Central

Pereyra todavía sigue en deuda

Otra vez el volante canalla se desentendió de la banda izquierda.

Lunes 07 de Octubre de 2019

Lo primero que deberá dilucidar Diego Cocca es de qué manera pretende que su equipo desequilibre. Si sólo por derecha o también con el aval de la izquierda. Si la cosa pinta para que ambas bandas tengan preponderancia, el técnico debiera ir pensando en otro intérprete en lugar de Joaquín Pereyra. Es que la chance que le dio el entrenador después del flojo partido que hizo ante Racing el resultado fue el mismo: la de un volante que casi nunca estuvo cerca de línea o en las zonas de linderas. Siempre lo hizo volcado al medio desprotegiendo su sector.

   Estaría incluso demás hablar del error de Pereyra que desembocó en el gol de Lanús.

   Fue una contingencia del juego, algo que le pudo haber ocurrido a cualquiera o incluso al paranaense jugando en otro sector. Pero lo que no se puede obviar es las formas en la que se movió y por dónde. Su apego a la franja central hizo, en especial en el primer tiempo, que Leonel Di Plácido y Carlos Auzqui tuvieran vía libre por el carril derecho (el izquierdo de Central) para transitar sin pagar peajes. Es que Pereyra muy pocas veces colaboró en el retroceso con Brítez.

   No obstante, lo más evidente, y quizá preocupante, es que en ofensiva tampoco buscó abrir la cancha. Oportunidades no le faltaron, pero cada vez que Fabián Rinaudo o el Colo Gil tuvieron el pase hacia afuera él se cerró en lugar desmarcarse y ampliar la geografía.

   En su favor cuenta que siempre estuvo claro que no es un futbolista al que la banda le genere confort, pero ante la directiva del técnico tiene una función que cumplir. Si Cocca pretende que el equipo juegue sin volante por izquierda (no parece porque Zabala, aun de manera defectuosa, lo intentaba) le vale la excusa. En caso contrario está en deuda.

El DT guardó un cambio

Otra vez Diego Cocca se guardó una modificación. Ayer hizo dos variantes como también lo había hecho en el encuentro anterior ante Racing. Por otro lado, Matías Caruzzo marcó ayer su segundo gol con la camiseta auriazul y en las dos ocasiones fue a través de un cabezazo. El primer grito lo había pegado en el campeonato anterior cuando Central enfrentó a Banfield.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario