Ovación

Newell's se puso de pie a pura adrenalina

La Lepra protagonizó un partidazo ante River, logró revertir el 0-1 y en los últimos minutos clavó tres goles para desatar el festejo en Núñez. Anotaron Leal, Sarmiento y Fértoli. Enorme actuación de Pocrnjic.

Lunes 27 de Noviembre de 2017

La Lepra protagonizó un partidazo ante River, logró revertir el 0-1 y en los últimos minutos clavó tres goles para desatar el festejo en Núñez. Anotaron Leal, Sarmiento y Fértoli. Enorme actuación de Pocrnjic

Newell's clavó un triunfazo épico en el Monumental. El equipo rojinegro que venía a los tumbos en la Superliga, que no encontraba ni la línea de juego ni los resultados, que encima su último antecedente había sido la derrota en el Coloso ante Belgrano, justo con un gol de Joel Amoroso en lo que pareció ser un mal chiste del destino, ayer dio vuelta la página de manera radical y se regaló una victoria con ribetes de hazaña. Porque en un partido que fue una verdadera ruleta rusa, con dos equipos que siempre fueron al frente y en un trámite que mantuvo la adrenalina al tope desde principio a fin, los leprosos supieron revertir la ventaja millonaria y en el tramo final se despacharon con una tripleta inobjetable para dejar en la lona al millonario del Muñeco Gallardo. Newell's dio una prueba de vida en un escenario siempre complejo. El ciclo de Juan Manuel Llop necesitaba oxigenarse y vaya si lo logró. Ahora las dos fechas que restan para cerrar el 2017 se miran con mayor optimismo en el Parque. Se viene Racing y luego la visita a Central. La Lepra se puso de pie con un resultado resonante por donde se lo mire.

NOB River


La tarde-noche del Monumental tuvo todas las emociones. Tal vez no se vio un juego pulcro ni aceitado de parte de ninguno de los dos equipos, pero nadie puede decir que tanto Llop como Gallardo no mandaron al ataque a sus jugadores en pos de lograr los tres puntos. Y en este palo y palo vertiginoso que fue el cotejo se destacó la figura de Lucho Pocrnjic para desactivar a puro reflejo el puñado de situaciones clarísimas que en sus narices dispusieron los millonarios. Claro que la otra gran razón del triunfo se explica en la enorme contundencia rojinegra de los últimos minutos del juego, cuando River ya ganaba con el gol de Pity Martínez. En esa ráfaga furiosa Newell's fue astuto como una Pantera para empatar, por intermedio de Luis Leal; luego se "activó" para ponerse en ventaja de penal, a través de Brian Sarmiento, y decoró la victoria con la fuerza de un Rayo, en la corrida de Héctor Fértoli.

Newell's le supo jugar a River de igual a igual, primero tratando de controlarles a sus jugadores desequilibrantes y luego animándose a mojarle la oreja. En la etapa inicial lo hizo con las réplicas a pura gambeta de Joaquín Torres, un pibe que cada vez muestra mejores credenciales. Sin dudas que a Nacho Scocco le costó jugar contra sus ex compañeros y nunca estuvo cómodo en el partido, además de haber sido bien controlado por Nehuén Paz. Y en esos primeros 45 minutos, Sarmiento pudo ser el héroe y se fue al descanso como el villano, tras fallar dos chances netas. Ya pintaba Pocrnjic como uno de los puntos más altos por sus manos salvadoras en un par de ocasiones a fondo del local.

En el complemento se acentuó la emoción. Y el Pity Martínez pareció ponerle un cepo a las buenas intenciones leprosas. Pero Sarmiento se redimió, Leal demostró que tiene clase y todo Newell's se abrazó a una victoria reparadora desde todo punto de vista. Llegó como punto al Monumental e hizo saltar a la banca.

Por eso el festejo loco del final de los jugadores leprosos y el cuerpo técnico. La victoria llegó en el momento justo y ante un rival, que a pesar de que no estar en su mejor momento, no hay dudas de que es uno de los más calificados del país y el continente.

Newell's ganó ayer tres puntos de oro en la cancha y ahora ruega que no se los descuenten afuera del rectángulo por el bendito tema del libre deuda. Igual Llop y sus muchachos ayer se fueron felices del Monumental. Tuvieron un desahogo merecido y revitalizante. Muy bien por Newell's.

Después de tres años y nueve meses

Newell's tardó demasiado, tanto que pasaron tres años y siete meses sin que diera vuelta un resultado. Este 3-1 conquistado nada menos que en el Monumental cortó una racha de 45 partidos, en los que apenas había rescatado 8 empates (37 derrotas). La última vez había sido el 25 de abril de 2014, por la 16ª fecha del torneo Final 2014, con un 2-1 a Tigre. En ese cotejo el equipo de Victoria se había adelantado con gol de Nahuelpan a los 50' y los rojinegros lo dieron vuelta con gritos de Ezequiel Ponce (55') y Ever Banega (62').


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario