Policiales

La Fiscalía replicó los alegatos de las defensas de Los Monos

Desde el lunes empezarán a alegar las partes en torno a los cinco crímenes que se les achacan a la banda de barrio Las Flores.

Sábado 24 de Marzo de 2018

Los alegatos de cierre de la causa por asociación ilícita que se sigue contra los acusados de integrar la banda de Los Monos terminó ayer con las réplicas de la Fiscalía a los alegatos de las defensas. El fiscal Gonzalo Fernández Bussy respondió a las críticas que los representantes legales de los imputados hicieron a su investigación e intentó reforzar un punto central para su teoría: el de la validez de las escuchas telefónicas. La semana próxima las partes comenzarán a exponer sus alegatos de cierre por los cinco homicidios que forman parte de la causa: el de Lourdes Canteros, el de Diego Demarre y el triple crimen que tuvo por víctimas a Marcelo Alomar y a Nahuel y Norma César.

   Se estima que la que viene sea la última semana en la que las partes (y tal vez algunos de los acusados) hagan exposiciones en el marco de este extenso juicio. Luego vendrán días de deliberación a lo largo de las cuales los jueces Ismael Manfrín, María Isabel Más Varela y Marisol Usandizaga deberán definir el destino de los acusados.

Escuchas bajo la lupa

Ayer Fernández Bussy hizo algunas consideraciones respecto de los alegatos expuesto por las defensas e hizo eje, sobre todo, en la cuestión de las escuchas telefónicas ordenadas por el juez instructor Juan Carlos Vienna el 23 de abril de 2013 por pedido de la Brigada Operativa de Judiciales (BOJ).

   Esas escuchas, que estructuran gran parte de las acusaciones de la Fiscalía, fueron blanco del ataque de la mayoría de los defensores por considerarlas arbitrarias: sostienen que se ordenaron basándose en hipótesis de la Brigada que señalaba a los Cantero como responsables de algunos crímenes, pero que no explicaban el origen de esa teoría.

   La Fiscalía planteó que había otra Brigada, encabezada por el ex comisario Marcelo Marcos, que manejaba la misma información respecto del clan de barrio Las Flores. Sin embargo, las defensas remarcaron que esa repartición se conformó un mes y medio después de que se iniciaran las escuchas, luego de que Claudio "Pájaro" Cantero fuera asesinado el 26 de mayo de 2013.

Últimos alegatos

El jueves a la tarde se cerraron los alegatos defensistas por el policía David Cárdenas y el representante de futbolistas, Francisco Lapiana.

   Respecto del cabo 1º Cárdenas, para quien la Fiscalía solicitó una pena de 6 años y medio de prisión y 10 años de inhabilitación por los delitos de asociación ilícita y violación de secreto su defensora, Florencia Chaumet, sostuvo que "durante el debate la Fiscalía no aportó elementos para probar esos delitos".

   Cárdenas se desempeñaba como policía en la subcomisaría de Fighera y se le achaca haber brindado información sobre un allanamiento a "Monchi" Cantero. Sin embargo, su defensora remarcó que por el lugar en el que trabajaba no podía tener acceso a esos datos. Al inicio del juicio, él mismo lo había dicho: "Lo más llamativo que pasa ahí (Fighiera) puede ser un accidente de tránsito en la autopista".

   Además, Chaumet remarcó que lo que la Fiscalía presentó en su contra "es una escucha en la que «Monchi» habla con un tal «Pino» y no está acreditado que se trate de Cárdenas porque no hubo pericia sobre esa escucha. Además, el apodo por el que lo conocían a Cárdenas es «Gardel», porque usaba gomina".

   Por Francisco Lapiana, sobre quien pesa un pedido de pena a 6 años de prisión, alegó el abogado Fausto Yrure, quien además de pedir la nulidad total de las escuchas, planteo que ya había realizado por sus demás defendidos, entendió que "no hay prueba" de que su clilente haya formado la asociación ilícita.

   La Fiscalía considera que Lapiana era un prestanombre de Los Monos, para quien hacía negocios comprando y vendiendo jugadores de fútbol. Yrure remarcó que "no se acreditó con ningún tipo de documentación que eso haya ocurrido".

   Además, sostuvo que en las escuchas sólo se oye a dos personas hablando de fútbol y que en una puntual, en la que "Monchi" habla presuntamente con Lapiana sobre una posible maniobra comercial, terminan por descartar en negocio, por lo que tampoco allí hay delito.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario