Rusia 2018

"Para esta generación es ahora o nunca", sentenció el Kily González

En esta nota, hecha en Rosario días atrás, desgrana toda su experiencia albiceleste.

Sábado 09 de Junio de 2018

Para hablar de la selección nadie mejor que el Kily González. En esta nota, hecha en Rosario días atrás, desgrana toda su experiencia albiceleste.

¿Te genera mucha ilusión la selección que participará en el Mundial de Rusia 2018?

A mí siempre me genera ilusión cuando veo la camiseta de la selección argentina. Yo sé muy bien lo que siente llevarla y mucho más en un Mundial. Para un jugador de fútbol representar a tu país en un Mundial es lo máximo a lo que puede aspirar.

¿Y a esta selección le ves chapa para lograr el título?

Argentina siempre tiene chapa cuando va a un Mundial. Además, tenemos a un jugador de la jerarquía de Messi que no lo tiene ninguna selección. Si no nos ilusionamos con él en el equipo, qué les queda para las otras selecciones.

¿Qué les dirías a los que piensan que Argentina sólo tiene chances de consagrarse campeón porque está Messi?

Que está bien que confíen porque tenemos a Messi, pero para ganar un título hay que acompañarlo, saber rodearlo. Leo tiene que ser el salto de calidad de un equipo con funcionamiento. Como lo hace en Barcelona.

Diste en la tecla. Porque si algo no demostró esta selección de Sampaoli es tener funcionamiento.

Puede ser, igual tener funcionamiento no te garantiza nada. Está claro que siempre es mejor tenerlo. Fijate lo que nos pasó a nosotros en el Mundial 2002. Antes de ir a Corea-Japón jugamos amistosos contra Italia, Inglaterra y España en condición de visitante y les ganamos a todos. Y después en el Mundial nos volvimos en la primera vuelta. Aquella selección de Bielsa estaba considerada antes del Mundial la mejor del mundo y no salimos campeones. Con esto te quiero decir que en el fútbol nadie tiene la verdad y mucho menos en una competencia corta como un Mundial, que un error o cualquier detalle te deja afuera.

¿De qué depende ganar un Mundial?

De pequeñas cosas. Obvio que hay que tener buen equipo, con jugadores inteligentes que sepan adaptarse a las circunstancias que les presenta un partido. Si tenés que atacar, atacás, pero si tenés que defender a muerte porque te están metiendo en un arco, también tenés que estar preparado para hacerlo. Los equipos que salen campeones son los que se adaptan a eso.

¿Te molesta cuando la gente tilda a esta generación de perdedores porque la mayoría jugó tres finales, una del mundo y dos de Copa América, y no pudo salir campeón?

Me jode mucho que se la trate así a esta generación. Porque no tengo dudas de que estos futbolistas son los mejores que tuvimos en la selección en los últimos tiempos. Por esas cosas que tiene el fútbol no se les dio en las finales, pero representaron muy bien a nuestro país. ¿Quién puede discutir a Messi, a Di María, a Agüero o Higuaín? Son todas figuras en el fútbol europeo desde hace muchos años y nunca pusieron reparos para venir a la selección.

Pese a que perdieron cada vez que llegaron a una final, ¿seguís confiando en ellos?

Más que nunca porque ellos son conscientes de que el Mundial de Rusia es la última oportunidad que tienen. Es ahora o nunca para esta generación. Messi es el primero que lo sabe. Por eso veo que se está preparando como nunca.

¿Ves que tienen ganas de revancha?

Sí, quieren demostrarles de una buena vez a los hinchas que ellos mueren por la camiseta de la selección. También sienten que están en deuda con ellos mismos porque todavía no pudieron lograr un título con la camiseta argentina. Messi sabe que puede seguir ganando cosas en Barcelona o el Pipita en Juventus, pero lo que realmente te consagra es la selección argentina. A mí todavía me paran por la calle y me siguen recordando la medalla de oro que ganamos en los Juegos Olímpicos en Atenas en 2004. Fue la primera vez que lo lograba Argentina y eso quedó en la historia.

¿Y la eliminación en el Mundial 2002 también te la recuerda la gente?

Sí, claro. Porque aquel equipo tenía todo para consagrarse campeón del mundo. Aún hoy no le encuentro explicación a lo que nos pasó. Por eso insisto en que en los mundiales no hay que subestimar a nadie. Nosotros habíamos debutamos bien contra Nigeria y nos complicó la vida la derrota ante Inglaterra. Con cuatro puntos nos quedamos afuera y a Suecia le creamos más de 20 situaciones.

¿Estás de acuerdo con que Sampaoli haya licenciado al plantel durante casi dos días a menos de dos semanas del debut contra Islandia en el Mundial?

Tengo entendido que Sampaoli les dio libre a los jugadores por una sugerencia del preparador físico Jorge Desio. Me parece aconsejable que el técnico atienda o le haga caso a lo que le dice el profe. Sobre todo si hay jugadores sobreexigidos o con riesgo de lesionarse. Queda muy poco para el debut contra Islandia y es preferible perderse un entrenamiento y no el Mundial. Porque, una lesión muscular ahora y te olvidás del Mundial.

¿Sampaoli hizo lo que Bielsa, previo al Mundial 2002, no quiso hacer?

Puede ser, pero ahora ya es tarde para lamentarse por eso. Es cierto que nosotros llegamos a ese Mundial muy exigidos por la temporada europea, como seguramente les pasa estos futbolistas. Estos chicos vienen de jugar más de 60 partidos en la temporada y está perfecto que el profe baje las cargas y quiera dosificar esfuerzos. El jugador sabe muy bien cuándo tiene que parar y cuándo exigirse más. Hace mucho que vienen jugando juntos, se conocen y seguro que le dijeron al técnico que era conveniente bajar las cargas en los entrenamientos.

También tener dos días libres se presta para que los jugadores se expongan en las redes sociales, como finalmente pasó con Cristian Ansaldi, quien subió a Instagram una foto junto a su esposa en un jacuzzi.

Sí, pero eso no es culpa del tiempo libre. Son los tiempos que corren. Como antes no había redes sociales, no corríamos ese riesgo. Hoy cualquier cosa que pasa con un jugador, la sabe todo el mundo.

¿Qué opinás del grupo que tocó: Islandia, Croacia y Nigeria?

Es un grupo para nos confiarse. Tenemos que arrancar bien. Un triunfo contra Islandia es vital porque si no ganás después te entran las dudas en el segundo partido. Nosotros en el 2002 le ganamos a Nigeria, pero el segundo partido era una potencia como Inglaterra. Además, con todo lo que significa para Argentina siempre enfrentarse ante los ingleses. Ahí perdimos la clasificación también. Porque si empatábamos contra Inglaterra, ante Suecia nos alcanzaba con un punto. En este Mundial no tenés en el grupo a una potencia, pero Croacia es un equipo con grandes individualidades que brillan en los mejores equipos de Europa. Lo ideal, obviamente, sería ganar los tres. Pero también es importante ganar el primero y no perder contra el rival más complicado. Tampoco subestimaría a Nigeria, que es una selección que fue progresando con el paso de los años y en un día te pueden complicar la vida tranquilamente. Son muy rápidos, tienen técnica y si están inspirados no los parás.

¿Te preocupa que Sampaoli tenga tantas dudas en la formación a tan pocos días para el debut?

Y... no es lo más conveniente. Siempre es mejor tener el equipo ya definido lo antes posible. Sobre todo, porque el jugador quiere saber con anticipación si va a ser titular o no. Se prepara y lo empieza a vivir de otra manera. Pero bueno, si Sampaoli no lo definió es porque realmente tiene dudas en algunos puestos.

¿A Messi le falta ser campeón mundial para estar a la altura de Maradona?

Mirá, yo tuve la suerte de jugar y compartir plantel con los dos y los argentinos debemos estar orgullosos de que Maradona y Messi sean nuestros. No tiene sentido compararlos. Diego fue el mejor en su época y logró levantar la Copa del Mundo. Leo es el mejor ahora y se merece ser campeón en Rusia. Se nota que es lo único que quiere o que lo desvive.

¿Estás de acuerdo con que Alemania, España y Brasil son los principales candidatos?

Son candidatos en iguales condiciones que Argentina. Cuando nuestra selección va a un Mundial va a ganarlo. Cualquier rival quiere evitar enfrentarse a Argentina. O acaso creen que a los brasileños les gustaría cruzarse con nosotros y con Messi. No, para nada. Lo mismo les pasa a los alemanes y españoles. También agregaría a Francia.

Pero España goleó a Argentina en un amistoso en la gira previa al Mundial.

Lo dijiste, se trató de un amistoso. Además no estuvo Messi y Sampaoli lo utilizó para probar jugadores. Te aseguro que no hay esa diferencia con España y, si nosotros nos cruzamos en el Mundial, se dará un partido totalmente diferente. España tiene funcionamiento colectivo, pero no tiene a Messi. Y ellos lo conocen a Leo, saben de lo que es capaz de hacer en una cancha.

¿Te gusta Sampaoli como técnico?

No lo conozco personalmente. Sé cómo trabaja por referencias de gente que lo conoce y nada más. Pero soy de los piensan que si es el técnico de la selección vamos para adelante. Lo mismo me pasó cuando dieron la lista de los 23 jugadores, puede que no esté de acuerdo con uno o esté disconforme con otro, pero son los que eligieron para ir al Mundial y yo soy un hincha más. Los argentinos tenemos esa costumbre de querer ser entrenadores todo el tiempo. Si el técnico de la selección, quien está todo el día con ellos, los eligió por algo será.

¿Qué te genera que Giovani Lo Celso y Angel Di María, dos productos surgidos de la cantera de Central, estén en el Mundial y con grandes chances de ser titulares?

Siento un orgullo tremendo como seguramente deben tener todos los hinchas de Central. Porque el club estará representado con ellos en el Mundial. Los dos son producto del trabajo que se realizó en Central y además están llevando la bandera de la institución por todo el mundo. Me pasaba a mí cuando estuve en Europa en mi etapa de jugador. Saber que llegaste ahí por tu esfuerzo, pero también por las puertas que te abrió Central. En el caso de Angelito, con quien tengo una gran relación, ya hace varios años que está en la selección. Pero Lo Celso demostró que es crack con apenas un puñado de partidos y no es fácil hacerse un lugar entre estos monstruos. La verdad, me llenan de orgullo porque los veo a ellos con la camiseta de la selección y enseguida me aparece Central. También me trae muchos recuerdos de mi etapa en la selección.

Ya que hablaste de Central es inevitable no preguntarte por esta nueva etapa que arrancás en el club como técnico de la reserva.

Estoy muy contento y agradecido al club por esta nueva oportunidad. También quiero destacar las palabras que tuvieron el Patón Bauza y el Camello Di Leo sobre el trabajo que estuve desarrollando en los últimos cuatros meses como coordinador de las inferiores de Central. El Patón llegó, se interiorizó por mi trabajo y enseguida me propuso para ser el técnico de la reserva. También ayudó que José Chamot, quien era el técnico de la reserva antes de asumir el interinato en la primera, se fue a Europa a realizar un perfeccionamiento.

¿Sentís que estás en el lugar que querés estar?

Sin dudas. Quiero transmitirles a los pibes ese sentido de pertenencia que significa ponerse la camiseta de Central. Siempre les digo que ese escudo que llevan en el pecho es el más lindo del mundo. Que no se compara con nada. Podrán jugar en Europa y lo van a extrañar, como me pasó a mí. Además, entrenar a la reserva es una gran responsabilidad porque estás a cargo del último eslabón que necesita aprovechar un chico para que el técnico de la primera lo tenga en cuenta. Y en ese sentido, con el Patón tenemos las cosas muy claras. Sabe que puede contar conmigo para lo que sea. Y yo agradezco toda esa confianza.

Después de hacerte cargo de la reserva por la ida de Chamot a la primera, ¿pensaste que podías quedarse en el cargo o que ibas a volver a la coordinación de las inferiores?

Yo me sentí muy cómodo cuando estuve a cargo de esos partidos en la reserva. Tengo bien clara mi función, hago lo mío y no me meto con nadie. Como te dije, llegó Bauza y pidió referencias de lo que estaba haciendo en las inferiores y enseguida llegó la propuesta.

¿Te sentís preparado para dirigir la categoría anterior a la primera?

Muy preparado y entusiasmado. Conozco todo de Central y no hay mejor desafío para mí que formar a los chicos del club para la primera división de Central. Pero no quiero que sean sólo jugadores, busco que sientan y vivan lo que significa ser jugador de Central. No tengo dudas de que lo voy a lograr. La vida me está regalando la posibilidad de devolverle al club todo lo que me dio y no pienso desaprovecharla.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario