar en un abreviado al "Panadero" Ochoa como partícipe de un crimen

Un juez entendió que no hay evidencia para cambiar el rol del ex jefe de la barra de Newell´s en el asesinato del "Quemadito" Rodríguez

Jueves 31 de Diciembre de 2020

Por segunda vez en menos de tres meses, Diego “Panadero” Ochoa vio fracasar una propuesta de juicio abreviado en su nombre. Un juez rechazó un convenio donde el ex jefe de la barra de Newell's aceptaba 5 años y 4 meses de condena como partícipe secundario del crimen de su ex ladero en la hinchada Maximiliano “Quemadito” Rodríguez, asesinado hace siete años en Corrientes y Pellegrini. Es decir, un rol que lo corre del rótulo de instigador que le habían asignado en un primer momento. El magistrado consideró que ese cambio no está sustentado en la evidencia y declaró “improcedente” el convenio, lo que vuelve a dejar en suspenso el caso.

El juez Facundo Becerra hizo estas consideraciones al rechazar una propuesta que los fiscales Luis Schiappa Pietra y Pablo Socca habían acordado con el defensor Juan Pablo Audisio para resolver el último capítulo que Ochoa tiene pendiente con el fuero penal. La propuesta, que Ochoa admite, consiste en aplicarle 5 años y 4 meses de condena por el crimen de Quemadito. Y unificar en 18 años de prisión con una pena anterior que cumple en la cárcel de Piñero desde 2013 como instigador del crimen de su antecesor en la hinchada, Roberto “Pimpi” Caminos, asesinado en 2010.

>> Leer más: Una trama distinta corre al Panadero de su rol de instigador de un crimen

El mismo convenio se había presentado en octubre pero entonces el juez Héctor Núñez Cartelle lo rechazó al considerar que la Fiscalía podía ir a juicio oral bajo un encuadre más gravoso. Y también por una cuestión técnica. Entendió que no podía unificar condenas si una de ellas no estaba firme. Esa cuestión ya fue resuelta porque la defensa consintió la pena a 13 años y 4 meses por el crimen de Pimpi. El caso pasó por la Cámara Penal, que revocó el rechazo y reenvió la propuesta para que fuera presentada ante otro juez. Pero tampoco prosperó.

Fue un nuevo vuelco en una causa de trámite accidentado y opiniones divididas, que sorteó el traspaso del viejo al nuevo sistema penal. Ochoa llegó a ser sobreseído y luego procesado como instigador. En un juicio del que Panadero no participó hubo cuatro condenados por el crimen de Maxi, baleado el 5 de febrero de 2013 cuando estaba con su novia en la esquina de Corrientes y Pellegrini. En un departamento de esa cuadra se resguardaba tras ser atacado a tiros una semana antes. Un hombre le disparó a corta distancia en la cabeza desde atrás, en plena tarde, y huyó en moto con un cómplice.

Por el crimen, Héctor David “Porteño” Rodríguez fue condenado a 16 años y medio como autor material y Sergio Federico “Chuno” Acosta recibió a 14 años y medio como el conductor de la moto. Marcelo Jesús Romano, amigo de la víctima acusado de entregarlo, recibió 13 años y Walter “Walo” Acosta 6 años y medio como partícipe secundario por hacer un gesto que distrajo a Maxi.

>> Leer más: Procesaron al "Panadero" Ochoa, ahora por el crimen del "Quemadito" Rodríguez

Ochoa, en tanto, quedó bajo sospecha porque estaba enemistado con Quemadito desde un incidente del 8 de septiembre de 2010 cuando Maximiliano junto con su padre Sergio “Quemado” Rodríguez (condenado por el triple crimen de Villa Moreno) y el barra Matías Pera, lo desnudaron en público y en pleno partido en el Coloso para quitarle el poder en un hecho que se conoció como "la entangada".

Si bien primero fue considerado instigador, de cara un juicio oral los dos fiscales históricos del caso consideran que la prueba no alcanza para demostrar ese rol. Entienden que, en todo caso, Ochoa pudo haber actuado en un “refuerzo psíquico“ de atacantes que ya estaban decididos y tenían motivos propios para eliminar a Maxi. Esto surge de las últimas declaraciones del propio Ochoa, el Porteño Rodríguez y una hermana de la víctima, presente en la audiencia de ayer. Esos móviles se vinculan a la disputa por un búnker de drogas que gestionaba Quemadito en Doctor Rivas e Iriondo y que sus homicidas le arrebataron durante una temporada en que estuvo preso.

>> Leer más: Once años de prisión a "Panadero" Ochoa por instigar el crimen de "Pimpi" Caminos

El acuerdo dos veces frustrado _que tiene el visto bueno de la fiscal regional María Eugenia Iribarren y el fiscal general Jorge Baclini_ fue rechazado por Becerra con argumentos escritos que leyó en la audiencia y se transcribieron al acta. En lo esencial, dijo que no cabe admitir un acuerdo con hechos de menor gravedad que los señalados por la evidencia. El convenio sólo condena a Ochoa por colaborar con el homicidio aportando dinero. El juez no estuvo de acuerdo con sustraerlo de su responsabilidad por el primer atentado a Quemadito.

En cuanto al cambio de rol asignado al Panadero el juez dijo que “esta idea del refuerzo psíquico no es cosa que se desprenda de la evidencia, se sacan de ella conclusiones un tanto forzadas”. Consideró que las últimas declaraciones de Ochoa y Porteño pueden no ser creíbles y rechazó el acuerdo por “improcedente”. La decisión, para los fiscales, incurrió en una “desobediencia” al criterio de la Cámara Penal, que había revocado el rechazo previo de Núñez Cartelle. “Otra vez los jueces se ubican en el rol de jueces instructores, queriendo impulsar una investigación que es tarea de la Fiscalía”, dijo Socca. Ante la reiterada negativa, los fiscales evalúan modificar la acusación e ir directamente a juicio oral por el encuadre más leve.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS