Policiales

Condenan a cuatro hermanos por torturar a dos jóvenes y matar a uno de ellos por el supuesto robo de un televisor

Se trata de cuatro hermanos que fueron condenados. La víctima tenía 17 años. Igual tormento sufrió un amigo de 19.

Viernes 20 de Abril de 2018

La Justicia de Comodoro Rivadavia dictó la prisión preventiva a cuatro hermanos acusados de haber matado a un adolescente y herido de gravedad a otro joven, a quienes secuestraron y torturaron durante cuatro horas para revelar dónde estaba un televisor que supuestamente habían robado.
Fuentes judiciales informaron hoy que a raíz de los tormentos, que incluyeron atar a las víctimas a una camioneta, arrastrarlas por la calle, golpearlas con una pala, cortarle a una de ellas una oreja con un alicate y arrojarles agua fría, murió Alan Nahuelmilla (17) y su amigo G. (19) sufrió graves lesiones.
Se trata de los hermanos Marcelo Fabián (35), Ángel Eduardo (33), Sebastián (26) y Kevin Edgardo Ibañez (19), a quienes la fiscal Camila Banfi les imputó los delitos de "privación ilegal de la libertad agravada por haber sido cometida contra un menor, por las lesiones graves causadas a una de las víctimas, por la pluralidad de partícipes y por la muerte de una de las víctimas, en calidad de coautores".
El juez de Comodoro Rivadavia Alejandro Soñis compartió el criterio, consideró que se trató de un hecho de "violencia inusitada" y les dictó la prisión preventiva por cuatro meses por considerar que, en base a la pena en expectativa, podrían fugarse o entorpecer la investigación.
De acuerdo con el relato de la representante del Ministerio Público Fiscal durante la audiencia de control de detención y apertura de la investigación preparatoria, el hecho ocurrió el 14 de este mes, alrededor de las 23, cuando los Nahuelmilla y su amigo caminaban por las calles de Comodoro Rivadavia y fueron emboscados por cuatro hombres armados.
"Procedieron a atarlos con una soga y arrastrarlos con la camioneta trasladándolos hasta la vivienda de uno de ellos. Una vez en el lugar los sometieron a diversos tipos de castigos físicos a ambos golpeándolos con patadas y en la cabeza con una pala, con la cacha de armas de fuego y les cortaron a uno de ellos las orejas con un alicate en reiteradas oportunidades" , reseñó la fiscal.
Y agregó: "Los desnudaron y les tiraron agua fría, tiraban tiros al cielo y amenazaban con matarlos reclamándoles les dijeran donde estaba el televisor. Todo ello por un lapso de cuatro horas, mientras filmaban la agresión".
Según los investigadores, las víctimas fueron privadas de su libertad en una casa situada en la calle Los Duraznos al 1600 y en la captura se utilizó una camioneta Chevrolet S10 incautada anteanoche por la Brigada de Investigaciones en una zona de quintas, a unas cinco cuadras de dicho inmueble.
Siempre en base a la evidencia recopilada por la fiscalía, principalmente la declaración del joven G. que sobrevivió al hecho, ya en la madrugada del 15 de abril, los agresores se retiraron del lugar junto a Nahuelmilla, lo arrastraron hasta la casa de uno de sus tíos y lo abandonaron allí.
"Los desnudaron y les tiraron agua fría, tiraban tiros al cielo y amenazaban con matarlos reclamándoles les dijeran donde estaba el televisor. Todo ello por un lapso de cuatro horas, mientras filmaban la agresión".
Mientras que el sobreviviente fue mantenido cautivo un poco más de tiempo, durante el cual lo volvieron a golpear, hasta que sus captores finalmente lo liberaron tras advertirle que no denunciara lo sucedido.
Tras su liberación, este joven huyó hacia su domicilio para luego ser trasladado al Hospital Regional con heridas graves, mientras que Nahuelmilla fue trasladado por sus familiares al mismo hospital, donde murió a raíz de un "traumatismo grave de cráneo por hemorragia intracerebral a causa de los golpes recibidos", explicó la fiscal.
Por su parte, el amigo del fallecido evolucionaba hoy favorablemente y es acompañado por personal de Asistencia a la Victima del Ministerio Público Fiscal.
En tanto, los hermanos Sebastián y Ángel fueron detenidos el lunes último durante procedimientos policiales, mientras que Kevin y Marcelo se entregaron al día siguiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario