LA CIUDAD

Comercio en crisis: piden estirar moratorias porque "no se pueden cumplir los compromisos"

El titular de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab, dijo que ni en las fechas emblemáticas se recuperaron las ventas.

Viernes 30 de Octubre de 2020

El presidente de la Asociación Empresaria de Rosario, Ricardo Diab, trazó un panorama sombrío de la actividad comercial que no logra reponerse del impacto que causó la pandemia de coronavirus. En ese sentido, reveló que unos 300 locales han bajado sus persianas y le reclamó a las autoridades provinciales y locales ampliación de moratoria de impuestos. "Hoy no hay posibilidad de cumplir los compromisos", expresó.

El diagnóstico es compartido por la Asociación Casco Histórico de Rosario, que elaboró un informe de los comercios que cerraron afectados por las restricciones de la pandemia y el arrastre de la crisis económica. En ese contexto, dejó de funcionar el histórico bar Gigante ubicado en la peatonal San Martín frente al cine Monumental. Tras una actividad de 20 años bajó las persianas y 30 personas quedaron en la calle

En declaraciones al programa “El primero de la mañana” que se emite por LT8, Diab, referente del pequeño y mediano comerciante de Rosario, dijo que la situación ya se advertía hace tiempo “al momento de sincerar alquileres, deudas impositivas, los aportes para el trabajo y la producción que a veces llegan y otras no. Todo esto se da en un contexto en que las ventas están amesetadas”.

locales cerrados.jpg

“Pasaron los días del Padre, del Niño y de la Madre, y más allá de que hubo una mejora, hubo una caída de ventas del 40 por ciento promedio con respecto al año pasado. Ni en esas fechas emblemáticas logramos superar la situación. Esto es lo que tristemente esperábamos. La gran mayoría de los comercios no superaron el 35 por ciento de las ventas habituales antes de la pandemia”, agregó Diab.

>> Leer más: Cayó la actividad económica 4,3 por ciento en Rosario durante el mes de julio

El titular de la Asociación Empresaria y vicepresidente de Came remarcó que los sectores más golpeados del comercio en Rosario son marroquinería y calzado, mientras que los que zafaron un poco son los dedicados a alimentos, bebidas, farmacias, ferreterías y los ligados a la construcción. “En el último mes la caída fue de un 8 por ciento a un 40 con referencia al mes anterior. Esa fue la constante en los últimos meses”, agregó.

Diab entendió que es verosímil el diagnóstico que hizo la Asociación Casco Histórico en cuanto a que cerraron aproximadamente 300 comercios en el centro de la ciudad. “Tranquilamente puede ser así. Eso se percibe visualmente, transitando por el centro. Tal vez alguno se haya corrido hacia otra zona para abaratar costos, pero la gran mayoría han cerrado y se vislumbra que definitivamente, expresó.

"Reclamamos para el comercio aportes para el trabajo y la producción (Atp) completos fundamentalmente para las pequeñas empresas. Muchas que estuvieron abiertas, pero no llegaron a producir lo necesario. Hay que sostener a las empresas para que no caiga el empleo. De ahí se sostiene el consumo. Sino el que queda fuera de la empresa tiene que recurrir al estado para un subsidio y así se vuelve al círculo negativo. Preferimos que la ayuda sea a las empresas", añadió.

Al ser consultado sobre el probable descongelamiento de las tarifas de la Empresa Provincial de la Energía, que podría darse desde enero, pero en forma progresiva Diab subrayó: "Para el comercio y el sector productivo será un golpe más. Si los aumentos se trasladan a precios va a repercutir en el consumo".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario