Ovación

La juventud no pudo dar el golpe

El técnico debió armar algo diferente por convencimiento, pero además por necesidad

Viernes 13 de Abril de 2018

En algún momento hubo un plan estratégico de parte de Leo Fernández de encarar el partido de anoche con jugadores de mayor experiencia. Allí estaban Martínez, Gil, Camacho y algún otro también, pero finalmente no pudo ser. El técnico tuvo que delinear y armar algo diferente, quizá por convencimiento pero también por necesidad. Lo cierto es que a este San Pablo se lo quiso correr con varios pibes y el resultado no fue el esperado. Antes que nada, que a nadie se le ocurra que los más chicos fueron los responsables de que a Central le falta el fútbol necesario e indispensable en partidos de textura copera como este. No es lo adecuado. Pero el director técnico hizo en ese sentido una apuesta importante.

Ninguno de esos más pibes pudieron meter alguna diablura propia de esa inconsciencia juvenil. Un caso singular fue, por ejemplo, el de Joel López Pissano, a quien no sólo se le dio nuevamente la titularidad, sino que se le otorgó una función precisa y pesada por cierto. Debía ser el encargado de flotar en tres cuartos para generar juego y tratar de asistir a los delanteros. Fue intermitente, endeble en su accionar e impreciso en muchas situaciones.

Lo mismo corre para Nahuel Gómez, a quien pareció no pesarle la responsabilidad en el primer tiempo, pero que en el segundo dudó con el balón en los pies y se proyectó poco y nada.

Con varios partidos ya sobre el lomo, Lovera tampoco pudo desequilibrar y se equivocó más de lo que acertó.

Igual, ninguno de ellos tuvo la contención del resto. Porque los de mayor experiencia tampoco hicieron gala de la misma.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});