Policiales

Con el cierre de la comisaría 4ª arranca una nueva etapa en la policía rosarina

Ahora funcionará allí la Policía Comunitaria. Todas las seccionales serán reemplazadas por siete comisarías distritales en un lapso de dos años

Lunes 02 de Abril de 2018

La comisaría 4ª del barrio República de la Sexta dejó de funcionar como tal. En el marco del Plan de Refuncionalización Integral del Sistema de Comisarías (Prisicom), el edificio pasará a albergar desde los próximos días a la Base de la Policía Comunitaria. Desde el Ministerio de Seguridad remarcaron que el cambio de función del edificio no afectará las tareas de prevención del delito y patrullajes en la zona, porque desde 2016 la forma en que la Policía abarca el territorio no lo definen las seccionales sino el mismo Ministerio. En lo que hace al funcionamiento cotidiano, allí se seguirán recepcionando denuncias, pero no habrá más concentración de patrulleros ni de personal para tareas operativas, como en el esquema tradicional cumplido desde su fundación hasta la semana pasada.

"No se trata de un cierre sino de una refuncionalización, es decir, un cambio de la función que va a cumplir ese edificio", dijo a La Capital el secretario de Segurdad Pública, Omar Pereira.

La comisaría 4ª es la primera en refuncionalizarse en el marco del Plan Integral de Seguridad del gobierno provincial, que en líneas generales consiste en reemplazar el actual esquema de comisarías para Rosario y la zona por otra forma de organización territorial que estará centralizada en siete estaciones distritales de policía. Progresivamente cada comisaría de Rosario está llamada a seguir el destino de la seccional de calle La Paz 456.

"Rosario está dividida administrativamente en seis distritos. Se va a construir una estación policial por cada uno de ellos, y una más para Villa Gobernador Gálvez. Van a concentrar toda la actividad operativa y subsumir a las comisarías que hoy están en esa jurisdicción dentro de una gran estación policial que va a alojar, distribuir y desplegar la actividad operativa", detalló Pereira, quien destacó que la más avanzada es la del Distrito Sudoeste, que funcionará en Crespo al 4700 (ver aparte).

La primera etapa de esta reestructuración, entonces, no alcanza a todo el departamento Rosario —donde tiene jurisdicción la Unidad Regional II— sino sólo al sector comprendido por las ciudades de Rosario y Villa Gobernador Gálvez. Esto incluye a 36 comisarías y subcomisarías. El resto de las localidades continuarán funcionando, por ahora, bajo el esquema tradicional.

El proyecto del Prisicom prevé que esas 36 seccionales cambien de función sin que por ello se vea afectada la seguridad en la zona.

Sistema de cuadrantes

Los patrullajes, que antes se diagramaban desde las comisarías para la jurisdicción que les correspondía, desde mediados de 2016 cambiaron de lógica. El territorio de la ciudad se dividió en 86 cuadrantes o cuadrículas y es el propio Ministerio de Seguridad quien evalúa las incidencias delictivas de cada sector y planifica las estrategias de control y prevención.

En este sentido, Pereira aseguró que el cambio de funciones de la comisaría no afectará a la presencia policial en las zona de influencia.

Los edificios que desocupen las seccionales pasarán a cumplir distintas funciones, como Centros Territoriales de Denuncias, Puntos de Ingreso de Detenidos —adonde se toman los datos de las personas privadas de la libertad antes de ser derivados de dependencias del Servicios Penitenciario provincial—, o unidades de Atención de Violencia de Género.

"La comisaría 4ª de Rosario pasará a ser una estación de la Policía Comunitaria o Policía de Proximidad. El despliegue operativo diario de esta dotación se realiza desde allí. No se pierde el edificio policial sino que se refuncionaliza para una tarea eminentemente policial", dijo a este diario el ministro de Seguridad, Maximiliano Pullaro.

En este mismo sentido, Pereira detalló que "la comisaría entendida como tal, como lugar físico en un barrio, no va a desaparecer, sino que tendrá otras actividades de orden administrativo o, como en este caso, la asignación a alguna dirección de Policía".

La comisaría 4ª dejó de funcionar como tal la semana pasada y entre mañana y el viernes albergará la Base de Policía Comunitaria. Desde allí emanarán las órdenes a todos los efectivos de esa repartición en Rosario y Villa G. Gálvez.

"La 4ª es la primera que se modifica. La Policía Comunitaria, hoy con 370 efectivos, tendrá su base allí"

El arranque

La Policía Comunitaria entró en servicio en mayo de 2014 y se caracteriza por recorrer los barrios en parejas y a pie para establecer un contacto más fluido con los vecinos. Hoy afecta a 370 uniformados.

"La refuncionalización es un plan continuo, sistemático y organizado que se viene concretando desde mitad del año pasado, con cambios paulatinos en las seccionales y buenas perspectivas porque el personal va adaptandose a la nueva situación. La 4ª es la primera repartición que modificará por completo sus funciones. De este modo nos preparamos para cuando inaugure la primera estación distrital de Policía", dijo Pereira.

Hasta este año, en la comisaría 4ª funcionaban dos componentes: el sector de Alcaidía, que afectaba a diez mujeres policías que fueron relocalizadas a partir de enero pasado, cuando se inauguró el Complejo Penitenciario de Rosario en 27 de Febrero 7800; y el sector de comisaría que afectaba a 20 empleados que pasarán a cumplir funciones en otras reparticiones de la zona.

"Durante mucho tiempo el sistema actual de comisarías no le dio respuestas a la comunidad", dijo Pullaro hace dos años. "Esto lo dijeron los vecinos durante años que se quejaban de que no les toman las denuncias, que no les atienden el teléfono, que los móviles nunca llegan ante un requerimiento. Los vecinos no tienen que temer el cambio porque son los primeros en saber que lo que tienen ahora no funciona".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario