Newell's

Rivero le dio la cuota de fútbol necesaria a Newell's

El cordobés de 21 años fue un acierto de Llop al elegirlo para jugar de titular. El volante aportó claridad y trató de entrar seguido en contacto con la pelota. No le pesó la responsabilidad

Lunes 18 de Septiembre de 2017

La modificación que introdujo Juan Manuel Llop con la inclusión de Braian Rivero para el enfrentamiento contra Olimpo fue un cambio sustancial. Con el juvenil encontró la cuota de fútbol que se le negaba hasta entonces. Aparte fue clave el sitio por donde se movió. No integró el clásico doble cinco que utilizaba Newell's. Se desplazó varios metros por delante de Nery Leyes para la generación fluida, acompañando a Víctor Figueroa. La decisión del entrenador fue acertada y Rivero le resolvió un problema.
   Newell's recibió a Olimpo el sábado con la urgencia de un resultado positivo. Era imprescindible que evolucione su juego. La falta de fútbol preocupaba, acentuado por la distensión de Brian Sarmiento que lo marginó por tres semanas. Víctor Figueroa entró por Sarmiento, pero Llop entendió que a ese cambio obligado había que agregarle más. Fue entonces que modificó la pareja de volantes centrales. Lo excluyó a Jalil Elías para que ingrese Rivero.
   La dupla del medio es la que sufrió diferentes modificaciones desde la primera fecha de la Superliga, cuando se conformó con Jalil Elías y Juan Ignacio Sills. Con desacoples y nula participación ofensiva contra Unión (1-1), Llop decidió cambiar para jugar contra Godoy Cruz (1-2) por la Copa Argentina. Puso de titular a Nery Leyes por Sills. El ex volante de Atlético Tucumán se encontraba mejor físicamente de la lesión de la pretemporada y en cancha de Unión tuvo algunas intervenciones interesantes del medio hacia adelante.
   En el encuentro siguiente, ante Huracán (0-1) en Parque de los Patricios, hubo una involución individual y colectiva. Elías y Leyes repitieron los desajustes en la contención del día con Godoy Cruz. Tampoco se sumaron al juego ofensivo del equipo.
   Los cuestionamientos y las dudas invadieron a todo el ámbito rojinegro. Entre los marcadores adversos y los funcionamientos poco relevantes, Newell's requería una reacción. Llop volvió a confiar en otro juvenil, como antes lo hizo con Joaquín Torres, para el partido frente a Olimpo. Lo puso a Rivero, con la consigna de que entre en contacto con la pelota en campo rival. El cordobés de 21 años, con pocas participaciones en la primera, había ido al banco ante Godoy Cruz y entró unos minutos en la caída contra Huracán.
   Llop anticipó que pensaba idear un triángulo, con Leyes en el vértice y Rivero y Figueroa en los extremos. Así se plantó Newell's. Los dos mediocampistas internos entraron seguido en juego. Rivero expuso que sabe manejar la pelota y no se apresura. Varias veces se lo observó agitando la mano, con la palma abierta hacia el piso, para que se la den. Fue una señal de la actitud con la que jugó. La pidió sin complejos. La tuvo, avanzó con balón dominado y la entregó precisa.
   A partir de la predisposición de Newell's para ser el protagonista y el desempeño de sus futbolistas de mitad de cancha hacia adelante para cumplir cada uno con su rol, el equipo alcanzó el primer éxito desde la asunción de Llop a la conducción técnica.
   Rivero le dio vitalidad a la generación, algo que acostumbró a mostrar en la reserva y que lo llevó a ser uno de los tres o cuatro futbolistas destacados de esa categoría en los últimos años.
   La actuación rojinegra, y en particular la de Rivero, le da la tranquilidad a Llop de no tener que repensar a los titulares para visitar a Lanús el lunes 25 de agosto. El entrenador se dedicará sólo a corregir detalles, entre ellos la contención. La buena producción frente a Olimpo no tiene que ocultar las fisuras que tuvo el rojinegro en ese aspecto en partidos anteriores. El rival del sábado no fue capaz de exigirlo para comprobar si Newell's enmendó esa falla.
   La impresión es que Leyes quedó expuesto a sus espaldas en determinadas jugadas de Olimpo. Rivero tendrá que darle una mano contra equipos que cuentan con volantes de mayor peso. Es una cuestión a entrenar, con la satisfacción de que Rivero fue vital en el triunfo necesario del sábado.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario