Ovación

Mejoró con los cambios

Argentina arrancó bien, se cayó en el segundo tiempo, recuperó juego con los ingresos de Banega y Perotti y le ganó 2 a 0 a Italia

Sábado 24 de Marzo de 2018

Argentina arrancó bien, se cayó en el segundo tiempo, recuperó juego con los ingresos de Banega y Perotti y le ganó 2 a 0 a Italia

Siempre sirve ganar, más allá de que sea un partido amistoso. Y más aún, cuando falta tan poco para el Mundial. Cuando los resultados se dan, todo es más sencillo. Argentina le ganó 2 a 0 a una Italia que, si bien no estará en Rusia, sigue siendo un equipo de élite.

El conjunto albiceleste tuvo un correcto primer tiempo, en el que se vieron retazos de lo que pretende Sampaoli. Equipo corto, mucha presencia en el medio y los dos defensores centrales -Otamendi y Fazio- adelantados para recuperar y salir rápido.

Argentina no brilló pero tuvo momentos de buen fútbol, con los típicos pases entre líneas de Lo Celso, la picardía de Di María para desparramar rivales y un dinámico Lanzini que descolocó a la zaga italiana.

El complemento tuvo los mismos roles, pero Italia entendió que el negocio estaba en apretar a los volantes argentinos para desarmar el circuito de juego. El elenco del Zurdo perdió claridad y sufrió acciones en contra que lo complicaron y lo pusieron al borde del colapso. Por suerte, estuvo Willy Caballero para poder desactivar la ilusión azzurra. Con sobrias atajadas, aprovechó su oportunidad.

Pasado el vendaval, Argentina recuperó los hilos del partido y volvió a desplegar un vistoso juego colectivo. Banega entró bien y se calzó el traje de armador. El propio ex Newell's fue quien abrió el marcador a quince minutos de final, tras asistencia de Lo Celso y posterior remate que descolocó a Buffon.

Lejos de conformarse, la albiceleste siguió plantada en campo rival. Además de Banega, otro que rindió fue Perotti, que ingresó por Di María. El jugador de la Roma dio una mano en defensa y también llevó peligro al área de enfrente. Jugadores todoterreno de ese estilo siempre son necesarios para tener aspiraciones.

La puntada final la dio Lanzini, quien marcó el 2 a 0 con un golazo al ángulo derecho de Gianluigi, previo pase del participativo Pipita Higuaín.

Eso sí, Sampaoli deberá trabajar ciertas desatenciones defensivas que se vieron ante los europeos. Y en ofensiva, sin Messi todo cuesta el doble. La explosión del rosarino en los últimos metros de la cancha se extrañó, y bastante. La primera prueba fue superada y la ilusión de cara al Mundial crece de a poco.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario