Policiales

Mataron de al menos ocho tiros a un joven en barrio Santa Lucía

Facundo Acosta tenía 21 años. Fue asesinado el lunes a la noche cuando caminaba por el pasaje 1741 al 7600. Le dispararon desde un auto al menos 8 balazos.

Miércoles 28 de Octubre de 2015

La sucesión de crímenes no cesa en el barrio Santa Lucía, un territorio signado por la pobreza y donde los conflictos se resuelven de una manera tan cruenta como absurda. El lunes a la noche, un muchacho de 21 años fue asesinado de al menos ocho balazos por personas que dispararon desde un auto.

Al cierre de esta edición, los investigadores policiales y judiciales no habían determinado en forma fehaciente la motivación del violento suceso, pero una de las hipótesis que manejaban es que el asesinato puede estar vinculado con el crimen de dos adolescentes ocurrido un mes atrás (ver aparte).

Auto blanco. Cerca de las 22 del lunes, Facundo Acosta recibió los balazos mortales disparados por los ocupantes de un auto blanco con vidrios polarizados. Se iba a cambiar de ropa a su casa del pasaje Aguilar al 7700 ya que luego planeaba cenar en lo de la madre de la novia.

Las balas le perforaron el pecho y la cabeza cuando caminaba por el pasaje 1741 al 7600. Mientras Facundo se derrumbaba agonizante en la vereda, vecinos desesperados lo subieron a un auto y lo llevaron al policlínico San Martín, pero murió en el camino.

Según fuentes policiales, Acosta fue asesinado tres días después de haber recuperado la libertad. "El viernes fue excarcelado porque estaba bajo arresto domiciliario", explicó el vocero consultado, y agregó que en su prontuario aparecen los delitos de portación de arma de fuego, tentativa de robo y lesiones. Sin embargo, una mujer que dijo ser la madre de Acosta afirmó en una red social que el joven fallecido no tenía antecedentes penales.

Miedo. Ayer al mediodía algunos vecinos prefirieron no comentar nada sobre lo ocurrido. "Ibamos a hacer una marcha, pero todos se fueron porque tienen miedo", dijo una chica. A unos metros, ocho policías se postaban en dos patrulleros en el pasaje 1741, frente a la escuela Nº 1.387, un sector del barrio poblado con viviendas de material cercano al asentamiento ubicado detrás del puente de la avenida de Circunvalación, donde asoman casillas de chapa y madera.

Una fuente judicial indicó que el fiscal de Homicidios Pablo Pinto aguardaba el resultado de la autopsia para determinar cuántas balas recibió la víctima. "Hasta ahora no hay testigos directos. Se evalúan los testimonios de allegados a la víctima. Se recogieron los nombres de algunos posibles autores, pero todavía no hay datos concretos", comentó el vocero consultado.

Una fuente de la fiscalía también indicó que en la barriada donde ocurrió el crimen de Acosta hay videocámaras instaladas y los investigadores observarán las imágenes registradas con la intención de avanzar en la pesquisa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS