Policiales

Apresan a uno de los dos sospechosos de un crimen

Buscado por el homicidio de Gonzalo Barrionuevo, ocurrido el sábado pasado en Empalme Graneros, lo detuvieron ayer en Esquiú al 5900. Tiene 26 años

Viernes 24 de Mayo de 2019

Un hombre de 26 años fue apresado como sospechoso del crimen de Gonzalo Barrionuevo ocurrido hace una semana en Empalme Graneros. Fuentes del Ministerio de Seguridad lo identificaron como Alejandro G., quien fue detenido por personal de Homicidios de la Policía de Investigaciones (PDI) en el marco de tres allanamientos. En poder del detenido se secuestró un arma de fuego.

Barrionuevo fue asesinado el sábado pasado en Teniente Agneta al 400 bis cuando salía de la casa de una amiga de su novia, fue alcanzado por disparos efectuados desde una moto —otra versión, no descartada, refería que los agresores iban en un auto— al parecer ocupada por dos personas. “Eran la 1.30 más o menos. Sentimos por los menos diez disparos y cuando salimos vimos que el chico estaba tirado contra el portón de la casa”, describió un vecino.

El chico de 20 años había llegado en su auto, un Suzuki negro del que bajó para ingresar a la casa donde lo esperaba su novia. La chica también estaba en auto, así que ambos se dirigían cada uno a su vehículo cuando en una fracción de segundo aparecieron en escena los tiradores.

Dos encapuchados

“Eran dos encapuchados —dijo al día siguiente un testigo a este diario— con armas que le tiraron directamente y sin mediar palabras. Lo acribillaron a balazos. Fueron más de diez tiros. Dos le dieron en la espalda y otros en el abdomen. El chico tambaleante intentó volver para entrar a la casa, pero se desplomó contra el portón, tanto que con su peso lo abrió y quedó muerto ahí mismo. La novia estaba shockeada adentro del auto”.

En la escena del crimen el personal de la policía científica levantó de la vereda al menos siete vainas calibre 9 milímetros. Además se constataron varios impactos en el auto del joven mientras que uno de los proyectiles traspasó un portón de chapa y terminó en el interior de una vivienda de la cuadra.

Entre los móviles que se comenzaron a barajar al inicio de la pesquisa un vecino refirió que una hermana de la víctima le decía a su madre que horas antes había notado que los ocupantes de una moto que había visto en la esquina de su casa parecían estar esperando a Gonzalo. El dato alumbró la idea de que al joven lo habían estado siguiendo los pasos durante todo el día hasta que lo pudieron sorprender a la madrugada en un barrio en el que al parecer no lo conocían.

La investigación del hecho quedó en manos del fiscal de Homicidios Miguel Moreno quien diligenció tres órdenes de allanamiento que efectivos de la PDI practicaron ayer a la madrugada en viviendas del norte y del noroeste de la ciudad. En busca de dos sospechosos del crimen los uniformados irrumpieron en tres viviendas de Casiano Casas al 1200, Esquiú al 5900 y es misma calle al 6200.

Así, en una casa de Esquiú al 5900 fue localizado Alejandro G. a quien se le secuestró un revólver calibre 38 con seis proyectiles en su interior. El hombre de 26 años quedó arrestado y anoche se aguardaba confirmar si Moreno lo imputaría del crimen en las próximas horas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});