Central

Habrá tres caras nuevas para recibir a Universidad Católica

Ingresan desde el inicio Molina, Caruzzo y Rinaudo. Villagra sigue y Ortigoza va al banco, igual que Zampedri.

Miércoles 24 de Abril de 2019

"Al que esté bien lo voy a poner. El que demuestre que tiene actitud, personalidad y haga lo que practicamos, va a jugar. No me interesa si tiene 15, 20 o 30 años". La frase de Diego Cocca el lunes al mediodía encontró cierto correlato ayer en la decisión que parece tener tomada, pero a la que le falta la confirmación, respecto al equipo que pondrá en cancha hoy ante Universidad Católica por Copa Libertadores. Indudablemente hubo una lectura más que positiva de parte del entrenador canalla sobre lo que fueron los 90 minutos en Mar del Plata, donde, a su criterio, hubo algunos futbolistas que se ganaron un lugar. El caso más saliente es el que tiene a Rodrigo Villagra como uno de los protagonistas. El juvenil de 18 años, que viene de ser titular, tendría hoy también un lugar entre los 11, independientemente del nombre y el peso que pueda exponer Néstor Ortigoza, de quien por su ausencia en La Feliz se especuló con una apuesta del DT de guardarlo para hoy. A la luz de los resultados, el Gordo no colmó las expectativas de Cocca en los últimos partidos o bien Villagra le arrebató el puesto. De igual forma habría tres modificaciones: Molina por Bettini, Caruzzo por Almada (no figura en la lista de buena fe de la copa) y Rinaudo por Pereyra.

Con la ausencia de Ortigoza, Central seguramente perderá manejo del balón, pero en términos de interpretación de la decisión de Cocca lo que se puede advertir es la búsqueda de un mayor equilibrio en el anillo central, amén del buen partido que pudo haber hecho Villagra contra Aldosivi.

Esto se contrapone a lo que ocurre con otros casos. Caruzzo, por ejemplo, es el defensor de mayor experiencia y por eso recuperará su lugar entre los titulares junto a Barbieri en la zaga central. Algo similar ocurre con Rinaudo. Y es entendible también el retorno de Molina teniendo en cuenta que Bettini había vuelto a jugar después de una larga inactividad (su último partido había sido ante Gremio, en el Gigante).

Después, a Cocca pareció no importarle la inactividad de Gil (continúa como volante por derecha), mientras que Riaño sin dudas se ganó una nueva chance, por encima de las posibilidades que también tenían Zampedri y el Chaqueño Herrera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});