Newell's

La Curitiba pujante, de Lula preso y los primeros leprosos

La ciudad brasileña que concita todas las miradas por la reclusión del ex presidente, recibió ayer a los primeros simpatizantes rojinegros. Mañana abren la llave copera Newell's y Atlético Paranaense.

Miércoles 11 de Abril de 2018

Los ojos de todo Brasil y de otros lugares más allá de sus fronteras están puestos por estos días en Curitiba. La ciudad que mañana será la sede del enfrentamiento entre Atlético Paranaense y Newell's es foco de atención, pero no precisamente por el fútbol. Desde el sábado, el ex presidente Luiz Inacio Lula Da Silva se encuentra en la prisión de la sede de la Policía Federal en esta ciudad del estado de Paraná. Hacia esta moderna urbe se movilizaron ayer los primeros hinchas leprosos, con el interés puesto en lo que suceda con su equipo en el debut copero.

El tránsito fluido de una ciudad con una poderosa industria automotriz y el transporte urbano, ejemplo mundial, sorprenden a quienes nunca visitaron Curitiba. Los colectivos articulados, los carriles exclusivos y las paradas con estructuras tubulares y molinetes son una comodidad para el ciudadano de a pie. En el norte de esta ciudad, a 200 metros de la prisión de la Policía Federal, se montó el campamento "Lula Libre", que se mantendrá hasta que sea liberado el líder del Partido de los Trabajadores, ese tornero que llegó a la presidencia y sacó de la pobreza a 30 millones de brasileños, según recordó el ex presidente de Ecuador, Rafael Correa, semanas atrás desde las escalinatas de la Universidad Nacional de Rosario en la Siberia.

En esa zona donde Lula cumple una condena de 12 años, pese a la inexistencia de pruebas sobre el supuesto tríplex que recibió como soborno, es donde existe mayor agitación en la ciudad. En otros rincones de Curitiba, los habitantes continúan con su rutina cotidiana, aunque no es posible decir que vivan en la absoluta indiferencia sobre lo que está sucediendo. Por el lado de los hinchas de Atlético Paranaense, aguardan con entusiasmo la vuelta a una copa internacional luego de no lograr la clasificación a la Libertadores de 2017.

Es el mismo sentimiento de los hinchas de Newell's, quienes ya comenzaron a verse por Curitiba. La mayoría arribó pasado el mediodía de ayer. El diario de viaje de ellos comenzó bien temprano. Desde cuatro horas antes de que salga el avión de Aerolíneas Argentinas desde Aeroparque con rumbo a Curitiba, una veintena de ellos deambulaba por el aeropuerto. Se los distinguía por los atuendos rojinegros, ya sea camisetas o buzos. Uno vestía una remera blanca, aunque era inconfundible que se trababa de un simpatizante leproso. La vestimenta tenía estampado el rostro de Marcelo Bielsa, ícono del club del Parque.

A las 10.55, el avión de Aerolíneas emprendió un viaje de 2 horas hasta descender en suelo brasileño. Ni bien comenzó a carretear en la pista del aeropuerto Afonso Pena de Curitiba, arrancó el canto de "vamos, vamos la Lepra".

En ese mismo momento, cerca de una decena de micros transitaba por las rutas argentina con destino a Brasil. Por la madrugada comenzó el largo recorrido de los colectivos desde las puertas de la sede del club en el parque Independencia.

El imponente estadio Joaquim Américo Guimaraes, también conocido como Arena do Baixada, una de las sedes del Mundial de Brasil 2014, los espera mañana.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});