Ovación

Maximiliano González: "Necesitaba estar afuera"

Entre otros temas, el volante tapón de Central le confesó a Ovación: "Había perdido la intensidad. Me vino bien salir un partido. Tengo autocrítica y sé cuando estoy flojo o no"

Martes 27 de Marzo de 2018

Habló sin pelos en la lengua. No le esquivó al flojo andar que mostró en ciertos pasajes de la Superliga. Maxi González hizo una fuerte autocrítica en una charla a solas con Ovación. El volante de Central fue directo al hueso a la hora de referirse a la actualidad deportiva, donde perdió la titularidad ante Chacarita, pese a que el domingo reaparecerá contra Patronato en Paraná. "El jugador sabe cuándo juega bien o mal", desprendió de entrada el mediocampista mientras miraba hacia el horizontea. "La verdad es que me vino bien mirarlo desde el banco ante Chacarit. Estaba mal", acotó para luego poner el énfasis en que "era como que necesitaba estar afuera". A medida que el diálogo se consumía entre la realidad y la sinceridad del protagonista, el jugador sostuvo también que "había perdido la intensidad de los primeros partidos".
¿Qué cosas te aportó ver desde afuera el partido con Chacarita?
En primer lugar fue una decisión del entrenador y hay que respetarla. Leo (Fernández) es el que decide quién juega y no. Nosotros estamos al servicio de la institución. Y después, la verdad es que en los últimos partidos, por una cosa u otra, no me venía sintiendo muy cómodo. La verdad es que me vino bien mirarlo desde afuera ante Chacarita. De todo siempre se aprende algo.
Es que el jugador sabe cuándo anda bien o mal por más que no le gusten las críticas.
Sí, es así. Es obvio. Por eso digo sin problemas que me vino bien estar un partido afuera. Es como que también lo necesitaba.
¿En qué sentido lo necesitabas?
Porque había perdido la intensidad que tenía en los primeros partidos. Sentía que me faltaba eso en los últimos encuentros. Es que el jugador siente si está flojo o no.
¿Puede ser que te haya pasado eso porque inconscientemente sabés que no tenés un competidor directo?
No creo que haya sido por eso porque nunca me sentí un titular indiscutido. En ese sentido sé muy bien como son las cosas. Sobre todo porque se pueden hacer cambios por distintos motivos. Eso sí, cuando te toca estar entre los once hay que saber aprovechar esa chance para tratar de no salir más. Pero a la vez puede pasar que no siempre las cosas salgan como uno espera.
¿Bajaste la intensidad o también notaste que estabas más errático?
Es un poco de todo. Hay una suma de cosas que por ahí hacen que uno no se sienta cómodo. Por ahí pasa que te dicen que cumpliste en un partido, pero por dentro no me sentía bien tampoco.
¿Hablaste con Leo o algún compañero sobre este bajón que sentías?
Sí, lo charlaba con mis compañeros y me decían que siga metiéndole para adelante. Trataban de ayudarme desde sus lugares. Pero lo cierto es que uno es quien debe rendir. Por eso siento que me vino bien estar un partido afuera.
¿Te pusiste a pensar que también es todo nuevo para vos porque recién estás haciendo tus primeros partidos y debés sentir cierta carga o presión?
Puede ser algo de eso porque no había tenido la suerte de tener esta seguidilla de partidos en Central, más allá de que sí la había tenido en Quilmes.
Pero Central es otra cosa porque la gente te hace sentir cuando no rendís.
Sí, lo sé. Pero independientemente de eso, uno tiene autocrítica y sabe cuándo anda bien o mal.
¿Y ahora entonces?
Entreno para ver si tengo la chance de volver a ser titular. Estoy trabajando para estar ante Patronato.
Todo indica que vas a jugar el domingo.
Por ahora no lo sé. Aunque ojalá así sea. Mientras tanto, mi cabeza está en mejorar y quedar otra vez entre los once. Quiero que me agarre, en todo caso, de buena manera ante Patronato.
¿Qué notaste al verlo desde afuera?
Que se ve todo mucho más fácil. Pareciera que tenés muchos más espacios. Pero cuando estás adentro hay que tomar decisiones rápido. Por ahí salen bien y a veces no. Sin embargo, soy un convencido de que hay que trabajar duro para mejorar en el día a día. Eso te ayudará a errar menos después.
¿Sentís además que tenés que rendir más por el sólo hecho de ser un jugador de la casa?
No lo tomo por ese lado, pero tengo en claro que en Central siempre hay que rendir bien. No trato de presionarme por ese lado. Sé cuándo estoy bien. Trabajo para eso en todo momento, pese a que a veces uno falla.
¿Y para qué está Central de ahora en más?
Lo más importante es que después de la derrota contra Godoy Cruz en casa teníamos que volver a ganar de local. Por suerte lo conseguimos contra Chacarita Juniors. Así que estamos muy bien y confiados para encarar lo que vendrá, que dicho sea de paso no será simple.
¿Lo decís por la Copa Sudamericana esencialmente?
Por eso y por los partidos que restan de la Superliga. En este senti- do sabemos que deberemos sumar para poder estar lo más arriba posible y terminar bien en el torneo. Sentimos que podemos mejorar más todavía.
¿Perciben que están lejos o cerca de clasificarse a la próxima copa?
El tema está difícil porque ningún equipo te regala nada en el fútbol argentino. No hay rivales sencillos. Sin embargo, nosotros venimos demostrando que estamos haciendo las cosas bien y que queremos entrar en la próxima Copa Sudamericana. Estamos cerca de meternos en la zona de la clasificación, pero a la vez restan muchos partidos importantes y durísimos. No obstante, apuntamos a eso.
¿Mirás el fixture, ya que tendrán un calendario muy apretado en poco tiempo más?
No, pero eso es verdad. Se viene una seguidilla muy movida. Sea por el torneo local como por la Copa Sudamericana. En todos los casos entraremos a ganar, sea el equipo que sea y el campeonato que nos toque asumir.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario