Ovación

Newell's: Maxi aportó su jerarquía en el 3-0 ante Aragua de Venezuela

No se descubre nada diciendo que Maxi Rodríguez es un jugador distinto. De esos que marcan la diferencia por el solo hecho de estar dentro de la cancha. Ayer en el amistoso con goleada...

Jueves 26 de Julio de 2012

No se descubre nada diciendo que Maxi Rodríguez es un jugador distinto. De esos que marcan la diferencia por el solo hecho de estar dentro de la cancha. Ayer en el amistoso con goleada rojinegra por 3 a 0 ante el débil Aragua de Venezuela, el gran refuerzo leproso demostró que le aporta un toque de calidad más que interesante al equipo del Tata Gerardo Martino. Maneja a la perfección los tiempos del juego, sabe cuando debe esperar abierto sobre la línea, intuye el momento justo de meter la diagonal en busca del juego asociado, no se equivoca cuando pica al vacío y lee con precisión la jugada para meter la bocha justa y dejar a un compañero de cara al gol. Ayer desplegó de menor a mayor su repertorio de futbolista de selección y nivel europeo. Eso también potenció al resto y así Newell's tuvo pasajes de alto vuelo, con asociaciones interesantes, que además logró plasmar en el marcador mediante los tantos de Pablo Pérez, Víctor Figueroa y Mauricio Sperduti.

Maxi arrancó abierto como extremo derecho, claro que siempre con predisposición a retroceder y tener la cancha de frente. No se desesperó por entrar en juego y desde el principio cumplió con su función táctica a la hora de dejar salir al rival y asfixiarlo en bloque por los costados. Con el paso de los minutos la pelota comenzó a pasar por sus pies y eso llevó a que Newell's sea amo y señor de las acciones. Cuando la Lepra ya estaba en ventaja por el tanto de penal que había convertido Pablo Pérez, Maxi capturó una pelota que estaba forcejeando Sperduti y lanzó una puñalada precisa al vacío para que corra Figueroa, también de gran partido, quien disparó cruzado para sellar el dos a cero.

La Fiera con el paso de los minutos fue rotando en la zona de tres cuartos, siempre dándole un destino prolijo a la pelota y buscando al compañero mejor ubicado. Esto que parece sencillo en el fútbol muchas veces termina siendo complicado de plasmar en la cancha. Esa es la jerarquía de Maxi, la de hacer fácil lo difícil, la de saber meter un pase que desestabiliza a la defensa contraria y todo a partir de una notable dinámica que le permite estar siempre listo, tanto para marcar como para desdoblarse en ataque.

Maxi terminó jugando de volante interno, siempre movedizo y predispuesto a que la pelota pase por sus pies. El sábado el pueblo leproso podrá certificar la jerarquía de la Fiera con sus propios ojos ante Alajuelense. Será un lujo, en la previa de la competencia oficial que arrancará en diez días ante Independiente.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario