Policiales

Lo detienen tras hallar en su patio una moto robada y lo apresan

Un hombre de 50 años fue detenido ayer sospechado de haber encubierto a dos ladrones que minutos antes habían asaltado a una mujer en Virasoro y Pascual Rosas, en la zona sudoeste de la ciudad.

Jueves 03 de Mayo de 2018

Un hombre de 50 años fue detenido ayer sospechado de haber encubierto a dos ladrones que minutos antes habían asaltado a una mujer en Virasoro y Pascual Rosas, en la zona sudoeste de la ciudad.

El hecho ocurrió ayer cerca de las 6.30, cuando José E. se despertó con ruidos y gritos y al asomarse a la ventana pudo ver cómo dos hombres amenazaban a su esposa con una escopeta y tras un breve forcejeo le robaban la moto Rouser negra de 150 centímetros cúbicos que el matrimonio estacionaba en el patio de ingreso a la casa.

El hombre de 32 años llamó a la policía y minutos después denunció el robo a efectivos del Comando Radioeléctrico, a quienes les aportó descripciones de los jóvenes ladrones.

Con esos datos los efectivos comenzaron a patrullar la zona y en Lima al 2700 se toparon con un joven que, en la puerta de un pasillo de ingreso a un asentamiento, manipulaba una escopeta como la descripta.

Persecución

Al ver a los efectivos el sospechoso comenzó a correr y se metió en un pasillo. Varios policías —a esa altura ya había más móviles incorporados al procedimiento— lo siguieron hasta verlo entrar a una vivienda precaria.

El sospechoso escaló una cerca y atravesó el patio de una propiedad para seguir con su desesperada huida.

Adentro de esa casa los uniformados hallaron estacionada en el patio la moto Rouser robada. También encontraron una escopeta calibre 16 y una "tumbera", arma de fabricación casera con un cartucho en su interior.

Según fuentes policiales, cuando los efectivos consultaron por esos elementos el dueño de casa —Daniel A., de 50 años— éste contestó con evasivas y no pudo justificar la presencia de esas armas y de la moto en su patio. Por ello quedó detenido por orden de la Fiscalía de Flagrancia.

Respecto de los sospechosos, el dueño de casa dijo que quien huyó entre los pasillos era su hijo mientras que adjudicó la propiedad de la tumbera a un sobrino.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario