Banda Los Monos

La defensa de "Guille" Cantero pidió la absolución por el crimen de Demarre

Según argumentó su abogado, el acusado se encontraba en el velatorio de Claudio "Pájaro" Cantero cuando el dueño del boliche fue asesinado el 27 de mayo de 2013.

Miércoles 14 de Febrero de 2018

La defensa de Ariel "Guille" Cantero, uno de los suspuestos líderes de la banda narcocriminal Los Monos, solicitó hoy la absolución por el crimen de Diego Demarre, el dueño del boliche donde en 2013 fue ultimado Claudio "Pájaro" Cantero. En ese instante, según argumentó su abogado, el acusado se encontraba justamente en el velatorio de su hermano.
El pedido fue formulado tras la reanudación de las audiencias del juicio a esa banda narcocriminal con los alegatos de los defensores de los cuatro acusados del homicidio de Diego "Tarta" Demarre, asesinado a balazos en presunta venganza por el crimen del Pájaro.
El homicidio de Demarre fue cometido el 27 de mayo de 2013, un día después del de Pájaro Cantero, quien en ese momento era sindicado como el líder de Los Monos.
Fausto Yrure, abogado de Guille, afirmó en su alegato ante el tribunal que su defendido "no fue partícipe, no fue el autor" del crimen de Demarre "porque ese día estaba en el velorio de su hermano".
En sus argumentos, el letrado destacó que el imputado "no fue reconocido como el que disparó por la esposa de Demarre", quien viajaba como acompañante de la víctima a bordo de una camioneta Peugeot Partner blanca cuando se produjo el ataque a tiros.
Y al solicitar la absolución de su defendido, Yrure calificó de "bélica" y "sin razón en los hechos y tampoco en el derecho" la estrategia de los fiscales de la causa, Gonzalo González Bussy y Luis Schiapa Pietra.
Con similares argumentos alegaron los defensores de los otros tres acusados, Leandro Alberto Vilches, alias Gordo; Jorge Emanuel Chamorro, alias Ema; y Andrés Fernández, alias Gitano, quienes también pidieron la absolución de todos ellos.
Demarre era dueño del boliche "Infinity Night" de Villa Gobernador Gálvez, donde la madrugada del 26 de mayo de 2013 fue asesinado el Pájaro Cantero.
De acuerdo con los acusadores, el crimen de Demarre fue organizado y ejecutado por Los Monos, que sospechaban que aquel "había entregado" a quien por entonces era su líder.
Según la investigación, el dueño del boliche fue asesinado cuando llegaba a su casa junto a su esposa, Betita Quintana, tras haber concurrido en forma espontánea a los Tribunales ante las versiones que lo vinculaban al crimen del Pájaro.
Los fiscales González Bussy y Schiapa Pietra basaron sus acusaciones en el análisis de una serie de escuchas telefónicas y de las imágenes de distintas cámaras de seguridad, y por eso sostienen que Demarre fue atacado desde un Volkswagen Bora conducido por Gitano Fernández, quien llevaba como acompañante a Guille, imputado de haber sido el autor de los disparos.
Mientras que Vilches y Chamorro están acusados de ser "partícipes secundarios", por haber realizado el seguimiento previo a Demarre y alertar a sus cómplices de los movimientos de la víctima.
Los pesquisas determinaron que luego de haber sido utilizado en el crimen, el Volkswagen Bora fue repintado, vendido y apareció en la provincia de Córdoba.
Tras los alegatos de hoy, el tribunal -integrado por los jueces Ismael Manfrín, María Más Varela y Marisol Unsandizaga- anunciaron que el debate continuará esta semana y la próxima con la declaración de unos 60 testigos propuestos por la parte acusadora.
Entre las personas citadas se encuentra el actual futbolista Angel Correa, ya que se sospecha que su pase en 2012 al club San Lorenzo fue gestionado por Francisco Lapiana, un cazador de talentos futbolísticos de las ligas santafesinas e intermediario, y realizado con dinero proveniente del narcotráfico que Los Monos lavaban con la compra de jugadores.
En este juicio oral se acusa a los líderes de la narcobanda de asociación ilícita y de cinco homicidios cometidos en 2013, entre ellos el de Tarta.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario