Clásico rosarino

Habrá bandera auriazul en el Gigante

Seguridad, la policía y bomberos hicieron las pruebas de incendio y dieron el visto bueno.

Domingo 10 de Diciembre de 2017

Lo que intentaba ser una sorpresa ya no lo será. Ya todos saben que el Gigante de Arroyito será cubierto prácticamente en su totalidad por una enorme bandera que debió ser aprobada ayer por los organismos de seguridad, pero sobre todo por la policía y los bomberos. Se realizó una prueba en relación a las posibilidades que puedan existir de que la misma pueda prenderse fuego. El resultado fue positivo, por lo que hoy esa bandera podrá desplegarse sin inconvenientes.

El problema fue que en un primer informe que habían elevado los bomberos, en el que se daba cuenta que la bandera estaba compuesta por acetato, una tela altamente inflamable. Desde Central informaron que no era acetato, sino que se trataba de poliéster, que si bien es factible de prenderse fuego (como cualquier tela) no es inflamable como el acetato.

Fue así que ayer todas las partes intervinientes se juntaron en el Gigante. Primero hubo una reunión en el bar del estadio, en la que participaron varios dirigentes canallas (entre ellos el presidente Raúl Broglia, los vices Luciano Cefaratti y Ricardo Carloni y el secretario Rodolfo Di Pollina), el encargado de la seguridad en espectáculos deportivos Diego Maio, el jefe de Bomberos Zapadores Daniel Cattáneo y el director de la policía Andrés Lastorta.

Tras la reunión, que duró alrededor de 30 minutos, todos se dirigieron a la zona donde estaba la bandera y tomaron un trozo de tela, que llevaron al campo de juego para realizar las pruebas. El trozo fue quemado primero con cigarrillos y después se intentó prenderlo fuego con un encendedor. La conclusión a la que llegaron es que si bien no es una tela ciento por ciento ignífuga, no existió ninguna propagación de la llama.

Igualmente, tanto desde la policía como de bomberos consideraron que era conveniente realizar una prueba más con la bandera a utilizar, ya que ese retazo utilizado pudo haber recibido previamente un tratamiento con algún elemento retardador. El ejercicio se repitió y el resultado fue el mismo.

Después de eso Maio explicó que "se hicieron las pruebas porque Bomberos Zapadores había trabajado sobre un concepto de tela de acetato, pero el club nos suministró los comprobantes que se trataba de poliéster. Si bien los dos son materiales combustibles tienen diferencias significativas en el tiempo de combustión. La única preocupación era que la bandera se pudiera prender fuego y que tengamos una situación catastrófica cuando es algo pudiéramos haber evitado. Nadie está en contra del folclore y lo que queremos es que no haya pirotecnia ni elementos prohibidos".

Ovación consultó a Maio sobre qué estudios se hacen en la previa de un partido común, donde unas 15.000 personas quedan debajo de dos banderas (una en la popular de Regatas y otra en la platea del río). En ese sentido, el funcionario consideró que "la particularidad es que esta ocupará casi la totalidad del estadio y que en caso de algún problema la gente no tendría lugar hacia donde salir". Claro que para que todo salga de acuerdo a lo previsto deberá haber una mayor y mejor requisa de parte de la policía teniendo en cuenta la cantidad de bengalas que se encendieron en el partido ante Boca. "En este caso va a haber muchos más efectivos y van a estar abocados a lo que requisa de las personas antes y durante el partido", afirmó Maio.

Por su parte, Broglia también se refirió a los pormenores de las pruebas realizadas, pero se encargó de destacar que "algunas personas dijeron que la bandera no era aceptada porque tenía un escudo del partido Justicialista, lo que es absolutamente falso. Es más, el ministro Pullaro se enteró por nosotros de esa inscripción, pero no le dio ninguna importancia".

Se desplegará una sola vez

La bandera en cuestión tiene una extensión de 500 metros y 3.500 metros cuadrados. Cubrirá la totalidad de la popular de Regatas, la platea del río y la popular de calle Génova. También abrazará los extremos de la platea de Cordiviola (sólo quedará libre el sector del alero). Y la particularidad es que se desplegará una sola vez, cuando el equipo ingrese al campo de juego. Después de eso no se recogerá nuevamente hacia arriba, sino que se bajará por completo, para que la gente que esté preparada para eso pueda cortarla en el límite de cada tribuna y así poder retirarla rápidamente. En tanto, desde el club emitieron un comunicado en el que se detallan las medidas de seguridad que se tomarán.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario