Pandemia

Los líderes de la Unión Europea debatirán la eximición de las patentes de las vacunas

Lo harán este viernes y sábado en Portugal. El presidente de Francia, Emanuel Macron, apoyó la decisión adoptada el jueves por Estados Unidos

Jueves 06 de Mayo de 2021

Los líderes de la Unión Europea anunciaron que a raíz de que Estados Unidos respaldó las exenciones de patentes para la tecnología de la vacuna contra el Covid-19, el bloque de 27 naciones analizará si debería hacer lo mismo.

  Los mandatarios tendrán oportunidad de abordar el tema en una cumbre de dos días en Oporto, Portugal, que comienza este viernes.

  Si bien muchos insisten en que renunciar a las patentes sólo contribuirá en parte a que las vacunas estén disponibles y probablemente a mediano plazo, el presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que apoya “completamente” abrir las protecciones de propiedad intelectual como “un bien público global”.

  Al mismo tiempo, Macron insistió en que la prioridad inmediata para los países más ricos debería ser primero donar más vacunas a las naciones más pobres.

  La UE dijo durante mucho tiempo que estaba a la vanguardia de ayudar al resto del mundo a obtener vacunas, y miró con hartazgo cómo Estados Unidos, en la práctica, prohibió tales exportaciones.

  La decisión de apoyar que se retire la propiedad intelectual bajo las reglas de la Organización Mundial del Comercio marcó un cambio drástico para Estados Unidos, que anteriormente se había alineado con muchas otras naciones desarrolladas que se oponían a la idea planteada por India y Sudáfrica.

  Si bien la UE no se hizo eco de la posición de Estados Unidos, en general acogió con satisfacción la medida del presidente Joe Biden.

  La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, dijo que “estamos dispuestos a discutir cómo la propuesta de Estados Unidos podría ayudar” a poner fin a la crisis.

  Sin embargo, Von der Leyen hizo “un llamado a todos los países productores de vacunas para que permitan las exportaciones. Esto fue una referencia al sonado nacionalismo de las vacunas que ha limitado o vuelto inexistente cualquier exportación de naciones como Gran Bretaña y Estados Unidos.

  Varios legisladores del Parlamento Europeo dijeron que las patentes deberían ser liberadas ya que las grandes compañías farmacéuticas recibieron subsidios masivos para desarrollar las vacunas mientras lograron aumentar sus ganancias.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario