Policiales

El juez que condenó a Los Monos se excusó de seguir actuando en la causa

Ismael Manfrin presidió el tribunal que sentenció a la banda de Las Flores. Tras los ataques a sus ex viviendas y a la familia del juez Vienna dio un paso al costado.

Sábado 23 de Junio de 2018

El juez Ismael Manfrin, quien hace cuatro semanas sufrió un atentado contra dos casas en las que había vivido, resolvió excusarse de intervenir en todos los incidentes relacionados a las causas penales por las que la mayoría de los integrantes de la banda de Los Monos, con su voto como presidente del tribunal que también integraron Marisol Usandizaga y María Isabel Más Varela, fueron condenados a altas penas de prisión.

Dado que las condenas no están firmes, es el propio Manfrin y no un juez de Ejecución, el que sigue en el control de los trámites vinculados con las condiciones de prisión de los condenados, los recursos que se puedan presentar en favor de los mismos y la disposición de los bienes incautados al clan, ya que las causas están radicadas en el juzgado de Sentencia a su cargo. De esos asuntos el juez, al excusarse, busca apartarse y que sea otro magistrado designado por la Cámara de Apelaciones el que se haga cargo de esas cuestiones.

Los atentados a las casas donde vivió el magistrado ocurrieron dos días después de que se rechazara un recurso para evitar que Ariel "Guille" Cantero, condenado como organizador de la banda a 22 años de prisión, fuera trasladado a la prisión federal de Resistencia (Chaco). Pero la Justicia provincial no podía allí hacer nada porque quien debía resolver ese tema era un juez federal ya que "Guille" y otros integrantes de Los Monos están procesados como partícipes de una banda dedicada al narcotráfico. No obstante, dos días después de que se resolviera transferir a "Guille", y su ladero Emanuel "Ema" Chamorro fuera derivado al penal federal de Rawson (Chubut) las dos ex viviendas del juez fueron rociadas de tiros.

Para fundamentar la excusación el juez alega que debe apartarse porque las noticias periodísticas de los últimos días, avaladas en dichos del Poder Ejecutivo santafesino, vinculan el atentado que sufrió tanto él como familiares del juez Juan Carlos Vienna (quien llevó adelante la instrucción y el procesamiento de la banda de Los Monos) con el accionar de ese grupo y no desea que se infiera que, bajo efecto de esa situación, podría obrar de manera parcial con los condenados.

El dictamen que lleva la firma de Manfrin está fechado el 21 de junio y dice textualmene: "Atento a que luego del dictado de la resolución 1 del 27 de abril de 2018, recaída dentro de los procesos Nº 44/17, 46/17, 76/17 y 78/17, acontecieron atentados violentos dirigidos contra este magistrado, los cuales, por razones que escapan al conocimiento del suscripto fueron relacionados a la tramitación de la presente causa por parte de medios de comunicación, entiendo que se han configurado motivos suficientes para que las partes puedan temer que en la toma de futuras decisiones dentro de la presenta causa se vea afectada la objetividad de este magistrado. Por lo tanto, me excuso de seguir interviniendo en la presente, solicitando a la Cámara de Apelaciones que determine de furma urgente el subrogante legal que deberá intervenir en lo sucesivo".

Vaivenes

El pasado 9 de abril el tribunal presidido por el juez de Sentencia Ismael Manfrin dictó las condenas a los integrantes de la banda de Los Monos después de cinco meses de agotadoras audiencias públicas como líderes y partícipes de una organización dedicada a la comisión de múltiples delitos. Entonces fueron enviadas a prisión con penas de entre 32 y 6 años tras las rejas 19 de las 25 personas que llegaron al banquillo de los acusados.

Tras ello, y a pedido del Servicio Penitenciario (SP) provincial, el 26 de mayo el Tribunal Oral Federal 3 dispuso el traslado de "Guille" Cantero y "Ema" Chamorro a cárceles federales, una decisión resistida por la defensa de los dos condenados, que había presentado un habeas corpus en la Justicia santafesina para evitar el cambio de prisión como ya había ocurrido en 2016.

En una primera instancia, el juez provincial José Luis Suárez rechazó la acción de los abogados e instó al SP a suspender por cinco días hábiles el traslado mientras la defensa ponía en conocimiento del tribunal federal los pormenores del caso. Y entonces fue la Justicia de ese fuero la que ordenó el traslado atento que los dos acusados están vinculados a la causa denominada "Los patrones", que irá a juicio antes de fin de año por tráfico y comercialización de estupefacientes.

Los ataques

Dos días después de los traslados, la noche del 29 de mayo, autores aún desconocidos atacaron a balazos dos viviendas en las que había residido Manfrin. En Italia 2118, frente a la seccional 5ª, desde una moto rociaron de tiros una propiedad que el magistrado había vendido dos meses antes. En el interior una familia estaba cenando cuando fue sorprendida por las estampidas que los hicieron saltar de sus sillas y buscar refugio. Al menos dos proyectiles perforaron las aberturas de la casa y se incrustaron en muebles del interior.

Minutos más tarde, desde un auto fue baleada otra propiedad que otrora fuera la casa de Manfrin. Fue en Montevideo al 1000 y, como en la ocasión anterior no hubo heridos.

Tres semanas después, el martes 19 de este mes, el blanco elegido fue una casa de Buenos Aires y pasaje Ivanowski, en la zona sur de la ciudad, donde reside la ex esposa del juez Juan Carlos Vienna, quien instruyó la causa contra Los Monos y procesó a sus integrantes.

Durante el día posterior, desde el Ministerio de Seguridad santafesino, se le intentó bajar el tenor al ataque sosteniendo que había como prueba un video registrado por una cámara de seguridad que mostraba que el ataque había sido dirigido contra dos muchachos que pasaban por el lugar y no a la ex vivienda del juez. Del lugar los peritos de la Policía de Investigaciones (PDI) levantaron al menos 13 vainas servidas calibre 9 milímetros.

Sin embargo, ese discurso se cayó por su propio peso un día después cuando un auto blanco pasó por delante de la casa de Laprida y pasaje Casablanca, donde vive desde hace más de 50 años Juan Carlos "Tito" Vienna, el padre del juez, y una vez más las balas dejaron sus huellas en el frente y el interior de la vivienda.

Reclamo

Ante la seguidilla de ataques el gobernador de la provincia, Miguel Lifschitz, demostró su preocupación y anunció que a través del Ministerio de Seguridad "se reforzará la custodia" a funcionarios judiciales que hayan tenido vínculos con la investigación que llevó tras las rejas a Los Monos. Y aseguró que todos los ataques "se están investigando".

Además Lifschitz aseguró que el primer hecho (la balacera contra las ex casas de Manfrin) "parecía algo aislado, pero ahora hay una situación de mayor complejidad". Y prometió que "se va a poner todo para garantizar la seguridad de los funcionarios judiciales porque en esta pelea no podemos retroceder, tenemos que imponer la decisión de la Justicia y la voluntad del Estado para pacificar la ciudad".

Por su parte desde el Colegio de Magistrados y Funcionarios Judiciales de Santa Fe, su secretario, el juez Civil y Comercial Iván Kvasina, sostuvo que "puede haber riesgo de vida para algunos integrantes del Poder Judicial"; y ante ello dijo: "Hacemos una interpelación a los organismos de seguridad del gobierno de la provincia para que tomen medidas más estrictas y enérgicas".

En ese sentido, el Colegio apuntó contra las autoridades provinciales como "responsables de la seguridad global" de los funcionarios, su entorno y la propia ciudadanía. Y resaltó que esa falta de controles "está fallando, es ineficaz y está a la vista".

Tras solidarizarse con las víctimas de los ataques, el juez Kvasina manifestó el estado de "profunda preocupación" por un escenario que calificó como "una escalada de violencia" que tiene como principales destinatarios "a integrantes del Poder Judicial" . Y concluyó: "Cuando empieza todo este problema, que visualizamos con el atentado a los anteriores domicilios del doctor Manfrin, nos formulamos el interrogante de si era un hecho que quedaría allí y nada más. Y vemos que se han repetido. Entonces el interrogante que se nos genera ahora es cuándo y cómo termina este proceso".

preocupado. Ismael Manfrin decidió apartarse de la causa de Los Monos tras presidir el tribunal que los condenó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario