Policiales

Cambian acusación y bajan la pena a condenado por un homicidio

Arón "Ojudo" Treves estaba sentenciado como partícipe primario de la muerte de Gustavo Serra, en 2012. Ahora le achacan ser actor secundario

Domingo 03 de Diciembre de 2017

Un tribunal de segunda instancia aceptó parcialmente la apelación realizada por la defensa de César Arón "Ojudo" Treves respecto a la pena de 11 años de prisión que le fuera impuesta en marzo pasado por el homicidio de Gustavo Ariel Serra, ocurrido en noviembre de 2012 en una playa de estacionamientos de Maipúl al 800, a la salida de un after.

   Si bien los camaristas José Luis Mascali, Gustavo Salvador y Javier Beltramone confirmaron por unanimidad el fallo del juez de Sentencia Edgardo Fertitta, modificaron la calificación impuesta a Treves quien, de ser considerado participe primario paso a ser actor secundario del crimen. Esto permitió que el monto de la pena le sea bajada a 6 años de prisión. Y también recalcularon la unificación de penas con otra que "Ojudo" tenía por narcotráfico por lo cual en total deberá purgar 9 años de prisión en lugar de los 16 del cómputo realizado hace nueve meses.

Tiros en el centro

La mañana del sábado 24 de noviembre de 2012 Treves manejaba el Chevrolet Astra rojo en el que llegó y escapó la persona que asesinó a Serra, un empleado de General Motors de 29 años muerto a balazos calibre 40 en el estacionamiento de Maipú al 800.

   Al mes fue detenido en Villa Gobernador Gálvez cuando llevaba en un auto dos kilos de pasta base y 20 litros de acetona, materia prima y precursor químico para fabricar cocaína. Por eso fue condenado por el Tribunal Oral Federal de Rosario (TOF) en mayo de 2014 a cinco años de prisión por el delito de "tenencia de estupefacientes con fines de comercialización y guarda de elementos destinados a la producción o fabricación de estupefacientes".

   El hecho por el cual se condenó en la Justicia provincial a "Ojudo" ocurrió a las 9.36 del sábado 24 de noviembre de 2012. Treves estaba sentado en su Astra rojo dispuesto a salir del estacionamiento ubicado junto al after Zoom.

   Serra, al que reconocían por el apodo de "Gordo", salió enfurecido del lugar con toda la intención de agarrar a trompadas a uno de los integrantes del grupo en el que estaba Treves. Serra se colocó delante del auto y empezó a pegarle trompadas al capó. Luego caminó hacia la puerta del conductor y sin que lograra percatarse un hombre se le acercó por detrás y lo mató por la espalda con al menos cuatro balas calibre 40.

   El tirador y quien le había alcanzado el arma subieron al auto de Treves y juntos abandonaron la escena del crimen. Todo eso fue captado por cámaras de videovigilancia. Hasta el momento el hombre que ejecutó a Serra no fue identificado. El juez Fertitta entendió que "Ojudo" había sido participe primario del homicidio y lo condenó a 11 años de prisión el 23 de marzo pasado. Esa pena se elevó a 16 años al unificarse la condena con la del Tribunal Oral Federal de mayo de 2014.

La apelación

En la audiencia de segunda instancia los abogados defensores de Treves (Hernán Tasada y Mariano Scaglia) apelaron el fallo sobre tres ejes. Cuestionaron que la resolución se basó en las filmaciones de las cámaras de videovigilancia y las especulaciones del juez Fertitta a la hora de interpretarlas; la calificación legal del delito que se le imputó a Treves; y la manera en la que se realizó el cómputo de la unificación de pena. En el fallo de Fertitta se hizo un cómputo aritmético.

   Por su parte el fiscal de Cámara Guillermo Corbella defendió la condena tal cual la impuso Fertitta. "De los reproches de la defensa se avizora su discrepancia con los alcances asignados por el judicante a los elementos de cargo arrimados por la Fiscalía y que en criterio del juez de grado resultaran suficientes para condenar al acusado", indicó Mascali al justificar su voto como presidente del tribunal.

   "Toda la atribución hacia el llamado Treves pivotea sustancialmente sobre las imágenes de la cámara de seguridad", indica la resolución de los camaristas.

   "Las cámaras ubican a Treves como chofer del rodado. También él se ubica en esa situación y en el lugar del conductor. Y la filmación confirma la acción homicida por parte de un tercero conocido y a Treves en acción de colaboración. Se encuentra discutido en doctrina sobre la conducta de los choferes de los rodados que no disparan las armas de fuego que dan muerte a las víctimas, pero que están prestos a la espera de sus compañeros. En el caso, no parece que el accionar del procesado Treves haya sido necesaria e imprescindible para el acto homicida, dada la pluralidad de sujetos que participaron del hecho y porque no estaba afuera del vehículo con armas como para dominar el mismo", dice el fallo de Cámara.

   Y sigue: "Es por ello que su conducta participativa surge en calidad de partícipe secundario del homicidio con arma de fuego, correspondiéndole la pena del autor reducida como en los supuestos de la tentativa. El acusado prestó una cooperación (no un simple auxilio) para la comisión del hecho y obviamente no tuvo el dominio del hecho que si lo tuvieron los autores", explicó Mascali.

   Con respecto a la unificación de penas, el tribunal le dio la derecha a la defensa "aunque no por los fundamentos expuestos", explicó el dictamen. El tribunal entendió que para realizar el cómputo apelado corresponde la aplicación del sistema "composicional" en lugar del "aritmético". Y explica: "Se deber componer una pena en función de los delitos por el o los cuales fue condenado anteriormente y por el cual se lo condena en la oportunidad de unificar".

   Así el tribunal dictaminó por unanimidad 6 años de condena como partícipe secundario del delito de homicidio agravado por uso de arma de fuego; a lo que le sumó 3 años por el antecedente condenatorio informado por el Tribunal Federal de mayo de 2014 (cinco años de prisión). El total que deberá pagar "Ojudo" Treves por el homicidio de Serra y la causa por drogas será de 9 años de prisión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario