Policiales

Imputados con prisión preventiva por un ataque a tiros contra un joven

El fiscal de Homicidios Miguel Moreno imputó ayer a los dos jóvenes detenidos la tarde del martes en Lamadrid al 400 bis por un ataque a balazos.

Viernes 13 de Abril de 2018

El fiscal de Homicidios Miguel Moreno imputó ayer a los dos jóvenes detenidos la tarde del martes en Lamadrid al 400 bis por un ataque a balazos. Agustín Daniel A., de 18 años, y Luis Alberto S., de 26, fueron acusados como coautores tentativa de homicidio contra el sobrino de Juan Carlos "Carancho" Flores Camino, asesinado el pasado el 3 de abril en Villa Gobernador Gálvez. Además a Agustín A. se le imputó la portación de arma de guerra sin autorización y encubrimiento. En ese marco el juez Héctor Núñez Cartelle les dictó a ambos prisión preventiva por el plazo de ley.

Cerca de las 16.45 del martes Bruno Ezequiel C. fue llevado al Hospital Roque Sáenz Peña. Tenía al menos cinco impactos en abdomen, muslo y hombro derechos, pierna y brazo izquierdos. Familiares del joven de 25 años indicaron que lo habían baleado en inmediaciones de un quiosco de drogas de Alem al 4000. Fuentes de la investigación indicaron que el herido fue sometido a nuevas cirugías ayer.

Oficialmente se precisó que, minutos después del ataque, efectivos de la PAT vieron a dos hombres en una moto Corven 110 similar a la descripta por testigos de la balacera. Tras una breve persecución los detuvieron en Lamadrid al 400 bis, uno de ellos en una casa donde intentó refugiarse y se secuestró una pistola que habrían usado en el hecho.

Parientes

Carancho Flores, el tío de Bruno, fue asesinado el 3 de abril pasado por dos hombres que bajaron de un auto en la puerta de su casa del barrio Pueblo Nuevo de Villa Gobernador Gálvez, donde se había afincado tres años atrás luego de dejar Tablada por conflictos en Alem al 4000. En diciembre pasado Flores había recibido una severa advertencia cuando acribillaron, en el mismo lugar, a su yerno Alberto Menéndez. Sobre Carancho también se escuchó que era una referencia en el puerto de Rosario y que por eso su muerte marcó un quiebre dentro de maltrecho tablero de las relaciones de esa zona.

Agustín A. y Luis S. se sentaron ayer en el banquillo, el primero acompañado por su abogado Pedro Grabar y el otro por Bárbara Reynoso. Tras escuchar la acusación del fiscal —tentativa de homicidio calificado para los dos y portación de arma para A.— los defensores negaron la participación de sus clientes.

El fiscal Moreno pidió la prisión preventiva por el plazo de ley, es decir dos años con revisión obligatoria cada 60 días. Grabar y Reynoso se opusieron y pidieron morigerar la prisión con el pago de una fianza. El primero solicitó además custodia policial a la casa de los padres de su cliente, que residen a siete cuadras del lugar donde balearon a Bruno.

El juez admitió la acusación y dictó la prisión preventiva sin plazos para los acusados, que seguirán detenidos en la Unidad Penitenciaria 6. Además dispuso protección policial para la familia de Agustín A.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario