Central

"Estoy en el lugar donde quería estar"

Tras su primera práctica como DT canalla, Cocca se mostró confiado en que el equipo "pueda revertir el momento".

Jueves 21 de Marzo de 2019

"Estoy al ciento por ciento con este proyecto". "Amo lo que hago y tengo el privilegio de ser el técnico de Central". "Estoy en el lugar donde quiero estar". Cualquiera de esas tres frases, como tantas otras, servirían para titular lo que fue el semblante de Diego Cocca tras su primera jornada de entrenamiento al frente de Central. Después de una mañana en la que hubo práctica, una decisión rara de abrir sólo 20 minutos la puerta para tomar imágenes y blindar con lonas la cancha principal del predio (ver aparte), el flamante técnico canalla fue presentado oficialmente por la cúpula dirigencial en lo fue el inicio de un nuevo ciclo futbolístico en Arroyito, después de la traumática y conversada salida de Paulo Ferrari. Sin declaraciones rimbombantes ni nada por el estilo, Cocca habló de la implicancia que tiene este nuevo desafío desde lo personal, pero haciendo foco básicamente en las necesidades de un equipo "que viene jugando mal", al que "le convierten mucho y genera poco" . Todas cuestiones que aspira a que cambien lo antes posible, al trabajo que cada uno deberá cumplir. "A mí como cuerpo técnico me corresponde bajar una idea que represente a la institución, a los jugadores llevarla a cabo, a los dirigentes apoyar y a los hinchas alentar", sentenció el entrenador a los pocos minutos de haber dirigido su primera práctica.

Unas escuetas alocuciones del vicepresidente primero Ricardo Carloni primero y del presidente Rodolfo Di Pollina después (ambos entendieron que no era el momento para responder preguntas porque el de ayer era "el momento de Cocca") fueron el preámbulo de una conferencia en la que Cocca habló de "trabajo", de "orden" y de la "sintonía" que deberá encontrarse para que la cosa en Arroyito empiece a funcionar y para que el equipo "pueda revertir el momento".

"Ya hubo interés en otro momento y para mí eso es importante, el saber que Central estaba interesado en mi forma de conducir. Eso es clave para que uno quiera venir a un club como este, con tanta historia. Estamos contentos de poder estar en esta institución, que tiene un buen plantel, pero con muchas cosas por trabajar y ordenar, pero no tengo dudas de que los resultados se van a ver. Nos encontramos con mucha gente con ganas de trabajar, de aportar y que tiene un amor increíble por el club. Vamos a tratar de aprovechar todo eso y pedirle a la gente el apoyo porque sabemos que cuando el hincha de Central va a la cancha se siente. Necesitamos estar todos en la misma sintonía. Estamos hablando con los jugadores para que nos alineemos en base a lo que necesita Central para poder salir de esta situación", fue la introducción de Cocca.

Contexto adverso y expectativa

Su llegada, como la de cualquier entrenador, despierta cierta expectativa, pero se da por un contexto adverso. Esto es, si Central estuviera bajo una situación saludable desde lo futbolístico a Cocca ni siquiera le hubiera sonado el celular. "Ya tenía referencia y tuve a varios jugadores de los que están acá. Sé que hay un buen grupo humano y buen plantel en lo futbolístico. Eso me entusiasma y por eso me dieron ganas de venir a trabajar a este club", razonó el técnico, para meterse de lleno en la respuesta sobre acerca de dónde se depositarán las prioridades. "Tenemos que alinearnos, ordenar, dejar claro las funciones y no tener dudas de lo que vamos a hacer dentro de la cancha. Vamos a aprovechar este cambio de aire que siempre dan las renovaciones de los cuerpos técnicos para estar todos con energía positiva. No priorizamos ningún torneo, cuando Central sale a la cancha es para ganar, sea el rival que sea. Vamos a poner lo mejor para ganar siempre el próximo partido. Tendremos que ser inteligentes y no lastimar jugadores. Aprovecharemos estos días para tomar las mejores decisiones", dijo. Y agregó: "La primera impresión fue buenísima. Los jugadores lógicamente están golpeados por esta situación, pero de lo que nos haremos responsables es de mantener una línea de trabajo y una identidad de juego para que el equipo pueda salir a la cancha siendo competitivo y revierta esta situación".

Con la llegada de Ferrari se empezó a hablar del rendimiento físico que mostraban los jugadores y quedó instalada la idea de que la preparación en ese aspecto no había sido buena. El flamante DT fue consultado en ese sentido, pero sólo se remitió a decir que "todos podemos tener opiniones, pero hasta que no vea cómo son las cosas y los exija para ver cómo responden, no voy a poder dar una definición". No obstante, su anhelo pasa por otro lado. "Estos días nos van a servir para poner a todos en un buen nivel desde lo físico, pero lo más importante es que sepamos qué hacer con la pelotita. Si sólo corremos no nos va a alcanzar. Vamos a representar a un club con mucha historia, por lo que necesitaremos no sólo el máximo esfuerzo físico, sino también la calidad y temperamento para proponer un determinado modo de juego".

"Son muchas las cosas que no se hicieron bien, pero es difícil cuando hay un cambio de técnico y encima jugar cada tres días. Lo que me importa no es lo que pasó, sino lo que viene. Lógico que se cometieron muchos errores, sabemos cuáles son y los identificamos, pero ahora hay que pensar para adelante, en armar un Central que sea positivo, que salga a buscar el arco rival, que sea ordenado y que con las armas que tenga pueda ganar. Creo que ganando un partido todo se acomoda", advirtió Cocca entre una reflexión y una expresión de deseo sobre lo que será su ciclo.

Ese ciclo justamente dependerá mucho del sello que el técnico le logre imprimir al equipo y mucho dependerá sobre si puede instalar su idea rápidamente o si deberá transitar un largo de camino de conocimiento sobre el plantel para después sí actuar en consecuencia. "Mi idea va a estar siempre. Lo que tenemos que tener en claro es qué le podemos pedir a los jugadores. Lógicamente que no les podremos pedir 10 cosas en una semana, sino dos o tres, dependiendo el nivel de captación que tenga el plantel. Primeros tendremos que tener un orden para después saber qué tenemos que hacer cuando tenemos la pelota. Lo que les pedí a los jugadores es el máximo de concentración, de cuidado, que vengan con los cinco sentidos para aprender e interpretar lo más rápido posible y así poder ganar, que es lo que ya estamos buscando. Tendremos que potenciar los puntos altos que tenga el equipo pero los iremos encontrando a medida que avancen las prácticas".

Ver y sentir

Lo que sí se le hizo difícil a Cocca es describir en qué lugar de su carrera ubica este nuevo desafío. Sólo atinó a decir que "siento el fútbol de una manera especial y siempre dejo espacio para ver qué siento y hoy sentía que el club era Central, por historia, por juego, por equipo. Queremos poner a Central en el lugar en el que tiene que estar. Estos desafíos me gustan y acá estoy".

"Mi idea es que Central juegue bien al fútbol por la historia que tiene. Mi manera de sentir el fútbol es esa. Me tocó agarrar equipos que estaban peleando el descenso y no por eso teníamos que jugar mal. Cuando necesitás ganar, lo urgente es jugar bien para lograrlo. Pero el jugar bien lleva un proceso, que no se logra de la noche a la mañana. La idea será jugar bien siempre. A los jugadores habrá que transmitirles tranquilidad y seguridad para que ese proceso sea lo más rápido posible", apuntó sobre con qué armas futbolísticas afrontar un reto en el que las urgencias están claramente planteadas. Claro que además de la exigencia que se vendrá la próxima temporada peleando por la permanencia, hay cosas en lo inmediato que tienen otro tinte. Es que Central tendrá en poco más de un mes la chance de lograr un título, cuando juegue la Supercopa Argentina frente a Boca. "Todo me entusiasma. Obviamente que nos atrae la idea de que si le ganamos a Boca será un nuevo título, algo que lograron otros cuerpos técnicos. A todos nos gustaría ganar ese partido, pero siento que tenemos que tener prioridades y no marearse. Tenemos días para trabajar, apuntando a llegar competitivos a Argentinos Juniors, sin volvernos locos con todo lo que hay por delante".

Cuando Bauza tomó el equipo a mediados del año pasado marcó como principal objetivo bajar la cantidad de goles en contra. Central no sólo sigue sufriendo en ese aspecto, sino que también le cuesta convertir. Para Cocca, "todas son cosas a considerar, tanto los goles en contra como la falta de gol". Y dijo: "Las estadísticas suelen marcan una tendencia y hay que verlas. Vi muchos partidos de Central y la realidad es que el equipo no juega bien, que le convierten muchos goles y que anota poco. Eso me preocupa, pero la única manera de revertir eso es trabajando". En base a esto, ¿en qué va a hacer foco en lo inmediato? "En ordenar los conceptos y las funciones de cada uno. Como cuerpo técnico debo bajar una idea que represente al club. A los jugadores llevarla a cabo, a los dirigentes apoyar y a los hinchas alentar. Así las cosas se van a hacer mejor. Estoy al ciento por ciento con este proyecto, amo lo que hago y tengo el privilegio de ser el técnico de Central. Estoy en el lugar donde quiero estar".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});