Newell's

Falleció Eduardo López, el polémico ex presidente

El ex titular rojinegro, procesado por administración fraudulenta, murió ayer por una afección cardíaca.

Viernes 29 de Junio de 2018

El ex titular rojinegro, procesado por administración fraudulenta, murió ayer por una afección cardíaca

Con el deceso de ayer Eduardo López a la edad de 64 años se extinguió la vida del polémico dirigente que gobernó Newell's durante 14 años (1994-2008), ciclo durante el cual no hubo elecciones y se arrasó con la actividad social y cultural del club. Había llegado a la presidencia por el voto mayoritario de los socios, quienes lo prefirieron por sobre los otros dos postulantes, entre ellos Guillermo Lorente, quien justamente lo derrotaría en la votación de 2008.

López murió por una afección cardíaca quedando impune del cargo de administración fraudulenta con el que lo había procesado la Justicia en 2016. Por su conducta durante la administración del club fue expulsado como socio por la gestión de Lorente.

La presidencia de López fue la más extensa en la historia de Newell's. Accedió al poder a partir de la construcción de una imagen de empresario exitoso, que tantos adeptos captó en la política de la década del 90 y que volvió a instalarse en el país en los últimos años.

López apoyó económicamente el fútbol de salón rojinegro y fue desde ese espacio que edificó su figura y se candidateó para las elecciones de 1994 con el aval del entonces presidente Walter Cattáneo. Desde la lista Solidez Institucional se impuso con 1.483 votos. Guillermo Lorente, del Movimiento 3 de Noviembre, consiguió 1.262. En tercer lugar quedó el restante postulante, Angel Rinaldi, de Lealtad Rojinegra, con 209 sufragios.

Con el respaldo de la mayoría de los asociados, López iniciaría un ciclo que dejaría al club casi sin vida social y enfocando todo hacia el fútbol profesional. Su principal objetivo fue la primera división, por eso se inclinó por las contrataciones de jugadores dejando de lado las divisiones inferiores.

Cada medida que adoptó fue para evitar la participación y gobernar sin ninguna clase de oposición. Creó la categoría de socio estadio, que permitía el ingreso gratis a la tribuna en los partidos. Esto causó que un buen número de los socios plenos cambie de categoría. De esa manera, abonaba una cuota menor y podía concurrir a la cancha sin tener que gastar un peso. Pero a la vez implicaba la pérdida de derechos porque no podía votar.

López impidió a través de distintos artilugios la celebración de elecciones en 1997, 2000 y 2004. Y durante ese período se mantuvo en el poder con un manejo personalista y con el respaldo de la barra, que lideraba Roberto Pimpi Camino. No había posibilidad de manifestarse en contra del presidente. Los barrabravas se manejaban con libertad por el estadio, lo que les permitió tener cada vez más poder desde el paraavalancha.

El presidente le devolvió a la barra tal contraprestación cediéndole la administración del estadio cubierto.

En medio de ese período que generó discusiones, los momentos de más esplendor fueron el título del Apertura 2004, con la dirección técnica de Américo Gallego y la figura de Ariel Ortega, y la remodelación del Coloso.

Las movilizaciones de socios e hinchas en 2007 y 2008 fueron algo que le pondría fin al extenso gobierno de Eduardo López. Las convocatorias en la intersección de Moreno y Córdoba resultaron históricas. El compromiso asumido por el entonces gobernador Hermes Binner para realizar elecciones limpias en 2008 fue un aporte decisivo.

Con la participación del mismo Marcelo Bielsa a la hora de sufragar, y la garantía de padrones reales, el socio decidió en las urnas el fin de la era López. Lorente fue votado por el 67 por ciento de los asociados.

López dejó una deuda millonaria que hoy Newell's sigue pagando, a tal punto que el club funciona desde 2009 a través de la ley de fideicomiso, con control judicial, abonando en dos cuotas anuales la deuda concursal hasta 2021.

La CD de Lorente denunció a López en la Justicia (se habló de un pacto, algo que ratificó públicamente Tiki Martínez) y la magistrada penal Delia Paleari lo procesó por la presunta comisión del delito de administración fraudulenta en junio de 2016 junto a otros ex directivos, como Marcos Lanzillotta, quien falleció hace unos días.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario