Central

Es un mal negocio ir a defenderse

Sábado 01 de Septiembre de 2018

El facilismo del barrio aseguraría que si River le caminó por encima a Racing el miércoles por la Libertadores, Central también está en condiciones de dejarlo en ridículo al equipo de Coudet. Pero en el fútbol, los resultados no se dan por carácter transitivo. Casi siempre son la consecuencia de un planteamiento colectivo, obviamente ideado por el entrenador y ejecutado por los jugadores. En ese sentido es imposible comparar a este Central de Bauza con el River de Gallardo. Se ubican en los opuestos en todo. Participan del mismo torneo, pero habitan distintos continentes futbolísticos. No obstante, no vendría mal que Central se copie a libro abierto del espíritu camaleónico que mostró River para desactivar cada movimiento de Racing para reducirlo hasta la mínima expresión. Si algo no puede mostrar Central ante un rival de la estatura futbolística de Racing es lo mismo que se le detectó en estas tres fechas. El libreto de Bauza necesita ser alterado. Esto no quiere decir que Central deba distanciarse del ritmo sosegado con el que supo ganarles a Banfield, Talleres y San Martín de Tucumán. Lo que sí debe plantearse seriamente es que para llenarlo de problemas a Racing no puede emboscarse contra el arco de Ledesma. Si hace eso se suicida. Lo más probable es que Racing se lo haga pagar de la peor manera.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario