Policiales

Denuncias cruzadas tras un violento incidente de tránsito sobre Pellegrini

El conductor de un auto tuvo un duro cruce con un grupo de patinadores y su mujer resultó herida. Al final siete personas terminaron en la 2ª

Viernes 03 de Noviembre de 2017

Un violento incidente de tránsito ocurrido la noche del martes mientras algunos rosarinos conmemoraban la importada celebración de "Noche de brujas" terminó con seis personas demoradas en una comisaría y una mujer de 45 años gravemente lesionada en un ojo. En ese marco un grupo de jóvenes que patinaban en rollers y disfrazados por avenida Pellegrini acusó al conductor de un utilitario de haberlos agredido, bajarse del rodado y amenazarlos con un machete. En tanto, la esposa del sindicado como agresor denunció que los patinadores violentaron su vehículo y en ese marco le arrojaron un objeto contundente que le provocó una importante lesión en el ojo izquierdo a su esposa.

El encontronazo terminó con el conductor y seis patinadores demorados en la comisaría 2ª. Luego sobrevinieron acusaciones cruzadas: los ocupantes del utilitario denunciaron agresiones y los jóvenes, amenazas, además de las malas condiciones que sufrieron en su estadía tras las rejas.

En ese marco, al conductor del rodado se le abrió una causa por amenazas agravadas y a los jóvenes otra por lesiones. Anoche la Fiscalía de Investigación y Juicio esperaba las actuaciones previas para luego encargarse de esclarecer el hecho.

Golpeada

Una de las versiones de lo sucedido fue aportada por Carina B. La mujer, de 45 años, narró que el martes cerca de las 22 se dirigía a su casa junto con su marido, Federico A., de 44. El hombre conducía un Renault Kangoo y ella iba como acompañante. Circulaban por avenida Pellegrini hacia el este cuando vieron a un grupo de "10 ó 15 jóvenes disfrazados" por la "Noche de brujas" (Halloween) que patinaban en rollers por la bicisenda.

"Venían haciendo zigzag, entraban y salían de la bicisenda, y en un momento mi marido casi choca a uno. Entonces lo increpó por la imprudencia y seguimos circulando. Pero después llegamos a un semáforo en rojo y uno de ellos se plantó delante del auto. Nos increpó y empezó a golpear el capó con los puños", recordó Carina.

De acuerdo con el relato, la mujer le dijo a su marido que se fueran pero éste le explicó que "no podía avanzar, porque no quería atropellarlo". En ese momento, aseguró, sintió "una explosión, como que quedó todo en blanco" y lo siguiente que dijo recordar es que se encontró sentada en el utilitario, estacionado en doble fila, junto a un bar de Pellegrini y Alem. Muy ensangrentada y con un gran dolor de cabeza.

Luego de reconstruir lo sucedido en función de lo que le comentó Federico, la mujer dijo que en el momento en que uno de los patinadores se les plantó frente al vehículo en el semáforo en rojo "otros comenzaron a rodear el auto con la intención de bajar a mi marido".

En ese marco ella aseguró que fue golpeada con un elemento que le arrojaron los agresores. "Cuando revisaron el vehículo los policías encontraron una manopla. Menos mal que yo no dejaba de mirar al que estaba golpeando el auto, porque si hubiese mirado hacia el costado por donde se le querían meter a mi marido por la ventanilla habría recibido el golpe de frente y podría haber perdido un ojo", sostuvo todavía muy dolorida.

La mujer admitió que su marido se bajó del Kangoo con un machete. "Vamos seguido a la isla y tenemos un machete en el auto", explicó. "Él se bajó para dispersarlos, para que se fueran y nos dejaran tranquilos. Lo blandió pero no tocó a nadie", afirmó Carina. Y agregó: "A la altura de Alem le dije que parara, que me sentía muy mal y entonces me bajó y me senté en una mesa del bar Blanco. Ahí llegó la policía y se llevó a mi marido y a varios de ellos".

La mujer denunció además que en esas circunstancias alguien le robó su celular y no descartó que hayan sido los patinadores. "Después comenzaron a llegarles mensajes agresivos a mis familiares", sostuvo.

Amenazados

Otra versión de los hechos fue brindada por Emiliano, un muchacho de 26 años que estuvo entre los demorados y comenzó su relato contando que es parte de un grupo de jóvenes que suelen salir a hacer roller por las calles como algo deportivo y recreativo. "Siempre lo hacemos, pero esa noche salimos disfrazados por Halloween. Arrancamos en el parque España, tomamos por Oroño, nos sacábamos fotos con gente que encontrábamos en el camino. No molestamos a nadie, no hicimos ningún tipo de disturbios".

El joven sostuvo que al llegar a Pellegrini comenzaron a patinar por la bicisenda cuando el conductor de un Renault Kangoo "casi choca" a uno del grupo y luego los increpó. "Estamos acostumbrados a que nos griten cosas, sobre todo los automovilistas, mucha gente nos falta el respeto", describió el joven, y agregó que al llegar a un semáforo en rojo su amigo se puso adelante del utilitario y comenzó a increpar al conductor.

"Entonces —siguió Emiliano, autor de alguno de los videos sobre el incidente que circulaban ayer por redes sociales— el conductor del Kangoo arrancó y casi atropella a mi amigo. Después llegamos a otro semáforo en rojo, creo que el de Juan Manuel de Rosas. Ahí vi que cuando empezaba a frenar la camioneta al mismo tiempo intentaba sacar un machete largo. Pero cuando terminó de frenar, el machete se le fue para atrás y la mujer se agarró la frente. Ahora nos acusan a nosotros de que la lastimamos con una manopla, pero nadie de nosotros tenía algo así. Algunos tenían machetes de plástico, eran parte de los disfraces".

Según la versión del joven, "dos cuadras antes de llegar a Alem se bajó de la Kangoo y nos siguió una cuadra y media con el machete. Después llegó hasta Alem y ahí se paró en doble fila y gritó que iba a llamar a la policía. Entonces fuimos detenidos ahí", culminó su relato sobre lo ocurrido en la vía pública.

El miércoles y ayer los jóvenes concurrieron a la Fiscalía Regional a denunciar lo ocurrido, no sólo con el conductor de la Kangoo sino también durante las 16 horas que dijeron haber estado presos en la comisaría 2ª. "No nos dejaron llamar a abogados, estuvimos más de diez horas sin agua. Nos trataron como delincuentes, estuvimos en un lugar lleno de orín, hacinados en un espacio chiquito con presos que nos decían que no podían dejarnos más que seis horas", se quejó.

Actuaciones

La versión oficial sobre lo ocurrido no podía avanzar ayer más allá de los datos preliminares. "Según las actas policiales, un grupo de jóvenes patinaba en rollers cuando le arrojaron, no se sabe si voluntariamente o no, un elemento que golpea en el auto y lesiona a la mujer que iba como acompañante. Entonces se bajó el conductor con un machete a increparlos y se genera una situación violenta pero sin agresiones", comentó una fuente de Fiscalía.

Según el portavoz, el conductor del rodado y seis patinadores (uno de ellos menor) fueron demorados en la comisaría 2ª. "La fiscal de Flagrancia Andrea Vega ordenó que se chequearan antecedentes. Federico A. fue liberado tras constatarse que no tenía, mientras que los jóvenes tuvieron que esperar porque no tenían los DNI. Luego se comprobó que no tenían anotaciones y fueron liberados", reseñó el vocero, y confirmó que al conductor de la Kangoo se le abrió una causa por amenazas calificadas y a los jóvenes por las lesiones de Carina, cuyos golpes serán examinados por un médico policial.

lesionada. Carina B. recibió un violento golpe en su ojo izquierdo. Ella dice que le tiraron con una manopla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario