Banda Los Monos

Matan de cuatro tiros a un hombre en supuesta venganza por otro homicidio

Juan Carlos Schneider tenía 42 años y fue investigado por el crimen de Isabel "Chabela" Cantero, prima del jefe del clan de Los Monos. En el mismo ataque también resultó herido un cuñado de la víctima.

Viernes 06 de Julio de 2018

Un apellido a veces marca el destino. Tal vez Juan Carlos Schneider, un hombre de 42 años nunca lo pensó así, pero ayer a la tarde "un chico, casi un pibito" entró a una casa de chapas y paredes grises de Magaldi al 9800 y disparó ocho veces contra él y su cuñado, Javier R. D. En el ataque Schneider recibió cuatro tiros en el cuerpo y falleció camino al policlínico San Martín; su familiar, de 37 años, fue alcanzado por proyectiles en las piernas y fue internado fuera de peligro.

La víctima era padre de un joven asesinado en una balacera en Flor de Nácar y Malvón, en el corazón del barrio Las Flores, en octubre de 2015; y hermano de uno de los sospechosos de haber participado en el crimen de Isabel "Chabela" Cantero, cometido en España al 7000 en junio de 2017. Esa mujer era prima de Ariel "El viejo" Cantero el fundador del clan de Los Monos. Por ese crimen, según cuentan por lo bajo, fue muerto a tiros Sergio "Nango" Díaz en enero de este año mientras circulaba con su bicicleta por el acceso Sur, en Villa Gobernador Gálvez.

En el caso de ayer los vecinos contaron que "como a las 3 (de la tarde) un pibe con una camiseta de Rosario Central entró a la casa donde vive Javier y empezó a tirar. El que más recibió fue Schneider". Por su parte la familia de la víctima fatal, que vive a metros de donde ocurrió el crimen, asegura que no tienen "nada que ver con los otros Schneider. Nos enteramos de lo de esa señora «Chabela» y de la coincidencia de apellidos, pero nada más. Para mí que lo confundieron con otros Schneider que viven por acá", aseguraron familiares de la víctima.

Según los pesquisas, el tirador entró a la casa, gritó un nombre, disparó y corrió por calle Magaldi hasta Benteveo. "El chico era flaquito, con la camiseta de Central y en la mano tenía una 9 milímetros. No miró a nadie ni se dio vuelta para nada. Lo esperaba a mitad de cuadra un Volkswagen Bora gris que arrancó tranquilo", dijo un testigo.

"Se confundieron"

Hasta ese momento, según contó la familia Schneider, la vida de Juan Carlos era rutinaria: "Se levantaba a las 12, se iba a cirujear y cuando tenía para los puchos ya estaba. A la noche se dormía tarde. No tenía problemas con nadie y era padre de ocho chicos. Nunca estuvo preso más que por una denuncia que le hizo la mujer, pero se pasó un par de días en comisarías, nada más". Aseguran que "lo confundieron y a Javier también. Son gente que no molesta a nadie".

La zona del ataque es casi descampada y rodeada de casas muy humildes. Los pesquisas trabajaban ayer en la hipótesis de "un pase de factura" por la muerte de "Chabela" Cantero. Pero la familia declaró ante la policía y dio su versión: "Se confundieron". Y callaron u omitieron situaciones anteriores.

El caso quedó en manos de la fiscal de Homicidios Goergina Pairola, quien luego de relevar que en la zona no hay cámaras de vigilancia ordenó las pericias pertinentes.

Muertes de dos lados

El crimen de "Chabela" Cantero ocurrió en España y Los Lirios, en barrio Las Flores. Allí y en una pelea poco clara, una mujer se tiroteó contra otras cuatro y entre esos tiros cayó Isabel Petrona Cantero, de 56 años, a la que sindicaban como una vendedora de drogas. También resultaron heridas Juliana Maldonado, de 22 años; Micaela Salcedo, de 23; y la nieta de la víctima fatal, Luisana Cantero, de tan sólo 16 años. Poco después la policía detuvo en su propia casa, a metros de la escena criminal, a María de los Angeles "Pato" Schneider, de 27 años.

Tras el crimen fue incendiada la casa de España al 7100 donde vivía Schneider y su pareja, Sergio "Nango" Díaz, quienes fueron señalados como protagonistas de los disparos y demorados por la policía. Luego recuperaron la libertad y en enero de este año "Nango" fue acribillado en Villa Gobernador Gálvez.

En julio de 2017 también murió el hermano de "Nango", Gustavo César Díaz, acribillado un 14 de julio en un pequeño ranchito de zona sur. Según dijo la mujer de la víctima el día del ataque, los tiros estaban dirigidos para su cuñado, quién llevaba unas pocas horas escondido en el lugar.

En agosto del año pasado, en tanto, cayó José "El chino" Schneider, hermano de "Pato". Los conocedores de la saga de venganzas aseguran que los dos ataques fueron perpetrados por el mismo sicario, un muchacho sigiloso, muy cercano a "Chabela", que busca ganarse el favor de la familia Cantero.

En cuanto a Juan Carlos Schneider, de 18 años e hijo del hombre muerto ayer, fue acribillado en octubre de 2015, aunque evidentemente esa muerte no tuvo relación con la de "Chabela", perpetrada dos años después.

En noviembre de 2017 se realizaron unos treinta allanamientos en el barrio Las Flores ordenados en forma conjunta por los fiscales Adrian Spelta y Georgina Pairola, de la Unidad de Homicidios Dolosos, y Paola Aguirre y María de los Angeles Granato, de la Unidad de Flagrancia. El centenar de efectivos de la Policía Federal fue desplegado para tratar de saldar una seguidilla de homicidios que se produjeron en junio de ese año tras la muerte "Chabela", pero los resultados fueron muy pobres.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario