Ovación

Vecchio, con una sobrecarga previo a la Copa Sudamericana

A dos semanas del partido en Venezuela, el 10 padece una sobrecarga en el isquiotibial. Todos los cañones apuntarán a que llegue al encuentro frente a Táchira

Miércoles 30 de Junio de 2021

A mitad de la pretemporada y ya mucho más cerca del reinicio de la competencia, las noticias en Central no son del todo buenas. Sin grandes preocupaciones, al menos por ahora, pero con alguna señal de alarma a la que habría que prestarle algo de atención. El protagonista en cuestión es Emiliano Vecchio, quien padece una “sobrecarga muscular” en el isquiotibial izquierdo. ¿Qué implica esto? De arranque, que será baja en el amistoso del próximo sábado ante Unión, aunque más allá de los encuentros amistosos que haya en este tiempo lo verdaderamente importante es si llegará en condiciones al partido frente a Deportivo Táchira, por los octavos de final de la Copa Sudamericana. Es que para ese compromiso restan apenas dos semanas (la ida fue programada para el jueves 15 de julio). Por eso serán días de mucho cuidado de parte del futbolista y de mucho trabajo de parte del cuerpo médico, para recuperarlo cuanto antes.

  Es imposible soslayar el dato de que se trata de una lesión muscular a quince días del debut en el nuevo semestre. A partir de eso, las especulaciones pueden ser infinitas, pero lo esencial será la evolución que muestre Vecchio, que no es un jugador más en esta estructura del Kily González. Porque el hecho que exista cierto temor tiene que ver con que el afectado es no sólo el capitán, sino uno de los jugadores emblemas del equipo.

  “En el día de ayer (por el lunes) se le realizaron estudios imagenológicos por una molestia en el isquiotibial izquierdo durante el entrenamiento. Las imágenes informaron una sobrecarga muscular, por lo cual para su cuidado trabajará de manera diferenciada al grupo”, fue el parte que emitió el club en el mediodía de este martes.

Vecchio2.jpg
Vecchio es una pieza clave para el Kily González.

Vecchio es una pieza clave para el Kily González.

  En todo momento se hace referencia a una “sobrecarga”, aunque hubo voces que se atrevieron a hablar de una “pequeña ruptura”, lo que implicaría un desgarro. No obstante, creen que la lesión no alcanza para encender ninguna alarma y que ya para el viaje a Venezuela estará en condiciones de ser tenido en cuenta por el entrenador. Pero eso es algo que irán viendo con el correr de los días, que son los que en definitiva servirán para determinar cuál fue el grado de la lesión.

  Por lo pronto, ya este sábado se quedará afuera del amistoso y en principio tampoco estaría en el del próximo miércoles, ante Patronato. Por eso todas las fichas estarán puestas en el encuentro que el canalla deberá afrontar ante Táchira por la Copa Sudamericana.

  De las ganas que le ponga Vecchio no hay dudas. Es más, hay un antecedente no muy lejano del 10 por una lesión que en su momento fue llamativo. Fue en enero pasado, cuando se informó que por una lesión ligamentaria, Vecchio iba a estar 10 días inactivo, pero a menos de una semana saltó a la cancha. Fue en aquel recordado partido en el estadio de Lanús, cuando el Kily apostó por un equipo alternativo (aún perdiendo ya tenía casi asegurado el primer puesto en la fase Complementación), y lo llevó al banco de suplentes. Ingresó en el complemento (en lugar de Gino Infantino), rompiendo todos los pronósticos, ya que una semana después debía jugar la final de esa instancia contra Vélez, de la que también formó parte, aunque ya como titular.

  Ahora la situación es distinta porque la lesión que hay es muscular y será clave el día a día. Por lo pronto, es grande el optimismo sobre que la recuperación no le lleve más tiempo de lo esperado y que pueda viajar a Venezuela sin problemas.

Trabajan por la llegada de Ayala

Ayala.jpg
Brahian Ayala es el refuerzo que quiere el Kily.

Brahian Ayala es el refuerzo que quiere el Kily.

La llegada de Brahian Ayala tiene todo para concretarse y en Central trabajan para que eso suceda cuanto antes, pero al menos este martes no se produjeron grandes avances en la negociación, lo que no quiere decir que se haya presentado algún inconveniente. En principio, se comenzó a atravesar la instancia del intercambio de papeles, especialmente con Guaraní, que es el club dueño del pase del volante paraguayo. Cuando ese paso se resuelva todo quedará reducido al viaje del futbolista hacia Rosario, un tema que también se está evaluando, ya que debería cumplir con el aislamiento obligatorio que imponen las autoridades gubernamentales.

En Central estaban a la espera de la respuesta de Guaraní sobre la propuesta realizada, pero creen que ese no será un inconveniente. Es más, ayer desde la sede de calle Mitre indicaron que todo marchaba de manera favorable y que el paso definitivo dependía de que Guaraní resolviera un tema puntual de papeles.

Lo que está claro es que en ese puesto de volante por izquierda el jugador que pidió el Kily es Ayala y que en él están puestas todas las fichas. Mientras tanto, en Arroyito continúan con la búsqueda de un zaguero central y, quizás, de un volante por derecha. Allí hablan de una posible partida de Rafael Sangiovani a Instituto.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario