Policiales

Piden 18 años de cárcel al acusado de un crimen al que juzgan desde ayer

Hugo Spinetti es uno de los imputados por el homicidio de Andrés Farías. El otro, Nicolás Caminos, fue condenado en un proceso abreviado.

Miércoles 22 de Agosto de 2018

Con el alegato de la Fiscalía con un pedido de pena de 18 años de prisión efectiva para Hugo Daniel Spinetti y el antecedente inmediato de una pena a 15 años impuesta para su cómplice como coautor material del homicidio, ayer comenzó a ventilarse en un juicio oral y público el crimen de Andrés Farías, de 26 años, ejecutado de cinco disparos de arma de fuego en Biedma y Solís el 26 de diciembre de 2015 tras asistir a una fiesta en la casa de uno de los acusados.

El joven ya condenado también está imputado de participar en el homicidio Rubén Ariel "Tubi" Segovia, acuchillado y estrangulado dentro de su celda en el penal de Coronda en abril pasado.

La carpeta judicial en la cual se investigó el asesinato de Farías y por la cual estaban acusados Spinetti y Pablo Nicolás Caminos tuvo una primera resolución la semana pasada, cuando la defensa del segundo acordó con la Fiscalía homologar un juicio abreviado. En ese trámite se resolvió imponerle una pena de 15 años de prisión efectiva como coautor material del delito de homicidio simple agravado por el uso y portación del arma de fuego.

Encaminado ese aspecto, ayer comenzó a ventilarse en el Centro de Justicia Penal (CJP) el rol de Spinetti en el asesinato. Según expuso en su alegato de apertura el fiscal de Homicidios Miguel Moreno, el imputado hizo un aporte fundamental, ya que fue quien condujo el Peugeot 206 que llevaba como acompañante a Caminos, el que finalmente gatilló.

Fiesta y reproche

Ante los jueces Román Lanzón, Hebe Marcogliese y Rodolfo Zvala, y el acusado junto a su abogado defensor Diego Rosúa, el fiscal recordó la mecánica del hecho. Describió que la noche del 26 de diciembre de 2015 Farías estaba con uno de sus hermanos menores en una fiesta en la vivienda de Spinetti.

Pero en un momento se desató una discusión cuando el dueño de casa supuestamente reprochó un ataque en el que había sido baleada su mujer, se arrimó a Andrés y le dijo: "¿Querés que te peguemos ahora?". Para evitar problemas, Andrés y su hermano Carlos decidieron irse.

Mientras caminaban por Biedma y Solís, de la última calle en sentido contrario apareció de frente un auto Peugeot 206. Según la pesquisa, Spinetti iba como conductor y Caminos como acompañante. Este último portaba un arma de fuego que disparó al menos 11 veces contra la humanidad de Farías, que recibió cinco proyectiles en distintas partes del cuerpo y se derrumbó.

Aunque el hermano trató infructuosamente de socorrerlo arrastrándolo al interior de un pasillo de Juan XXIII (Biedma) entre Rouillón y Martino (Solís), Farías murió a 15 cuadras de donde vivía, en el Fonavi de bulevar Seguí y Rouillón. En la escena del crimen el gabinete criminalístico de la Policía de Investigaciones (PDI) secuestró once vainas servidas calibre 9 milímetros evidencia que demuestra la ferocidad de la balacera.

Claramente

Para sostener esa idea del hecho, la Fiscalía convocó a declarar al hermano de la víctima y principal testigo del crimen. Ante el jurado, el hombre señaló claramente a Spinetti como el conductor del auto, dijo que lo conocía de antes y narró la secuencia del homicidio, pero aclaró que Caminos no estaba en la fiesta y nunca lo había visto. Y con un puntero láser marcó el lugar del ataque en un mapa desplegado en una pantalla. La descripción del testigo sirvió para avalar la hipótesis de que Spinetti fue a buscar a su cómplice luego de la discusión con Farías para concretar la letal emboscada.

También declararon dos hermanas de la víctima, que llegaron a lugar minutos después del homicidio, policías que participaron del procedimiento y peritos balísticos.

El titular de la acusación planteó así que Spinetti actuó como coautor del homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego y pidió la pena de 18 años de prisión. A ese montó solicitó que se le sumen tres años por un antecedente de portación de arma de guerra atenuada, lo que suma expectativa de 21 años de cárcel. El debate sigue hoy con el resto de la prueba ofrecida.

Perfiles

Caminos fue detenido tres días después del crimen de Farías. El joven, allegado a la familia del asesinado ex jefe de la barra de Newell's Old Boys Roberto "Pimpi" Caminos, es uno de los cuatro internos imputados en mayo pasado por el asesinato de Rubén Ariel "Tubi" Segovia, ex líder de una banda de Tablada y al que se lo vinculaba a tres homicidios.

Segovia fue estrangulado y apuñalado dentro de su celda el 24 de abril pasado. Caminos también está detenido a disposición de esa causa penal como coautor de homicidio triplemente calificado por ensañamiento, alevosía y premeditación. En tanto que Spinetti fue detenido el 12 de enero de 2016.

También fue acusado por un ataque contra otro joven, Andrés Maidana, que tras una larga internación sobrevivió a ocho disparos efectuados desde una moto en bulevar Seguí y Provincias Unidas el 5 de septiembre de 2015. Ese joven es parte de una familia que sufrió múltiples ataques como consecuencia de denuncias contra gente vinculada al negocio de la droga en la zona de Vía Honda. Su cuñada fue asesinada en junio de 2015, y el padre y un hermano de 14 años también fueron baleados.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario