Policiales

Embestido por móvil policial, perdió una pierna y reclama una reparación

La familia de Juan Cruz Ferreyra reclamó ayer frente a la Fiscalía de Estado una "propuesta seria" por el daño causado al adolescente de 16 años.

Jueves 23 de Agosto de 2018

Dos años después del accidente en el que Juan Cruz Ferreyra perdió una pierna y su tía Yanina murió, ambos atropellados por un móvil policial, el chico aún no tuvo respuesta de la provincia sobre cómo será su futuro. A la familia no le ofrecieron ningún resarcimiento "serio" y ni siquiera una casa adaptada para la nueva vida que enfrenta "de prepo".


Ayer a la mañana la familia se movilizó a Fiscalía de Estado y pidió una indemnización de unos 4 millones de pesos, pero la provincia aún no les respondió. La muerte de Yanina tampoco tuvo respuesta institucional.

El hecho ocurrió el 16 de diciembre de 2016 cuando Juan Cruz, de 14 años, y su tía Yanina, de 40, tomaban mate en la puerta de la casa de ella en 1º de Mayo y Ameghino. No pudieron ver ni escuchar demasiado cuando una camioneta policial Renault Master los atropelló en la misma vereda. Ariel Carlos María B., un policía que no estaba habilitado como chofer, no pudo con el pesado vehículo mientras perseguía a una moto que evadió un control policial.

Yanina quedó muy malherida: le amputaron las dos piernas pero no pudieron evitar su muerte, dos días después, en el Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca). Juan Cruz perdió su pierna izquierda.

Cambio de vida

Ayer a la mañana Mariana, la madre de Juan Cruz, llegó a Fiscalía para exigir respuestas institucionales y adelantar los tiempos burocráticos y de negociación. "Al menos queremos una casa adaptada", dijo la mujer.

Mariana vive con Juan Cruz y un hermano menor de éste en el séptimo piso de un Fonavi de zona sur. "Muchas veces se nos corta la luz y mi hijo se tiene que quedar en la puerta", cuenta en los patios internos del complejo mientras mira a su hijo.

Juan tiene 16 años y ya no juega al fútbol como antes. Tampoco va a la plaza con sus amigos y aumentó de peso. "Voy a tercer año y estoy tranquilo por que sé que hay que seguir adelante. Hacemos todo lo que tenemos que hacer, lo suficiente", asegura el adolescente con extrema seriedad. Y agrega, sin sonreír: "Lo que hizo la policía estuvo todo muy mal. Mi tía murió y a mí me arrancaron una pierna. La persecución era ilegal pero la hicieron. Y así me atropellaron y acá estoy".

Mariana cuenta su cambio de vida, su pelea diaria. "El tema está lento. Este no es un caso más pero el Estado no se hace responsable en lo más mínimo. No nos ofrecieron nada, ni siquiera una pierna ortopédica. Juan Cruz tiene la pierna que le dieron en Ilar: el pilón, la rodilla flexible y la descarga con válvula".

La madre cuenta angustiada que luego de trajinar pasillos y despachos logró "un subsidio de Asistencia a la Víctima de 5.000 pesos" y un remís para que el chico se movilice. "Pero tengo que pedir todos los meses que lo renueven. Por ejemplo, hoy no sé si me lo renovarán para septiembre".

Juan Cruz no piensa en rendirse. "Quiero ser profesor de educación física, ese era mi plan antes del accidente y lo sigue siendo. No me voy a tirar abajo con lo que pasó, voy a seguir", afirma.

El chico impulsó el primer equipo de paravoley mixto de Rosario, que cuenta con 15 jugadores, y se apresta a encarar "La batalla de Juan Cruz", lema con el que sus abogados iniciaron el reclamo a la provincia.

Sin propuestas

"Hasta hoy no han producido ninguna propuesta reparatoria concreta de parte de la provincia, violando las obligaciones constitucionales que tienen de reparar integralmente y de forma rápida y efectiva", dijeron los familiares.

"Hicimos un reclamo administrativo y nos reunimos con Fiscalía de Estado para plantearles nuestra propuesta. Hasta ahora no hubo avances", apuntó uno de los abogados que representa a la familia, Guillermo Campana.

El detalle de los planteos es que "por medio de una serie de tipificaciones reguladas se evaluó el daño moral, el perjuicio y la discapacidad, así como consideraciones sobre el futuro de Juan Cruz. De ese modo se llegó a una suma de unos 4 millones de pesos. En las negociaciones nos ofrecieron una casa adaptada a su discapacidad pero la quieren descontar de la indemnización. Todo son charlas hasta que lleguemos a un juicio, si es que la provincia se niega a los pedidos administrativos o demora demasiado para decidir".

"En ningún momento la Fiscalía de Estado formalizó propuesta económica de reparación por el grave daño que sufrió Juan Cruz. Sólo han puesto en juego la entrega de una vivienda social que fue requerida por la mamá en el marco de la asistencia que el Estado debe brindar en el marco de la ley de discapacidad, es decir por derecho, ya que el siniestro estuvo plagado de irregularidades. Pero buscan descontarla de un monto que todavía no ha sido ofrecido en concepto de reparación económica", agregó el abogado Salvador Vera.

En lo que hace a la investigación los letrados sostuvieron que "está casi todo cerrado excepto la cuestión de responsabilidades policiales, que están demorando", dijo Vera. "Todavía no tenemos la fecha de una audiencia en donde se caratule la causa y las responsabilidades. Tengo entendido que el policía está en disponibilidad", agregó Campana.

Irregularidades

Por su parte, el equipo jurídico de la Asamblea por los Derechos de la Niñez y Juventud anunció en un comunicado que "preocupa profundamente la falta de sentido humano y sensibilidad en cuanto a la forma de producir las tratativas de reparación integral rápida y efectiva ante un hecho tan grave, producido debido a numerosas irregularidades imputables al Ministerio de Seguridad de Santa Fe, y que generara la afectación permanente a un menor de 15 años que tiene una dimensión oceánica en cuanto el tiempo de duración y extensión de los daños físicos, materiales y psicológicos".

Cuando se produjo el trágico suceso los vecinos insultaron y recriminaron al policía su manera de manejar el vehículo. Juan Cruz, Yanina y otra vecina fueron derivados al Heca. Dos ambulancias concurrieron al lugar del hecho, pero fue un móvil policial el que trasladó al adolescente, que perdió mucha sangre en el lugar. "Por favor, que alguien venga a ver esto, no puede ser que termine así", dijo esa tarde otra tía de Juan Cruz. La familia ahora reclama y busca un futuro para Juan Cruz.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario