Policiales

Cinco casas fueron vaciadas mientras sus dueños festejaban el Año Nuevo

El brindis de Año Nuevo fue la ocasión precisa que un grupo de maleantes aprovechó para vaciar cinco casas mientras sus dueños estaban ausentes. Los robos se cometieron con la misma modalidad, cuatro de ellos en una franja de nueve cuadras en la zona de 27 de Febrero al 1600. 

Lunes 02 de Enero de 2012

El brindis de Año Nuevo fue la ocasión precisa que un grupo de maleantes aprovechó para vaciar cinco casas mientras sus dueños estaban ausentes. Los robos se cometieron con la misma modalidad, cuatro de ellos en una franja de nueve cuadras en la zona de 27 de Febrero al 1600 (al este del parque Independencia) y el quinto episodio no fue muy lejos de allí. La policía no descarta que haya actuado una misma banda con buena información sobre las viviendas que quedarían desiertas durante los festejos de Año Nuevo. El dinero sustraído, en total, suma 17.300 pesos.

Los robos fueron cometidos con la modalidad que en la jerga se conoce como escruche. Ocurrieron entre el momento en que los dueños de casa se fueron -un par de horas antes de la medianoche- y su regreso de madrugada, cuando empalidecieron al encontrar puertas abiertas, ventanas rotas, desorden y ausencias. La secuencia de delitos se produjo en la zona abarcada por la comisaría 5ª, donde hasta ayer se contabilizaban cinco denuncias.

Para los investigadores no era descabellado pensar que los cinco incidentes fueran cometidos por un mismo grupo, dada la escasa distancia entre los domicilios afectados. "La modalidad es la misma y es evidente que han contado con información sobre qué casas estarían vacías. Hubo un trabajo de inteligencia previa", analizó un jefe policial tras repasar la lista de direcciones que quedaron unidas por el infortunio.

El primer hecho denunciado fue en Gálvez 1866, entre Dorrego e Italia. A las 0.30 de ayer un vecino llamó al Comando Radioeléctrico para avisar que en habían violentado una puerta de ese domicilio, adonde ingresaron ladrones que escaparon en una moto. Al llegar la policía, el hijo de los dueños de casa, Mariano F., entregó un Nextel que se les habría caído a los maleantes en el escape. El muchacho no pudo precisar qué habían sustraído de la casa porque aún no había ubicado a sus padres.

Un rato más tarde, a la 1.56, un hombre de 86 años denunció que al volver a su casa de Viamonte al 1600 -entre Presidente Roca y España- encontró violentada una puerta que da al patio. Según el vocero policial, el dueño de casa manifestó que le habían robado 12 mil pesos. Los ladrones salieron por la puerta del frente tras encontrar una copia de las llaves.

Ruido tremendo. "Habíamos salido a comer a la casa de mi hermana. Nos fuimos a las 21.30 pero mi marido volvió a las 22 porque había olvidado unos regalos y estaba todo tranquilo. A las 22.30 una vecina escuchó un tremendo ruido y a los perros ladrando en el fondo, encontró vidrios rotos y llamó a la policía", contó a este diario Jorgelina N., hija de los dueños de casa. La mujer precisó que, además, se llevaron una escopeta antigua que su padre había heredado. "Estaba todo desordenado", describió N., quien aclaró que al llegar la policía había dos personas adentro de la casa pero lograron huir con el dinero.

A dos cuadras de allí, en Riobamba 1629, María Julia M. denunció que al regresar a su domicilio a las 2.50 encontró violentada la ventana que da al sector de servicios de la casa. El algún momento entre las 22 y ese horario le habían robado 4 mil pesos, un televisor, un DVD, un CPU y un par de zapatillas.

La cuarta denuncia fue por un robo en una casa de Presidente Perón 2951, al otro lado del parque Independencia y a unas diez cuadras del epicentro de los escruches. Jorge B., de 59 años, dijo allí a la policía que entre las 22 y las 3.30 le habían violentado la puerta del frente para sustraerle 500 pesos, un LCD de 32 pulgadas, un CPU, dos cámaras de fotos y un par de zapatillas.

La última alarma provino de Gálvez 2080, a 200 metros del primer caso denunciado. El robo fue descubierto a las 22 del sábado por Jorge L., de 49 años, quien radicó la denuncia ayer al mediodía. Reveló que la noche anterior había dejado colgada las llaves cerca de una ventana, los maleantes la engancharon y así entraron a su vivienda, donde sustrajeron 800 pesos, un televisor de 32 pulgadas y un CPU.

Los casos se investigan en la comisaría 5ª y en el juzgado de Instrucción en feria, a cargo de Juan Andrés Donnola.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario