Fútbol

Esteban Solari, la selección y la cantera de Rosario

El DT rosarino es ayudante de la selección juvenil. Mencionó a los jugadores de la ciudad que son seguidos por la AFA y habló de Messi y Scaloni.

Domingo 07 de Junio de 2020

Rosario y las selecciones argentinas tienen un lazo indestructible que perdura a través del tiempo. Y se actualiza permanentemente, tanto en la selección mayor como en las juveniles. La cantera rosarina es una usina virtuosa de jugadores y entrenadores que están siempre aportando talento, sabiduría y pasión al equipo albiceleste. Uno de ellos es el DT Esteban Solari (40 años), que es el ayudante de campo de Fernando Batista en las selecciones Sub 20 y Sub 23 (será Sub 24 el año que viene en los postergados Juegos Olímpicos de Tokio). En su extensa carrera como futbolista jugó en nueve países y después de estudiar como preparador físico ahora incursionó en la dirección técnica. Hoy es uno de los eslabones del proyecto futbolístico integral que implantó en la AFA Claudio Tapia y que tiene como cabeza de grupo en la dirección técnica de la mayor a Lionel Scaloni. También tuvo un paso fructífero en su formación como DT por las divisiones inferiores de Rosario Central. En la jugosa charla que mantuvo con Ovación destacó la importancia que tiene que “el jugador se desarrolle a través del juego”, aclaró que “el nuevo proyecto en la selección les está dando más espacio a la persona, a los valores y a la formación del individuo, además del aprendizaje estrictamente futbolístico”, ponderó a Lionel Messi por su “compromiso y humildad” para ser el emblema del fútbol argentino y aseguró que “Lionel Scaloni se ganó el lugar en la selección y supo hacer el recambio generacional”. Y anticipó cuáles son algunos de los nuevos valores de la cantera de Newell’s y Central que son seguidos de cerca por el cuerpo técnico del seleccionado juvenil albiceleste. El año pasado dirigió al Sub 18 en el torneo de L’Alcudia.

Hicieron muy bien las cosas para clasificar, pero deberán esperar para participar de los Juegos Olímpicos de Tokio, porque la pandemia los pasó para el año que viene.

Para nosotros los Juegos Olímpicos eran un desafío que arrancó cuando se realizó el Preolímpico. Ya desde antes pasamos por todo el proceso de selección de jugadores, que fue un poco difícil porque son la mayoría futbolistas con muchos años en primera división. Y uno siempre quiere tratar de llevar a los mejores jugadores por el torneo en sí y también por la proyección a la selección mayor. Nosotros en el Preolímpico hicimos un torneo muy bueno. Y teníamos la ilusión este año de seguir con esa base y poder ir a los Juegos Olímpicos, porque el entusiasmo es muy grande. Pero se pasarán para el año que viene y el corte de edad para poder jugar será hasta los 24 años. Nosotros primero fuimos subcampeones en el Sudamericano Sub 20 a principios de 2019 y allí clasificamos al Mundial, que llegamos hasta octavos de final. Después fuimos campeones en los Panamericanos Sub 23 en Perú y luego en el Preolímpico también fuimos campeones. Se dice que los Juegos van a ser el año que viene y lógicamente que nuestro objetivo es ese. Y también estamos empezando a armar la Sub 20 para el Sudamericano del 2021 que sería en Ecuador, pero siempre atentos a la situación del Covid-19.

¿Estás contento y disfrutando el presente que te toca atravesar en la selección?

Estoy muy contento, cómodo, sinceramente para mí es un orgullo y una responsabilidad muy grande formar parte de la selección argentina. Todos los días, ahora que estamos un poquito alejados de las canchas, trato de seguir estudiando, mejorando y capacitándome para seguir creciendo en este proyecto, que por suerte es a largo plazo y con gente de la casa, con experiencia, y que la idea es dejar algo mejor de lo que se encontró en la selección.

Rosario siempre aporta futbolistas a las selecciones en cantidad y calidad. ¿En la camada de posibles convocados a los Juegos hay jugadores de los clubes rosarinos que están siendo observados?

Ni hablar. En lo que es Rosario estoy encargado de hacer la captación de jugadores. Y también lo hago en Buenos Aires. Pero miro mucho a Rosario porque la conozco muy bien. Por ejemplo, seguimos muy de cerca o hemos tenido en cuenta a jugadores como Aníbal Moreno, Jerónimo Cacciabue, Facundo Nadalín (Newell’s), Francesco Lo Celso, Rodrigo Villagra, Joaquín Pereyra y Maxi Lovera (surgidos en Central). Hay muchos jugadores de calidad en los dos equipos. Y siempre los contemplamos. Rosario es una cuna de grandes jugadores. Pero siempre digo que al jugador del interior hay que darle un poco más de tiempo de adaptación en la selección. Porque no es lo mismo ir a la selección para un jugador de Central o Newell’s que de River o Boca. Porque el predio de la AFA para ellos queda a 30 minutos y para nosotros requiere a veces salir el día anterior y quedarse a dormir en un lugar desconocido. Me gusta, cuando va un jugador de Rosario, poder llevarlo y que tenga una adaptación de dos o tres semanas para poder mostrar realmente la capacidad que tiene.

Seguimos de cerca a Moreno, Cacciabue y Nadalín (de Ñuls) y Lo Celso, Villagra, Pereyra y Lovera (de Central)

A veces a los directivos de los clubes les cuesta ceder a los jugadores juveniles que son titulares en sus equipos ¿Cómo manejan esta situación?

Es difícil. Pero tratamos de hacerles entender a los clubes, que de poco lo van viendo, que en este nuevo proyecto la idea es citar a la mayor cantidad de jugadores para que pasen por el proceso de selección, obvio que son jugadores que nosotros entendemos que tienen proyección en la mayor. Y esto es por el bien del fútbol argentino y de la selección. También repercute en los clubes, porque todos sabemos que un jugador que va a la selección inmediatamente su valor es mucho más grande y además al futbolista le suma una experiencia a su currículum que muy pocos la pueden tener. El jugador crece en forma intelectual, en la confianza y eso si el club lo puede interpretar creo que terminamos ganando todos.

¿Eran ciertas las chances de que Maxi Rodríguez y Jeremías Ledesma pudieran haber sido convocados a Juegos Olímpicos?

Sinceramente hubo una lista de 50 jugadores y en el primer momento los teníamos contemplados, tanto a Maxi como a Jeremías. Los conozco muy bien, además de buenos jugadores representan los valores de selección que nosotros queremos. Pero llegado el caso decidimos llevar a jugadores Sub 23 y no citar a mayores a los Juegos. Ahora serán Sub 24 y en principio la idea es la misma. Lo importante es darle toda esa experiencia al jugador juvenil para que pueda sumar partidos en la selección y sea un jugador que mañana le sirva a Lionel Scaloni para formar parte de la selección mayor. Cuánto más jugadores Sub 24 podamos hacer competir en los Juegos Olímpicos, mayor serán las opciones para Scaloni de elegir en el futuro. El proyecto va por ese lado.

Hay muchas “escuelas” de fútbol, ¿con qué fútbol te sentís identificado?, ¿qué tipo de juego te gusta pregonar en tus equipos?

Yo soy de los que creen que en los pequeños detalles están los grandes logros. El fútbol que me identifica a mí es el de la escuela de Renato Cesarini, de mi papá Eduardo y mi tío Jorge, que fueron los fundadores. Mi papá Eduardo escribió el libro “Almácigos” en la década del 80 y ya hablaba del entrenamiento a través del juego. “Almácigos” también fue una escuela de fútbol. La importancia de que el jugador se desarrolle a través del juego. Lo que se habla ahora de la toma de decisiones y de aprender a través del juego. Para mí lo más importante de todo es el desarrollo del cerebro del chico mediante del juego. Que aprenda y reflexione por intermedio del juego. Que cada vez tenga una base mayor de conocimientos “inconscientes”. Porque al fin y al cabo, el fútbol son conocimientos inconscientes para tomar decisiones en la menor cantidad de tiempo posible. Me gusta que el chico aprenda a través de la reflexión sobre lo que pasa en distintas situaciones de juego. Que el jugador mismo descubra cómo mejorar. Esta escuela formativa comenzó para mí cuando empecé a jugar en Renato Cesarini. Como jugador estuve en muchos países (nueve), pero no tengo ninguna duda de que a nivel formativo Argentina y Rosario, en especial, tienen una materia prima en cuanto a jugadores que no está en ningún otro lugar el mundo. Y están los formadores para desarrollarlo. También la pobreza del país hace que lamentablemente se vaya perdiendo a veces la calidad de ese jugador y es un tema que afecta a los clubes y al jugador también en su fase educativa y nutricional. Esto es algo contra lo que trabajamos día a día. Nuestro proyecto en la selección les está dando más espacio a la persona, los valores y la formación del individuo, más allá de la formación del jugador.

solari8.jpg
Esteban Solari habló de la fructífera cantera rosarina.

Esteban Solari habló de la fructífera cantera rosarina.

¿Cómo fue tu experiencia como DT de las inferiores de Central?

Fue una etapa muy formativa de mi vida. Me tocó dirigir la sexta división y ayudar en la cuarta. Conocí a un grupo de personas increíbles a nivel técnico. Estaban Alberto Boggio, Hugo Galloni y mucha gente más que me aportó muchísimo. Esa etapa fue un pilar en mi vida. Poder pasar por Central y ser el entrenador de una división inferior de un club tan importante de la ciudad me formó como director técnico, además de ser profesor de educación física. Le guardo mucho cariño a esa etapa.

Lionel Messi, el emblema rosarino

¿Qué significa Messi para la selección?

Puedo hablar como hincha y fan de Messi, pero puedo hablar también como parte del cuerpo técnico de la selección juvenil. Lionel representa los valores que queremos para los jugadores de la selección. El compromiso de venir siempre y con ganas. La humildad de ser el mejor, pero no querer todo el tiempo mostrar eso, sino todo lo contrario, aceptar una foto con la gente, estar siempre bien predispuesto, con una gran relación con la gente del predio de la AFA, saluda y respeta a toda las personas que trabajan allí. Esos son los valores que nosotros les trasladamos a los juveniles. Obvio que después todos queremos tener jugadores con la calidad que tiene Lionel, pero primero los valores y después toda la parte de la técnica y la táctica que viene atrás. El camino es ese y Lionel nos aclara ese camino.

messi4.jpg
Según Solari, Messi marca el camino de la selección argentina.

Según Solari, Messi marca el camino de la selección argentina.

El proyecto Scaloni

¿Cómo lo ves a Scaloni en el recambio que está implementando en la selección?

Sin dudas que Scaloni se ganó un lugar en la selección. Creo que hoy por hoy es la persona adecuada para ejercer ese cargo y lo está haciendo de una gran manera. Además juntó gente de mucha experiencia, no sólo la de él, sino a ex jugadores como Walter Samuel, Roberto Ayala y Pablo Aimar. Y el recambio que están haciendo lo llevan adelante a través del conocimiento que tenían de que hacía falta un volver a creer en la selección. Volver a pensar que nuestra selección tenía jugadores jóvenes que podían sostener el nivel que todos queremos. Si bien hoy por hoy creo que no estamos entre las tres mejores selecciones del mundo, estamos en un recambio que nos va a llevar sin dudas a eso. Scaloni supo hacer ese recambio. No es fácil cambiar a 14 jugadores como lo hizo él y que puedan rendir y hacer una Copa América a mi criterio muy buena. Se vio que hay equipo, que se puede mejorar, que dándoles rodaje a estos jugadores la selección puede llegar a lograr lo que todos queremos. Ese es el éxito del proyecto. Y a la vez acompañado por el recambio que hay en juveniles, que también se está pensando a largo plazo. Hay muy buena relación y es muy abierto el contacto de Scaloni con los cuerpos técnicos de juveniles. Y la llegada de Bernardo Romeo también es un gran aporte. La gestión del presidente de AFA, Claudio Tapia, fue un gran espaldarazo para el trabajo con los juveniles en la selección.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario