Policiales

Pasan al fuero federal la causa penal al exfiscal Rodrigo por escuchas ilegales

Ayer se reunieron el presidente de la Corte, el ministro de Seguridad, el titular del Servicio Penitenciario y jueces

Sábado 28 de Octubre de 2017

La causa en la que se investigan las escuchas ilegales realizadas por el ex fiscal Fernando Rodrigo, hecho por el cual tres mujeres habían pedido el último miércoles "su inmediata citación a audiencia imputativa" ante el Ministerio Público de la Acusación (MPA), fue derivada al fuero federal según indicaron ayer fuentes judiciales.

   Rodrigo fue apartado de su cargo y está bajo investigación por la comisión de escuchas ilegales contra tres mujeres abogadas, una de ellas quien fuera su ex pareja y compañera de trabajo en la Fiscalía. La causa estaba en manos de la fiscal Natalia Benvenuto, con sede en Cañada de Gómez, quien tras recibir la denuncia luego de la intervención de la auditora interna del MPA, María Cecilia Vranicich, realizó la investigación y procesó la evidencia recolectada, concluyendo ahora que era "pertinente" enviar la investigación a la Fiscalía en lo Criminal y Correccional Federal del Ministerio Público Fiscal de la Nación.

   En ese marco, en un documento que envió al MPA y se conoció públicamente ayer, la fiscal sostiene que "se entiende en esta instancia que resulta menester clarificar la competencia judicial (material y territorial) para conocer en este proceso, no pudiendo desconocerse los precedentes jurisprudenciales de la Suprema Corte de Justicia de la Nación que reiterada y elocuentemente ha sido precisa en determinar que supuestos de esta naturaleza deben ser sometidos al fuero de excepción con competencia territorial en la Ciudad Autonóma de Buenos Aires".

   Así las cosas, se indica que la fiscal Benvenuto sostiene que "es jurisprudencia del Alto Tribunal de la Nación que los delitos relacionados con telecomunicaciones en general y con intervenciones de llamadas telefónicas y mensajes de texto en particular resultan de competencia única y exclusiva de la Justicia Nacional en los Criminal y Correccional del Poder Judicial de la Nación, aunado a que los delitos que concurren no pueden escindirse de la investigación so riesgo de afectar los principios y economía procesal".

Una breve carrera

La carrera del joven fiscal Fernando Rodrigo, quien trabajaba en la Unidad de Investigación y Juicio del MPA de Rosario, se cortó abruptamente cuando el 22 de agosto pasado quedó en medio de un escándalo y fue separado de su cargo bajo sospecha de ordenar intervenir el celular de una compañera de trabajo que había sido su pareja, de dos de las amigas de esa joven y del entorno familiar de la mujer con quien había mantenido una relación sentimental.

   Esa irregularidad fue advertida por otro empleado de Fiscalía al notar que uno de los números que pedía pinchar era de una abogada que trabajaba con ellos como pasante. Pero además, se sospecha que Rodrigo habría interceptado la línea telefónica de otras personas, las cuales hasta el momento se desconocen.

   La denuncia de las mujeres fue por los delitos de "interceptación indebida de comunicaciones, abuso de autoridad y falsedad ideológica de instrumento público". Y remarcaron que "los pedidos de intervenciones ilegales a sus líneas telefónicas indujeron a los jueces que manejaban esas causas a cometer errores".

   En ese sentido, el gobernador Miguel Lifschitz le aceptó la renuncia a Rodrigo evitando así que el ex funcionario sea sometido a un jury de enjuiciamiento, aunque la pesquisa seguía el camino de cualquier investigación ordinaria.

   Sin embargo, ayer a la mañana la Justicia Federal de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires recepcionó la causa caratulada "Fernando Rodrigo s/abuso de autoridad" asignándola al juzgado en turno y la investigación se hará lejos de Rosario.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS