Central

"La idea es afianzarme", aseguró Maximiliano Lovera

El juvenil canalla le confesó a Ovación que "me bajoneaba cuando no jugaba", pero a la vez resaltó que "la idea es seguir entrenando bien y jugar de la mejor manera si me toca estar".

Martes 20 de Febrero de 2018

Maximiliano Lovera reapareció recargado de la mano de Leo Fernández. Si bien todos los flashes se quedaron la noche del sábado último con la imagen de Andrés Lioi, lo concreto es que el ex Tiro Federal también la rompió. "Fue una noche muy linda. Hice un partido muy bueno desde lo individual, más allá de que no pude convertir. Aunque terminó siendo una fecha bárbara porque ganamos y seguimos creciendo como equipo, que en definitiva es lo más importante", desprendió en cámara lenta Maxi ni bien rompió el hielo en la charla que le concedió ayer a Ovación. El juvenil polifuncional de apenas 18 años también afirmó sin dudar que se bajoneaba cuando no jugaba. A la vez dejó sentado que "deseo seguir entrenando muy bien y jugar de la mejor manera si me toca estar. A eso apunto en el día a día. La idea es tratar de afianzarme. En eso estoy trabajando muy fuerte".

¿Cuánto necesitabas tener un partido así?

Mucho porque vengo trabajando bien desde la pretemporada. Bastante diría. Si bien los primeros partidos no venía siendo tenido en cuenta, por suerte ahora pude jugar de titular y hacer bien las cosas. Es como que pude devolverle la confianza al entrenador por la oportunidad que me brindó.

¿Pensaste en algún momento que se te iba a complicar jugar, ya que cuando asumió Leo Fernández no eras tenido en cuenta?

No, eso no se cruzó por la cabeza. Debe ser porque lo conozco de las inferiores y de la reserva. Sabía que dependería de mi mismo para tener una nueva oportunidad. Sobre todo porque por dentro sabía que estaba bajo de nivel.

¿Qué pasaba por tu cabeza cuando veías que no te citaba por tu bajo nivel?

Trataba de no bajonearme y a la vez buscaba entrenar más fuerte. Sabía que si me esforzaba más, tarde o temprano me iba a tocar estar, y era ahí dónde debería demostrar que estaba bien.

¿Cómo ir a entrenar sabiendo que el fin de semana no ibas a tener ninguna oportunidad?

Un poco feo porque uno se da cuenta cómo está. El jugador sabe qué nivel tiene. Pero me hizo bien entrenar más fuerte y además ir al psicólogo, quien en todo momento me decía que debía entrenar al ciento por ciento para poder volver a tener una nueva oportunidad de jugar en la primera. Desde ese punto de vista, jamás bajé los brazos.

¿Pensás que la clave fue haber ido al psicólogo?

Puede ser porque todo ayuda y suma. Me hizo bien ir y lo tomo como algo positivo.

¿Es como que entendiste que todo depende de vos?

Sí, ni hablar. Cuando no jugaba estaba bajoneado pero también es verdad que uno debe entrenar siempre al máximo para poder tener chances. Y en mi caso era como que eso me estaba faltando. Uno es responsable de todo lo que hace y vive. Al menos lo viví así, más allá de que a todo jugador le pasa que el bajón en algún momento puede llegar. Me pasó y me costó. Pero con trabajo y dedicación pude volver a jugar.

Algo similar te pasó con Coudet y Montero.

Sí, ni hablar. Lo sé. Con ellos también perdí el puesto porque estaba bajo.

¿Esperabas jugar ante Gimnasia en La Plata, ya que el día anterior lo hiciste en reserva?

No, no me la esperaba por nada. Gracias a Dios llegó la convocatoria y concentré. Luego pude entrar y jugar. Si bien desde lo colectivo no nos fue bien, desde lo personal hice las cosas bastante bien.

¿Jugás más distendido con Leo, ya que te conoce y sabe lo que realmente le podés aportar al equipo?

Puede ser. Uno sabe que mira y cuida mucho a los chicos que venimos de las inferiores. Aunque debo reconocer que Montero me bancó también bastante e incluso hasta no estando en un buen nivel.

¿Notás que ahora disfrutás más de los partidos teniendo en cuenta todo lo que te pasó en este breve tiempo?

Puede ser. Uno cuando juega se siente contento. Más cuando lo hacés de titular. Pero a la vez sé que esto es día a día y siempre hay que dar lo mejor de uno para poder tener oportunidades.

Coudet te inventó una posición que luego Montero aprovechó. Pero con Leo jugás de delantero de nuevo. ¿Te adaptás a todo o tratás de reinventarte para poder estar en el equipo?

Dentro de todo trato de adaptarme a lo que me pidan los entrenadores lo más rápido posible. Pero es verdad que con Coudet y Paolo jugaba más de volante por derecha. Y me sentía bastante cómodo porque en inferiores me desempeñé en varios puestos del medio y conocía la función. Hasta de enganche jugué antes de hacerlo de delantero, donde por ahí Leo me conoce más porque con él lo hacía así en reserva.

¿Cómo manejás que junto con Lioi le generaron un problema extra al técnico, ya que están demostrando tener la capacidad suficiente para ser titulares?

Para uno es algo lindo, pero a la vez sé que quien decide es y será siempre el entrenador. Los que venimos de abajo estamos tranquilos e intentamos hacer las cosas que nos pide de la mejor manera. También sabemos que todos entrenamos para jugar siempre. Y eso es lo que hacemos en el día a día.

¿Qué esperás de ahora más entonces?

Entrenar bien y jugar de la mejor manera si me toca estar. A eso apunto en el día a día. La idea es tratar de afianzarme. En eso estoy trabajando muy fuerte.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});