Ovación

Parque cerrado

El automovilismo sufre por la crisis, con la menor cantidad de autos en pista. El TC, la más popular, zafa por ahora pero el STC 2000 y los demás hacen malabares para sobrevivir.

Martes 25 de Junio de 2019

Desde la segunda reinauguración del autódromo en el 2012, el Súper TC 2000 siempre estuvo presente en Rosario. El año pasado, ya con el Fangio con el primer alargue, no lo usó porque aún había una torre de media tensión cerca de una de las curvas del circuito. Entonces siguió corriendo en el trazado de chico y quizás eso mismo debió pasar en este 2019 cuando volvió luego de la histórica carrera del Turismo Carretera. Es que aceleró sobre el nuevo dibujo de 4 mil metros y quedó demasiado en evidencia la crisis que está atravesando. Apenas 17 autos giraron, los que empezaron la temporada. Un síntoma de una realidad que atraviesa el automovilismo argentino todo: el de no ser una isla dentro del contexto de una economía recesiva e inflacionaria que obligó a cuidar el peso. Más en una actividad tan costosa.

El STC 2000 disputará su 5ª fecha el domingo en Paraná y las perspectivas que el parque crezca son nulas. Además, como otro problema que tiene el automovilismo a nivel mundial, el espectáculo de los sorpasos cada vez más es una rara avis ante la supremacía de unos pocos, la tecnología además fue mejorando la durabilidad de los elementos y los autos ni se rompen. Entonces, la categoría se vio obligada a implementar un sistema de lastres luego de la clasificación para alterar el esquema de carreras aburridas que se dieron hasta acá. El combo no puede ser más preocupante. Además, porque poner en pista un auto de estos sale poco más de un millón de pesos por carrera. Es la división más cara. Suele acompañarla la escuela de la Fórmula Renault, que pasó por Rosario con apenas 14 monopostos.

El TC, la más popular del país, es la que más se mantuvo indemne a los vaivenes de la economía. Al menos sigue poniendo más de 40 autos en pista. Tiene más recursos, claro está, pese a que también para un auto de punta se requiere cerca del millón de pesos. En cambio la telonera TC Pista, (con menos inversión pero igual importante) y también el TC Mouras y el TCP Mouras, las inferiores del Turismo Carretera, mermaron considerablemente sus parques automotores esta temporada. En Termas, el TCP reunió 25 máquinas, cuando antes era bastante habitual que orillaran los 35 o hasta 40.

El Turismo Nacional, la categoría que sin dudas da más espectáculo, no es ajena a esta situación. Una clara muestra de esto es que, al haber menos máquinas, redujeron la cantidad de series tanto en la Clase 3 como en la Clase 2. Antes eran tres series, ahora son 2. En noviembre vendrán al Fangio para su penúltima jornada. El domingo el Top Race corrió con apenas 16 autos su 5ª fecha en Río IV. Sus costos son equiparables a los de la Clase mayor del TN y están en el orden del medio millón de pesos. Inclusive se dio la paradoja que la telonera TR Series cuenta con más máquinas: 23. Eso sí, este año reeditaron el TR Junior y con 15 autos arman su carrera también, pero se necesita más parque para ganar en atracción. El TC 200 también bajó notablemente su oferta y en Paraná hace una semana apenas pasó de los 15 autos.

Por supuesto, si a nivel nacional viene pasando eso, también a nivel local. En la provincia hay prácticamente dos agrupaciones que aglutinan todo el automovilismo zonal. Las Categorías Agrupadas Federadas no pudieron este año empezar sus habituales campeonatos de Midget 1400 y Fórmula Renault 1.4, y de las 3 fechas el Turismo Agrupado Clase 1 sólo corrió una. El Car Show Santafesino, que requiere más inversión para sus pilotos, también raleó el parque de sus cinco categorías.

La crisis económica golpea en todos los sentidos. Si se ve hasta en los estadios de fútbol argentinos, el automovilismo nacional no puede ser la excepción. Si además la industria automotriz mermó sus ventas y suspendido personal, es imposible que eso no se traslade al deporte que más la representa y que tanto arraigo tiene. Hasta que la tormenta amaine al menos o los votos cambien la realidad.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario