Ovación

Garton, arquera y socióloga

Gabriela, una de las tres guardametas albicelestes, es autora del libro "Guerreras".

Viernes 14 de Junio de 2019

¿Qué tienen en común Vladimir Nabokov, Albert Camus, Gabriel García Márquez, Gûnter Grass y la arquera de la selección femenina Gabriela Garton? Que todos dedicaron parte de su vida a escribir y, además, jugaron al fútbol bajo los tres palos. La muchacha es magister en sociología y doctorada en Ciencias Sociales de la Universidad de Buenos Aires. Es la única deportista de una selección nacional que investiga en el Conicet. Tiene 29 años y antes de llegar a Francia con el equipo se publicó su libro “Guerreras. Fútbol, mujeres y poder” (Ed. Capital Intelectual), un texto que le da cuerpo a su tesis de maestría sobre la rama femenina de la redonda. A dos días del “Día del arquero”, Ovación amplía con esta nota el homenaje también a las arqueras.

Gabriela investigó y escribió sobre lo que mejor juega y más le gusta sin dejar de hacer mención al poder, los negocios y la solidaridad entre las mujeres en el fútbol.

“En el libro se mezclan las dificultades, confesiones, análisis y citas filosóficas, así como entrenadores, dirigentes y compañeras leales para describir un movimiento revolucionario, poderoso e imparable: el fútbol femenino”, aseguró el ex jugador de Argentino Juniors Juan Pablo Sorín.

Garton es una de las tres guardametas de la albiceleste (junto a la rosarina Vanina Correa y a Solana Pereyra). Hija de padre estadounidense y madre argentina, jugó en River y hasta el año pasado en UAI Urquiza. Hoy vive en San Luis y entrena con el equipo masculino y puntano de Estudiantes.

En “Guerreras”, Garton combina su experiencia en la cancha con un análisis etnográfico inspirado en los trabajos del sociólogo francés Loïc Wacquant. Además, mezcla recuerdos de entrenamientos, giras y partidos con citas del filósofo Michel Foucault y cuenta así cómo el ingreso de mujeres está sacudiendo un bastión masculino: el fútbol argentino.

El director de tesis de Garton es el sociólogo y también investigador del Conicet Pablo Alabarces, quien sintetizó al trabajo como “el primer libro sobre el fútbol que se viene (y sobre la vergüenza que no termina de irse); una mirada brillante que reúne la agudeza de la socióloga y la dura experiencia de la protagonista”.

Pero el acompañamiento de Alabarces no fue sólo académico: la becaria lo transformó en un hincha de la selección. El docente vio jugar al equipo desde el minuto uno del Mundial y escribió en el muro de su facebook: “El lunes comenzó el Mundial de fútbol de mujeres; jugó la selección argentina con un dignísimo empate contra Japón. Y en el banco estaba Gaby Garton”. Y recordó que tanto Maradona (cuando tenía 10 años y en el programa de Pipo Mancera) como Gaby soñaron alguna vez con jugar en la selección. Ambos lo lograron. “Es muy potente asistir a la concreción de un sueño. El fútbol de mujeres es lo mejor que le ha pasado al fútbol argentino en los últimos años”, aseguró Alabarces.

Historias de letras y arcos

El ganador del premio Nobel de literatura y autor del Extranjero, Albert Camus, era arquero semiprofesional del Racing Universitario de Argel y a los 17 años parecía tener futuro. Pero la tuberculosis lo apartó de las canchas. El escritor ruso y autor de Lolita, Vladimir Nabokov, atajó cuando estudiaba en la Universidad de Cambridge. El también Nobel de literatura y periodista colombiano Gabriel García Márquez jugó de arquero en toda su infancia y fue hincha del Atlético de Barranquilla. Y Günter Grass, Nobel 1999, fue fanático del Friburgo y se probó al arco. En su poema “Estadio de noche” llama al arquero un “poeta solitario”.

Las pioneras

Parte de la selección argentina del Mundial de México 1971, Las Pioneras, estarán hoy en el partido contra Inglaterra. “Va a ser una alegría tenerlas. Ojalá logremos el mismo resultado que ellas”, bromeó ayer Ruth Bravo en la conferencia de prensa. Se trata de un grupo de mujeres que sin entrenador ni apoyo de AFA compitió en la Copa y goleó 4-1 a Inglaterra en pleno estadio Azteca, antes incluso que la selección de Bilardo en el 86.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario