Policiales

Imputado de balear a una mujer en una saga de tiroteos por un conflicto barrial

Un joven quedó con prisión preventiva como presunto coautor de una tentativa de homicidio ocurrida en agosto en Misiones al 2100.

Miércoles 12 de Febrero de 2020

Un joven quedó preso como sospechoso de haber participado de un ataque a tiros contra una vivienda del barrio Santa Lucía en el cual resultó herida una mujer de 60 años. Se trata de Alfredo Eduardo S.C., de 24 años y apodado "Edu", detenido el viernes pasado en un control vehicular e imputado el lunes como coautor de un homicidio en grado de tentativa por la fiscal Marisol Fabbro.

Por este ataque, que está inscripto en un enfrentamiento entre dos grupos que produjo al menos otros tres homicidios, ya estaba detenido un joven identificado como Maximiliano G. cuya prisión preventiva vence el próximo 25 de marzo. En tal sentido, y a pedido de la fiscalía, la jueza de primera instancia Valeria Pedrana dictó prisión preventiva hasta ese mismo día para "Edu", cuando se revisen las situaciones cautelares de ambos coimputados.

Merodeando

El hecho por el cual fue acusado S.C. ocurrió el 8 de agosto en Misiones al 2100, una diagonal que marca uno de los límites de la traza del barrio Santa Lucía en el extremo oeste de la ciudad. A Edu se le atribuyó haber pasado por esa cuadra junto con el coimputado Maxi, ya detenido a fines de diciembre pasado, y otro hombre apodado "Carita".

Según la acusación, los tres habían pasado varias veces por ahí ese día en dos vehículos. Maxi iba en un Peugeot 206 gris mientras que Edu y Carita circulaban en una moto azul. Sin embargo, alrededor de las 21 el trío volvió en otro auto, también color gris y entonces comenzaron a disparar contra la vivienda donde estaban Catalina A. y su familia.

La mujer de 60 años estaba lavando ropa y cuando escuchó los disparos fue hacia la parte delantera de la casa con la intención de cerrar el portón. Entonces fue alcanzada por un balazo a la altura del abdomen sin orificio de salida que puso en peligro su vida. Vecinos la trasladaron en un vehículo particular hasta el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca).

En la escena se colectaron nueve vainas servidas calibre 9 milímetros —siete de ellas en la vereda— y tres calibre 40, algunas en el interior de la casa. En un portón se verificó un impacto de bala, otro en el marco del portón y cinco orificios en una puerta de chapa blanca. También se encontraron balazos en una moto y en una pared.

De los testimonios recabados en la zona, y a través de testigos de identidad reservada, se estableció que antes del atentado habían visto pasar por la cuadra a Carita y Edu en una moto, y a Maxi en un auto gris. Y al momento del ataque a tiros, vieron a los tres a bordo de un auto gris "más o menos nuevo".

Vínculos

A medida que la pesquisa por la balacera avanzaba, hubo al menos tres homicidios vinculados con aquel ataque. Tres días más tarde, el 5 de agosto pasado, un ataque a tiros contra una vivienda de pasaje Seren al 7700, en inmediaciones del barrio 7 de Septiembre, causó la muerte de Sol Jazmín Delgado, de 21 años. Los investigadores creen que en esa casa estaban Carita y Edu, quienes resultaron heridos.

Meses después, la noche del 19 de noviembre fue asesinado Sergio Carlos Birri en la puerta de su casa de Estudiante Aguilar al 7700, en Santa Lucía. El hombre de 55 años, alcanzado por varios balazos disparados desde una moto, era yerno de Catalina A. En la mira por el crimen fueron mencionados Carita y otro joven que tendrían una vieja disputa con un hijo de la mujer baleada.

Días después, el 24 de noviembre pasado, fue asesinado Rubén Sergio Giménez en una canchita de fútbol de Pujato al 8000. Este hombre de 41 años, hijo de Catalina, tenía pedido de captura por el crimen de Sol Delgado.

En ese contexto los investigadores establecieron que si bien algunos miembros de la familia Giménez y los agresores mantenían un enfrentamiento desde 2014, el año pasado recrudeció cuando Maxi, Carita y Edu se vincularon con Javier M., conocido como "Morocho", con la idea de tomar el control del narcomenudeo en Santa Lucía.

Al respecto cabe recordar que, según publicara oportunamente este diario, Morocho tiene un abultado prontuario y actualmente está en prisión por el doble crimen de dos adolescentes en el ingreso a un pasillo de Villa Banana. Como detalle al margen, en su domicilio en Capitán Bermúdez tiempo después fue detenida una mujer conocida como "La Gringa" y sindicada como una suerte de gerenta de los negocios en la calle del preso René Ungaro.

A fines del año pasado los datos recabados dieron lugar a órdenes de allanamientos en busca de los sospechosos de haber tiroteado la casa de Catalina. Maxi fue imputado por el hecho el 26 de diciembre como coautor y el juez Juan Andrés Donnola le dictó prisión preventiva hasta el próximo 25 de marzo.

El 26 de diciembre también se emitió la orden de captura para Edu S.C. pero éste se mantuvo prófugo hasta el pasado viernes 7 de febrero. Esa tarde, cerca de las 18.30, fue interceptado en un control vehicular y de personas en el cruce de las calles Illia y Paz, en Funes. Edu iba como acompañante en una moto y quedó detenido al constatarse que tenía pedido de captura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario