Central

La certeza es la necesidad

El técnico no confirmó pero probó a Rizzi y Palavecino, sin Parot, Zampedri ni Ortigoza. Cualquiera sea el once precisa ganar.

Miércoles 13 de Marzo de 2019

Paulo Ferrari no confirmó el equipo pero probó ayer con los pibes Facundo Rizzi y Matías Palavecino, sin Alfonso Parot, Fernando Zampedri y mucho menos Néstor Ortigoza. Cualesquiera sean los nombres, el canalla va por la primera alegría del año del otro lado de la cordillera.

Mucho de lo que pueda hacer Central esta noche frente a Universidad Católica dependerá del equipo que el entrenador ponga finalmente en cancha. No debiera ser lo mismo un esquema que otro. Tampoco si juegan los más experimentados o algunos juveniles.

Todas estas incógnitas se plantean en la previa por las grandes dudas que expuso el Loncho ayer al término de la práctica (ver página 4). De igual forma, lo que trascendió es que probó con un once con lugar para los mencionados juveniles y sin los citados referentes.

Suponiendo que el equipo que paró en el trabajo de pelota parada sea el que juegue hoy en el San Carlos de Apoquindo, la apuesta pasaría por Rizzi como marcador de punta por izquierda y Palavecino en la mitad de la cancha delante del doble cinco del Colo Gil y Fito Rinaudo.

Y con esos nombres el esquema que más se adapta es el 4-2-3-1 (igual por otra parte al de Católica). Pese a ello ayer se dio una situación particular: el jugador que tomó contacto con la prensa fue Parot, después de que el periodismo pidiera alguien que fuera a estar entre los once, lo que hizo suponer que el chileno pueda ser tenido finalmente en cuenta aún, después de una charla que podría darse en la mañana de hoy con el entrenador para saber sus reales condiciones físicas.

Embed

En principio sería la principal incógnita. Lo de Ortigoza y Zampedri sería distinto. El Gordo parece una fija que irá al banco, mientras que por el lado del entrerriano, con alguna chance en la teoría, sería preservado por el entrenador auriazul para este debut fuera de casa en el torneo continental por excelencia.

Más allá de los nombres y del juego de escondidas al que se prestó Ferrari luego del entrenamiento, Central debe encontrar funcionamiento primero para ir en busca de un buen resultado después. Para eso el equipo debiera parecerse mucho al de Gremio, y no tanto al de Belgrano o Godoy Cruz. Al menos en su discurso el Loncho parece ir en esa sintonía

Embed

Es que a la intensidad y presión alta que seguramente le imprimirá al juego Universidad Católica (que viene de ser goleado 4 a 1 en su debut ante Libertad, en Asunción), el canalla estará obligado no sólo a contrarrestarlo, sino también a mostrar la inteligencia suficiente como para que la posibilidad de una victoria no le quede tan lejos.

Eso es lo que está buscando Central desde hace mucho tiempo por otra parte y es lo que intentará plasmar esta noche en el San Carlos de Apoquindo, nada menos que por Copa Libertadores y en su estreno fronteras afuera.

Ortigoza en el grupo que entrenó aparte

En los trabajos de pelota parada que ayer realizó el plantel canalla en el campo de deportes de la Universidad de Chile hubo un grupo de jugadores que se entrenó aparte, lo que indicaría que sería casi imposible que tengan chances de jugar. Son los casos de Ortiz, Pablo Becker, Ortigoza, Lovera y Duván Vergara. Si los once hoy son los de la práctica de ayer, además de esos cinco antes mencionados, como alternativas en el banco de suplentes estarán: Josúe Ayala, Luciano Recalde, Alfonso Parot, Emmanuel Ojeda, Joaquín Pereyra, Diego Becker y Fernando Zampedri.

Embed


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});