Policiales

Peritos explicaron cómo identificaron voces en las escuchas a Los Monos

Son de la División de Acústica Forense de la Policía Federal y declararon por segunda vez en el juicio.

Jueves 22 de Febrero de 2018

Dos peritos de la División de Acústica Forense de la Policía Federal declararon por segunda vez en el juicio contra la banda de Los Monos. La primera fue el 12 de diciembre pasado, cuando dieron a conocer el resultado de las pericias que confirmaban que la voz en algunas de las escuchas telefónicas orientadas a probar la existencia de una asociación ilícita era la de Ramón "Monchi" Machuca y las de cuatro policías también vinculados a la causa. Ahora, cuando en el mismo juicio se ventila el homicidio de Diego Demarre, las peritos (que son de Buenos Aires) volvieron para dar cuenta de las pericias realizadas sobre otras escuchas a presuntos miembros de la banda.

La orden de enviar a peritar una serie de escuchas telefónicas fue emanada el 27 de junio de 2016 desde Fiscalía. Al día siguiente, los CD's que las contenían fueron enviados a la Federal y cayeron en manos de Vanesa Vigna y María Juliana Castro. Una es licenciada en física, la otra fonoaudióloga y ambas participaron en el cotejo de los audios incorporados como prueba en la causa por asociación ilícita y por el homicidio de Demarre, atribuido al clan de barrio Las Flores en venganza por el asesinato de Claudio "Pájaro" Cantero.

Cómo trabaja un perito

Ayer Vigna respondió las preguntas del fiscal Luis Schiappa Pietra y detalló ante los jueces Ismael Manfrín, Marisol Usandizaga y María Isabel Más Varela en qué consiste su trabajo, aunque en forma más escueta que cuando declaró por primera vez en diciembre. Según dijo, luego de recibir los materiales su primera tarea fue la de obtener el algoritmo Hash de cada audio. Se trata de un código alfanumérico, una especie de firma digital que se obtiene a partir de cálculos matemáticos. Si el archivo se modifica, ese número también lo hace, por lo que sirve para controlar que no se introduzcan cambios en las pistas.

Luego, su labor es la determinar si esos audios eran aptos de ser cotejados. Un audio puede no ser apto si la calidad de la comunicación telefónica es mala, si el llamado es muy corto, o si hay mucho ruido.

El paso siguiente fue realizado por la fonoaudióloga Castro, quién explicó el procedimiento para identificar a una persona a través del análisis de su voz y forma de hablar. Explicó que el análisis combina el uso de un software comparador automático con medios manuales para llegar a lo que denominó "concordancia perceptiva aural" en función de modalidades del habla y repeticiones de ciertas características, como "el farfulleo conocido como tartamudez".

El fiscal le preguntó por el análisis de determinadas escuchas y la testigo dio cuenta de lo aseverado en sus informes. Luego fue interrogada por el defensor Carlos Edwards, quien puso en duda la fiabilidad de la metodología citando resoluciones de distintas entidades internacionales. Castro dijo conocer esos dictámenes y resoluciones, y argumentó que algunos no tenían incumbencia y otras habían caducado con la aparición de nueva tecnología en la materia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario