Ovacion

Mucho malestar con un directivo

El tesorero Raguza se ausenta seguido a las reuniones de comisión directiva vía remoto debido a que está mucho tiempo en España y quieren que se tome licencia

Domingo 18 de Octubre de 2020

La dirigencia de Central se prepara para realizar la asamblea ordinaria del próximo miércoles 28 de octubre. Como indica el estatuto, ese día se pondrá a consideración de los socios, la memoria y balance del último año de ejercicio, comprendido entre el 1 de julio de 2019 y el 30 de junio de 2020. En ese sentido, el dato que más quiere mostrar la dirigencia es que el actual pasivo bajó considerablemente en una cifra cercana a los 4 millones de dólares. Es que en el cierre que se había presentado a mediados de año (el que figura en el balance), la cifra ascendía a 18,5 millones y hoy estaría aproximadamente en 14,5 millones.

La mesa directiva canalla para la asamblea, compuesta por presidente (Rodolfo Di Pollina), secretario (Guillermo Hanono) y tesorero (Adrián Raguza), está deseosa de mostrarles los nuevos números a los socios que tanto cuestionan a la actual gestión. Aunque no todo lo que brilla es oro en el seno de la directiva auriazul. Es que entre los directivos también existe cierto malestar debido a que en las reiteradas reuniones de comisión directiva, siempre bajo la modalidad remota debido a los nuevos tiempos de pandemia, el tesorero Raguza suele incurrir en repetidas ausencias. Se sabe que el hombre fuerte que maneja las finanzas del club está mucho tiempo en España, más precisamente en Madrid, atendiendo más sus asuntos laborales que en la sede de calle Mitre resolviendo cuestiones relacionadas al ajetreado día a día del club. De hecho, Raguza está preparando su mudanza a Europa para noviembre e incluso ya habría vendido su lujoso auto y alguna propiedad. Ante ese cuadro de situación, no son pocos los directivos que le piden que se tome una licencia o en todo caso que abandone su cargo, amparándose en el artículo 94 del estatuto que dice lo siguiente: “Los miembros de la comisión directiva que, sin justificación, faltaren a tres reuniones consecutivas, o a más de tres, alternadas en un semestre, serán invitados por nota a concurrir a la reunión siguiente, con cita de este artículo, en caso de inasistencia injustificada a la misma, se entenderá que existe abandono de cargo, cesando quien incurriere en tal inconducta en el ejercicio del mismo, y siendo automáticamente reemplazado por quien corresponda”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS