Ovación

La sombra de la droga se abate sobre el fútbol americano

Entre 10 y 15  jugadores de liga estadounidense de Fútbol Americano (NFL) dieron  positivo en el control antidoping por consumir un medicamento  prohibido que enmascara el uso de sustancias anabólicas  esteroides, informó un canal de televisión de Denver y otro de la  cadena ESPN.

Sábado 25 de Octubre de 2008

Denver- Entre 10 y 15  jugadores de liga estadounidense de Fútbol Americano (NFL) dieron  positivo en el control antidoping por consumir un medicamento  prohibido que enmascara el uso de sustancias anabólicas  esteroides, informó un canal de televisión de Denver y otro de la  cadena ESPN.

El grupo de alrededor 10 jugadores, incluidos Deuce McAllister  y Will Smith, de los New Orleans Saints, uso un medicamento  (Bumetamida) que ayuda a perder el peso, pero al mismo tiempo  enmascara el uso de anabólicos, consignó la agencia alemana DPA.

La televisora de Denver, que basa la información en una fuente  de la NFL no identificada, señala que los futbolistas utilizaron  bumetanida para eliminar la retención de líquido por problemas en  los riñones, el hígado o del corazón.╠
Reconoce, además, que algunos de los jugadores dieron positivo  a otras sustancias prohibidas, aunque no precisó de cuáles se  trata.

El canal ESPN señaló que los jugadores involucrados  contrataron a un abogado para representarlos en el proceso de  apelación ante la posibilidad de una suspensión por la utilización  de anabólicos esteroides.

Los anabólicos esteroides son sustancias artificiales,  hormonas sintéticas liposolubles (se disuelven en grasas),  similares a las producidas por la corteza adrenal y los  testículos, que activan genes específicos, produciendo un aumento  del volumen muscular.

Incrementan la producción de proteínas y estimulan la génesis  de glóbulos rojos, lo que se traduce en un aumento de la masa  muscular, lo cual no quiere decir que esa masa sea de la misma  calidad de la que se logra por métodos más ortodoxos.

En Estados Unidos los anabólicos se obtienen en el mercado  clandestino y en caso de que una persona venda esa sustancia,  puede ir a la cárcel. (Télam)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario