Policiales

Lo condenaron a 6 años de cárcel por el violento asalto a una rotisería

Un hombre de 43 años fue condenado a seis años de prisión efectiva por un violento atraco cometido dos años atrás en una rotisería de la zona oeste.

Jueves 15 de Marzo de 2018

Un hombre de 43 años fue condenado a seis años de prisión efectiva por un violento atraco cometido dos años atrás en una rotisería de la zona oeste. Se trata de Diego Mariano Fernández, detenido momentos después del asalto luego de un tiroteo con efectivos policiales mientras un cómplice suyo logró escapar con un botín estimado en unos 50 mil pesos.

Fernández fue sentenciado al término de un juicio oral ante un tribunal unipersonal integrado por el juez penal Juan Carlos Curto, quien lo sentenció por el delito de robo calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo puede tenerse por acreditada. En tanto, el acusado fue absuelto por el beneficio de la duda de otro delito que se le achacaba: "atentado calificado a la autoridad por el abuso de arma agravado por ser dirigido a un miembro de las fuerzas de seguridad".

Violento

Fernández llegó al banquillo por un atraco ocurrido el 29 de enero de 2016 en una pizzería y rotisería ubicad en la esquina de San Luis y Paraná, en el barrio Azcuénaga. Eran cerca de las 13.30 cuando dos delincuentes ingresaron armados al local aprovechando que se retiraba un proveedor y por eso los comerciantes habían abierto la puerta de rejas tras la cual atendían.

Una vez en el interior del negocio, los hampones esgrimieron armas de grueso calibre para amedrentar al propietario, su mujer y su hijo para que les entregaran el dinero recaudado. Primero los obligaron a ir a la planta alta del local, donde viven las víctimas, y comenzaron a pegarles y amenazarlos.

"Decían que venían con un dato seguro y que en casa yo tenía 50 mil pesos. Mientras le pegaban mucho a mi mujer yo les dije que pararan, que se llevaran todo", recordó entonces el dueño de la rotisería. En ese marco, el hijo del hombre tomó una decisión arriesgada que precipitó la huida: saltó por la ventana unos siete metros y corrió para dar aviso a la policía.

Entonces, menos de diez minutos después de haber irrumpido, los ladrones decidieron escapar lo más rápido posible. Con la plata en la mano alcanzaron a salir del negocio mientras llegaban las patrullas.

Así, mientras se desataba un tiroteo entre uniformados y ladrones, uno de los hampones (Fernández) corrió hacia las vías ubicadas a media cuadra y fue capturado en Matienzo y San Luis luego de un intercambio de disparos que no arrojó lesionados. El otro logró subir al auto en el que aparentemente habían llegado y escapar con el botín.

Acusado por el fiscal de Investigación y Juicio Carlos Covani, y defendido por la abogada Luisa Cañavate, del Servicio Público Provincial de la Defensa Penal, el juicio oral contra Fernández terminó el lunes y el hombre de 43 años resultó condenado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario