Central

El orden que altera el producto

Además del triunfo, Central logró mantener el arco en cero, lo que fue uno de los datos destacados. Algunos de los rasgos distintivos del formato de equipo de Bauza en el debut

Miércoles 15 de Agosto de 2018

"Orden", la palabra que más trascendencia tomó desde la llegada de Edgardo Bauza. No es producto de un capricho hacer referencia a la misma. Fue el propio entrenador quien desde el primer día se encargó de ponerla como estandarte entre los objetivos que iba a perseguir en su vuelta a Arroyito, bajo el lema de mejorar la 21ª posición y los "41 goles en contra" de la pasada temporada. ¿Es prematuro lanzar sentencias teniendo en cuenta que recién va la primera fecha de la Superliga? Por supuesto. Para que un equipo exteriorice de manera convincente sus principales lineamientos futbolísticos es necesario que los partidos corran, que el fútbol y la idea se asienten. Y Central no es la excepción a la regla en este sentido. No obstante, hubo ciertos comportamientos que no parecieron azarosos. Y con el resultado puesto resulta mucho más sencillo enumerar algunos de esos comportamientos que le permitieron al equipo mantener el arco en cero, algo que no había logrado en los últimos 11 encuentros del torneo (ver aparte). Algunas de las razones para entender la nueva cara canalla.
Tránsito lento
Lejos de imponer una búsqueda alocada del arco de enfrente, Central propuso un trámite algo más lento del juego. Esto no significa que las ambiciones sean otras a las de procesos anteriores, sino que lo que hubo fue una búsqueda más aplacada. El vértigo de otros tiempos estuvo lejos de ser "la" bandera. Con la idea de buscar el desborde por los laterales más que ser punzantes por el centro, la pelota circuló de manera más cansina entre los defensores y los volantes. Cuando aparecía la chance eran varios los que corrían hacia adelante pero siempre buscando el momento adecuado y haciéndolo por inercia.
Laterales, de a uno
Es absolutamente normal que los laterales se turnen a la hora de pasar al ataque, a excepción de los equipos que hacen de la búsqueda su principal modo de vida. Bettini y Parot nunca mostraron reparos para sortear la línea media, pero prácticamente nunca lo hicieron ambos al mismo tiempo. Siempre fue uno u otro. Quizá el chileno haya sido el que más veces se animó a ofrecer su colaboración con los volantes y los delanteros, principalmente en el primer tiempo, pero siempre que fue, el ex Banfield tiró el freno de mano. De esa forma el equipo podía garantizar que cualquiera de los marcadores de punta pudiera cerrarse y auxiliar a los centrales en caso de una contra.
Ortigoza o Gil
Para un equipo que juega con doble volante central, la sincronización de los movimientos de los mismos es fundamental, muy similar a lo que ocurre con los marcadores de punta. En ese punto también se intentó exponer un libreto claro. Muy pocas veces el juego encontró a Gil y Ortigoza juntos en zona de tres cuartos. La salida siempre fue propiedad del Gordo. El fue quien más se acercó a los centrales, se tiró incluso hacia los costados en su afán de mostrarse (en ese caso con indicaciones precisas hacia el marcador de punta al que le invadía la zona). Por su característica quedó demasiado lejos de los delanteros, pero cada vez que buscó esa sociedad, el Colo Gil fue a cubrir la zona defensiva.
Cabezas nunca fue a cabecear
Si hay algo a lo que Central pudo sacarle provecho es a la pelota parada. Pero el domingo no fue el caso, quizá por varias malas ejecuciones de Gil, pero lo llamativo es que Cabezas nunca fue a marcar presencia en el área de enfrente. El colombiano siempre se quedó a defender. Es más, hasta resultó extraño que en las primeras jugadas haya ido Bettini y no él. Después, el auxilio de uno o dos compañeros tuvo que ver con la cantidad de futbolistas que dejaba Banfield para la contra. Es raro que un zaguero central no vaya a buscar el cabezazo y Cabezas no fue. ¿Un razonamiento lógico? Nada mejor que dejar en el fondo un jugador cuya principal función es defender.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario