Newell's

Se juega mucho a futuro

Ñuls debe tomar decisiones firmes y pensar en la próxima temporada sin equivocarse para evitar lo peor: el descenso.

Domingo 17 de Marzo de 2019

¿Y ahora qué? ¿Cuáles son los pasos a dar? ¿Cuál debería ser la estrategia de cara al futuro? Newell's no ingresó en un campo minado de incertidumbre, sino que ya lo estaba. Lo que sucedió con la derrota del viernes por la noche en La Plata, ante Gimnasia, un rival directo en la lucha por la permanencia en la próxima temporada, fue sumergirlo aún más en un mar de dudas. Y estiró la racha de derrotas consecutivas a tres partidos cuando está ante la necesidad de cosechar puntos pensando a futuro. Ese que aparece borroso por la situación en la que se encuentra y que despierta temores. Lógicos por la realidad imperante y que deben ser tenidos en cuenta antes de que sea demasiado tarde.

La Superliga llega a su fin. Sólo quedan dos capítulos y Newell's necesitaba sumar la mayor cantidad de unidades posibles con el fin de acumular para lo que vendrá. Cada punto hoy vale oro y más aún frente a un rival directo como el Lobo, con el que terminó resignando todo en la última bocha de la noche.

Por supuesto que no fue una derrota más. Fue dolorosa en todos los sentidos porque ahora condujo a la dirigencia a tomar nota y pensar con mayor insistencia los pasos a dar para afrontar la difícil misión de pelear en la tabla de abajo. Los objetivos serán otros y todo tendrá que estar focalizado en salvarse del descenso. La mira no estará en pelear el campeonato o ingresar a una copa internacional, más allá de que si logra los puntos necesarios para salir del fondo indefectiblemente eso conducirá a algún logro deportivo de los interesantes.

La cuestión en todo esto es que también llenó de intranquilidad a Bidoglio, quien tiene parte de responsabilidad por ser el DT, aunque no es el único. Porque, cabe recordar, fue elegido más allá de no haber sido una opción en la estrategia inicial. Había una larga lista de entrenadores "experimentados" que fueron sondeados y buscados, pero el tiempo pasó, no hubo arreglo con ninguno de los candidatos y a los directivos no les quedó otra que darle el desafío al técnico de la reserva.

Como en los últimos mercados de pases los jugadores que llegaron, en general, no alcanzan a ingresar en el terreno de ser considerados refuerzos. Sólo incorporaciones porque varios de ellos ni siquiera son titulares. Tan es así que a pesar de que arribaron apellidos que, tal vez, no estaban en los primeros lugares de la lista del cuerpo técnico (como consecuencia de la endeblez económica). Se recurrió al sumar por sumar con el fin de aquietar las críticas externas. Algo que sólo sirve para tranquilizar un momento, pero que con el paso del tiempo puede derrumbarse como lógica consecuencia de los resultados adversos.

Por supuesto que todo esto quedaría oculto debajo de la alfombra si la pelota hubiera ingresado en el arco del Lobo y Newell's se iba de La Plata con un resultado positivo. Porque en el fútbol se está en el cielo o en el infierno si la pelota ingresa o no dentro de los tres palos, más allá de que este concepto no debería ser tan tajante. Si hubiera raciocinio los clubes deberían tener proyectos y respetarlos, algo que no existe y cuando se hablan de ellos son una falacia.

¿Y ahora? La dirigencia tiene que caminar sobre terreno seguro. Las decisiones a tomar deben ser muy meditadas. Ya no hay espacio para el error porque una falla depositará a Newell's en un lugar jamás deseado: la B Nacional. Como nunca tendrán que acertar en las determinaciones.

A esta altura ya debería estar elaborada la tarea a realizar. Si habrá un respaldo absoluto al entrenador dejar sentado ese aspecto o tomar una decisión temprana al respecto y seducir a potables refuerzos. Pero esta vez nombres que lleguen para ser titulares y no sólo experimentos o negociados de empresarios. Sin dudas que todo es más simple en palabras y es complejo en la realidad, sobre todo por la situación económica imperante. Pero si baja de categoría la crisis monetaria será aún más caótica.

Newell's se jugará la permanencia en primera y no es joda. Eso es lo que deben tener en cuenta los actores leprosos, es decir jugadores, cuerpo técnico y, sobre todo, dirigentes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});