Policiales

Entrega y pelea territorial, trasfondo de un doble crimen

Las víctimas estaban en la casa de uno de ellos. Alguien llegó al lugar y les dijo que salieran a hablar a la calle, donde ambos fueron acribillados.

Miércoles 26 de Septiembre de 2018

Dos adolescentes fueron asesinados la madrugada del lunes en el barrio Bella Vista, en la zona oeste de la ciudad. Según deslizó la fiscal de Homicidios Marisol Fabbro, a cargo de la investigación, las víctimas pudieron haber sido "entregadas" por una persona conocida que las llevó hasta el lugar donde fueron acribillados con más de 15 disparos efectuados desde un vehículo que, según algunas versiones, pudo ser un Chevrolet Corsa.

Horas más tarde un hermano de uno de las víctimas fue baleado cerca de la escena del doble crimen, pero sólo sufrió heridas leves. Hasta el cierre de esta edición continuaba la búsqueda de los autores, que estarían individualizados aunque los pesquisas preferían mantener en reserva sus identidades.

Entrega

Según los datos que trascendieron de la investigación, alrededor de la 0.30 del lunes Kevin Andrés Neri, de 16 años, se encontraba en la casa de su amigo Leonel Bubacar, de 18, en el interior de un pasillo de Lima al 2100. Hasta allí llegó una persona conocida que les pidió que salieran de la casa para hablar con alguien que los esperaba en la vereda.

Así, los adolescentes llegaron hasta el ingreso al pasillo, a unos metros del cruce de Lima y Cerrito. Entonces, desde un vehículo les dispararon no menos de quince tiros, según se desprende de la cantidad de vainas servidas calibre 9 milímetros levantadas en la escena del crimen.

Kevin recibió balazos en el tórax, el abdomen y los brazos, mientras que Leonel ingresó con heridas en el cráneo, el tórax, el abdomen y ambas piernas.

Un joven de 19 años que vive en el lugar dijo que apenas escuchó los disparos salió a la calle, vio a los pibes heridos y entonces convenció a un vecino taxista de que los llevara hasta el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde ambas víctimas llegaron sin vida.

Según admitió la fiscal, en principio serían dos las personas sindicadas como presuntos agresores, aunque hasta ayer no habían trascendido sus identidades.

Respecto de las posibles motivaciones, de los primeros testimonios referidos por fuentes allegadas a la investigación el homicidio se enmarca en una disputa territorial por la venta de drogas.

En ese contexto, alrededor de las 7.30 de ayer un adolescente de 16 años y hermano de Bubacar fue baleado desde un vehículo en movimiento que al parecer fue reconocido, aunque sus datos eran mantenidos en reserva por los investigadores, al igual que las identidades de los presuntos agresores. La balacera ocurrió en Lima al 2100 y la víctima fue identificada como Yoel B.

En ambos casos se ordenaron medidas que la Fiscalía prefería mantener en reserva para no entorpecer la investigación.

Cuadra caliente

La cuadra de Lima al 2100 donde se perpetró el doble homicidio fue escenario en los últimos meses de varios episodios violentos con heridos de arma de fuego.

La tarde del viernes pasado cuatro hombres que circulaban en dos motos dispararon más de veinte balas contra un Peugeot 207 gris al que estaba por subir una pareja. La balacera causó conmoción aunque no se registraron heridos, mientras no se descartaba que el ataque estuviera destinado a otro vehículo.

Un mes y medio atrás, el 12 de agosto, una mujer y su hijo de 7 años resultaron baleados en la puerta del pasillo de Lima al 2100. En ese episodio fuentes judiciales mencionaron como tercera víctima o blanco del tiroteo a un joven identificado como Kevin Neri, pero ninguna de las fuentes consultadas ayer confirmaron que se haya tratado del adolescente asesinado el lunes. Por ese hecho fue detenido doce días más tarde Franco G., a quien se le imputó una triple tentativa de homicidio agravada por el uso de arma de fuego.

La mencionada cuadra también fue escenario de algunos de los 40 allanamientos que el pasado 15 de agosto se realizaron en el marco de la investigación de la balacera contra la sede de la Fiscalía Regional de Montevideo al 1900.

pasillo. El frente del lugar donde acribillaron a los adolescentes.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario