Policiales

Apresado por el triple crimen de dos mujeres y un niño

Dos mujeres y un niño de 4 años fueron hallados muertos —apuñalados y degollados— en una casa de la ciudad mendocina de Maipú.

Martes 24 de Julio de 2018

Dos mujeres y un niño de 4 años fueron hallados muertos —apuñalados y degollados— en una casa de la ciudad mendocina de Maipú. Por el triple crimen fue detenido un joven de 23 años y novio de una de las víctimas, que fue visto por vecinos retirarse de la escena del hecho.

Según fuentes policiales, Alejandra Ferreyra, de 48 años; su hija Karen Arenas, de 22, y Yariel Bruno, de 4, fueron encontrados por la madre del niño asesinados ayer alrededor de la 1.30 en una casa del barrio Bandera Argentina. Los tres cadáveres presentaban signos de violencia y heridas de arma blanca. El nene era nieto y sobrino de las otras víctimas.

Al parecer vecinos de la zona señalaron a un joven que fue visto al retirarse del lugar. En ese marco, los uniformados constataron que tras los asesinatos hubo un intento por limpiar la escena, especialmente el piso. Luego, en función de datos aportados por testigos, la policía fue al domicilio del sospechoso donde, entre otras cosas, se encontraron zapatillas manchadas con sangre.

"Richard"

Exequiel L., apodado "Richard", fue puesto a disposición de la Justicia. Su madre clamó que el muchacho "es inocente" y dijo a la prensa que en el momento del hecho estaba con amigos "jugando a la pelota y después cuando escuchamos los gritos fuimos a ver qué pasaba", dijo Nora.

La madre del sospechoso afirmó que las manchas de sangre que encontraron en las zapatillas de su hijo fueron llevadas a su casa por un perro caniche. "Ellos eran novios desde hace años y el perro era de los dos, iba y venía. Se manchó y después se acostó sobre la zapatilla de mi hijo", argumentó.

Nora vive a 50 metros de la casa donde ocurrió el triple crimen y dijo que su hijo no tiene antecedentes y siempre estuvo muy pendiente de su novia, que se desplazaba en silla de ruedas. "Eran inseparables. El corrió a ayudar a la cuñada, a la mamá del nene que está muerto, y vimos el móvil, gritos. Corrimos a ayudar a esta chica para ver qué pasaba y ahí nos encontramos con la sorpresa de lo ocurrido".

Por su parte, el padre de Richard agregó que su hijo "llegó a las 22 de jugar a la pelota y se quedó en la casa, no se bañó ni se cambió, estaba con los botines puestos todavía. Tenemos testigos, los amigos y el árbitro del partido".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario