Policiales

Hirieron a balazos a un joven a la salida de un boliche y los descubrieron por anunciar el ataque en Instagram

Uno de los implicados sería el hijo de un reconocido delincuente de la zona norte de Rosario. La causa ahora quedó en manos del juzgado de Menores de San Lorenzo.

Viernes 03 de Agosto de 2018

El juzgado de Menores de San Lorenzo, a cargo de Martín Fogliatto, quedó en poder de la causa donde se investiga el ataque a balazos en inmediaciones del boliche Cheeka, de Capitán Bermúdez, en donde tres jóvenes resultaron heridos de bala, y cuyos autores materiales pudieron ser identificados luego de haber "anunciado" por la red social Instagram que iban a concurrir esa noche al lugar.
La Capital pudo averiguar que la madrugada del 1º de julio pasado, alrededor de las 6, una serie de detonaciones de arma de fuego se escucharon en la intersección de las avenidas San Lorenzo y Francia, a unos 70 metros del boliche.
Tras el desbande generalizado, un policía que cumplía adicionales en el lugar corrió hasta el lugar y observó a dos jóvenes empuñando un arma de fuego y a un tercero tirado en el piso, aparentemente herido.
Pese a la voz de alto emitida, los agresores disparan contra el policía. En su huida, uno de ellos regresa a buscar algo que se le había caído pero, al advertir la cercanía del efectivo, vuelve a correr hacia un Fiat Punto que estaba estacionado cerca y se va del lugar rápidamente.
Al volver a atender al muchacho herido, el policía recoge del suelo un celular que pertenecía al joven que había logrado escapar. Al observar la fotografía de fondo de pantalla, donde había tres personas, identificó a uno de los agresores.

El muchacho atacado, de 18 años, presentaba un disparo en el brazo, otro en la pierna y un tercero en el tórax. Por estos días continuaba hospitalizado por una fractura de fémur producida por uno de los balazos. En el ataque resultaron heridos también otros dos adolescentes.
La Víctima, Briton C., alcanzó a contarle que al salir de Cheeka ve a dos pibes y que reconoció a uno. Admitió que había una vieja bronca barrial de la zona norte de Rosario.
El joven herido no estaba armado. Caminaba hacia los colectivos que trasladan a los chicos desde un punto fijo en Rosario hasta el boliche y los aguardan hasta la madrugada para volver a sus hogares.
El chico reconoció a uno de los agresores como el hijo de un conocido hampón de la zona norte que fue acusado de amenazar con matar a policías a través de las redes sociales y por un ataque a la seccional 30, de Superí al 2400. Al otro, que escapó, no logró identificarlo, pero detalló que tenía el cuello tatuado y usaba una remera roja. El que lo acompañaba usaba remera roja, una gorra del mismo color, un jean y zapatillas Nike color negro y portaba una pistola negra. Otro de los chicos lastimados aportó una descripción idéntica. El policía que intervino en primer lugar también reconoció como a uno de los agresores a un joven con el cuello tatuado.
El aporte de otra persona que se encontraba en el boliche, quien entregó como dato el nombre de un muchacho (A.) que había estado con los agresores y que había subido fotos a su perfil de Instagram.
Con los datos aportados, el fiscal de San Lorenzo Aquiles Balbis corroboró que A. había subido fotos anunciando que iba a ir esa noche al boliche. Otras imágenes lo mostraron tomando algo y con una pistola en su costado, mientras que en otra aparecía junto a un chico identificado con las iniciales M.G., quien estaba vestido con una remera roja, una gorra roja, un jean y zapatillas Nike negras y mostrando una pistola color negra en la cintura.
Tras una serie de allanamientos en Rosario ordenados por el fiscal Balbis, se logró el secuestro de la remera roja y del Fiat Punto, que presentaba un disparo de arma de fuego en la luneta y estaba guardado en una cochera del Fonavi de Casiano Casas. En el procedimiento no fueron encontradas armas.
A partir de todos los datos aportados se logró identificar a los agresores, ambos menores de edad, y las actuaciones pasaron al juzgado de Menores de San Lorenzo, a cargo de Martín Fogliatto.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario